Una genial iniciativa surgida en Ámsterdam está cambiando el paisaje local, incentivando a aquellos que reciclan el plástico, apoyando al comercio de la zona y, en definitiva, cambiando la perspectiva social respecto del reciclaje. Café, clases de yoga, arreglar la bici, comer chocolate… todo eso y mucho más puede salir o mucho más barato o incluso gratis gracias a este nuevo proyecto. Y todo gracias a unas sencillas monedas verdes de plástico.

Un estudio sugiere que entre 5 y 14 toneladas de plástico terminan en nuestros mares y océanos cada año. Es una cifra alarmante y muy deprimente. Por eso, cada vez surgen más iniciativas para luchar contra el uso que se hace del plástico.

plástico-moneda-verde-amsterdam

Entre 5 y 14 toneladas de plástico terminan en nuestros mares y océanos cada año y no solo contamina la flora y la fauna, sino también los alimentos que nos llegan a nosotros

En prácticamente todo lo que tenemos en casa hay una parte que está compuesta por plástico: el móvil, el ordenador, la tele, el coche, la escoba, la fregona, las ventanas, etc. Pero no hace falta ir tan lejos, tan solo tienes que fijarte en la cantidad de basura que se genera con ir simplemente al supermercado a hacer la compra. Cuando vuelves a casa y te pones a colocar las cosas, se llena la basura de plásticos y cartones: de la pizza, de los packs de ahorro o de todas las bandejas de carnes y pescado.

Hay quienes están tomando conciencia de este problema: por ejemplo, en París ya se ha abierto un supermercado (Biocoop) sin ningún tipo de envases, todo se vende a granel. Es el mismo super que este año ha dejado de vender agua embotellada en plástico.

Estas medidas están muy bien y tienen que expandirse y propagarse como una plaga para que se eliminen por completo los envases de plástico y podamos, poco a poco, comprar todo a granel. Para que esto ocurra es importante que nos concienciemos de que los residuos van a parar a los océanos y perjudican al medio ambiente, pero no solo a la flora y fauna, sino también a nosotros mismos que comemos y bebemos de lo que la naturaleza nos aporta.

Cuidado con lo que tiras a la basura. Corta siempre cada círculo cerrado de plástico que vayas a tirar, porque podría acabar así

El nuevo proyecto que está promoviendo Ámsterdam es una estupenda iniciativa para reciclar y dar un paso más en los esfuerzos conjuntos para crear un mundo más limpio.

Esta ciudad holandesa ha encontrado una buena forma de fomentar el reciclaje: los habitantes rellenan bolsas con plástico que ya no van a utilizar y lo entregan para reciclar, a cambio reciben las monedas verdes de plástico que puedes ver en el vídeo. Estas monedas pueden utilizarse para obtener productos gratuitos o descuentos en los comercios locales.

Estas monedas verdes de plástico se están convirtiendo en la nueva forma de pagar en Ámsterdam. El proyecto ya está dando sus frutos: un cuarto de las personas que viven en la ciudad están mejorando sus hábitos de reciclaje.

¿Para cuándo en España y en el resto de países?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: