Mientras los políticos españoles siguen empeñados en poner una tasa al sol, resucitar centrales nucleares o renunciar a las baterías Tesla, nuestros vecinos han alcanzado un nuevo hito en el ámbito de las energías renovables. Portugal ha sido capaz de hacer funcionar a pleno rendimiento todo el país durante cuatro días utilizando solo energía proveniente de fuentes renovables, como el viento, el agua o el sol. Y lo más importante: sin ninguna emisión de carbono.

Países con Alemania y Reino Unido también están avanzando para alcanzar la autonomía total, por lo que esto puede marcar un antes y un después en el mundo de las energías renovables. Es un paso de gigante para terminar de empoderar a un país que está en proceso de superar una grave crisis.

Portugal ha funcionado durante cuatro días a pleno rendimiento utilizando la energía del sol, del viento y del agua

Esta primavera, la Red Eléctrica Nacional Zero registró 107 horas de autonomía entre las 6:45 del sábado 7 de mayo y hasta las 17:45 del miércoles siguiente.

Portugal, junto a España, es uno de los países europeos que cuenta con más horas de sol y, además, una amplia franja de costa donde el océano Atlántico ofrece grandes olas y vientos para la producción de energía. La fuente de energía más destacada es la del agua, que engloba un 44,1% del total de las renovables. La segunda fuente es la del viento con un 25,6% y de la biomasa con un 4%.

La producción solar supone tan solo el 1% del total, pero se estima que crecerá en los próximos años; mientras que la energía proveniente del agua, aunque es la más abundante, no va a tener a penas capacidad de crecimiento ya que está al 100% de su productividad. Otra de las que tienen previsto aumentar es la eólica, ya que es de las más baratas de producir.

En lo que llevamos de 2017, el 74,7% de la producción energética nacional portuguesa ha sido adquirida a través de  energías no fósiles

Con todos estos resultados, la república lusa ha demostrado a su ciudadanía y al resto de Europa la viabilidad de las energías renovables. Con ello, además de reducir costes, han dado un paso importante hacia la independencia energética.

Promover estas energías es el primer paso para frenar el cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En 2040, Portugal será un país con energía verde al 100%

Si los avances continúan a esta velocidad, Portugal generará el 60% de su energía a través de fuentes renovables en 2020, el 80% aproximadamente en 2030 y, lo que es más esperanzador, es que los expertos de este sector auguran que en 2040 el país podría asegurar toda su producción eléctrica con “energía verde”.Por ahora, la ciudadanía no se beneficia económicamente de este avance, ya que no hay diferencia en la factura de la luz venga de una fuente contaminante o venga de una fuente renovable.

Y tú, ¿por qué modelo energético apuestas?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: