El contenedor marrón para residuos orgánicos ya está en Madrid, ¿deberíamos hacerlo el resto de ciudades?

Desde el pasado mes de octubre Madrid cuenta con un contenedor marrón para reciclar los residuos orgánicos, también conocidos como compost. Pero, ¿por qué reciclamos la basura orgánica?

Hasta ahora los restos orgánicos acababan en un contenedor mezclados con otros objetos e incluso algún que otro electrodoméstico. De esa forma era imposible su reutilización o reciclaje. Sin embargo, los restos de carne, pescado, fruta, verdura, ramos de flores, tapones de corcho, servilletas sucias, etc. pueden volver a ser reutilizados en forma de abono para las plantas.

Los residuos orgánicos como las pieles de frutas, restos de verduras, corchos, etc. se pueden reutilizar y reciclar

El consistorio madrileño se está realizando una campaña de sensibilización para el reciclaje de residuos orgánicos, al igual que se hizo con los contenedores azules (papel), amarillos (plásticos y envases) y verdes (vidrio). Ahora podremos separar lo orgánico (marrón) de lo no desechable (naranja) como lo son los cigarrillos, pañales, toallitas, arena de gato, excrementos de animales, chicles…

El contenedor donde se depositan estos residuos se llama composteras. Producir compost es muy simple, práctico y fácil. Tan solo debemos depositar los compuestos orgánicos en los contenedores marrones y estos se encargarán de transformar los residuos orgánicos, como restos de comida, en abono para las plantas.

El contenedor marrón es una compostera que transforma los residuos orgánicos en abono para las plantas

Los datos del INE advierten que cada español produce casi media tonelada anual de basura.

La iniciativa madrileña se está replicando en otras ciudades, por ejemplo en Alicante, y esperemos que poco a poco se vayan uniendo muchas más. El ayuntamiento de Madrid pretende implantar todos los contenedores marrones antes de que termine la legislatura; este proyecto forma parte de las exigencias comunitarias de cara a 2020. Estas exigencias marcadas por Europa buscan reducir en un 20% por ciento los residuos y alcanzar una tasa de reciclaje del 50%.

Además de reducir la basura no reciclable, este sistema pretende prevenir las toneladas de metano que se emiten a la atmósfera, uno de los gases que provocan el efecto invernadero.

El material recogido en los cubos marrones permitirá el reciclaje de materias orgánicas para la obtención de biogás y fertilizante natural para las plantas.

El contenedor marrón ya se puede ver en varias zonas de Madrid y pronto se instalará en toda la ciudad

¿Qué te parece la iniciativa de la Administración de Manuela Carmena?

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!