¿Le hablas a tu mascota? ¡no estás loco! La ciencia por fin te da la razón 1

¿Le hablas a tu mascota? ¡no estás loco! La ciencia por fin te da la razón

Las personas que tenemos perros (os presento al mío) no sólo les damos indicaciones sino que mantenemos conversaciones con ellos y cuando alguien nos pregunta si tenemos hijos, solemos responder “tengo perro”. Esta forma de actuar hace que la gente de nuestro entorno piensen que estamos locos y, en el mejor de los casos, que somos unos exagerados por tratar a los perros como si fuese un miembro de nuestra familia. Sin embargo “la ciencia nos da la razón”.

De acuerdo con un estudio realizado por el Massachusetts General Hospital y publicado por PLOSONE, cuando las mujeres miran a sus perros se activan casi las mismas áreas del cerebro que cuando observan a sus propios hijos.

Para realizar el estudio, los investigadores del Hospital General de Massachusetts analizaron la actividad cerebral por resonancia magnética funcional para estudiar las reacciones que tenían 14 mujeres mientras veían las fotos de sus hijos pequeños, las fotos de sus perros, y fotos de niños y perros desconocidos. 

perro-como-hijo-1024x495

El resultado fue muy interesante: muchas de las áreas cerebrales que se activan cuando una mujer ve a su hijo también se activan cuando ve a su perro. Sin embargo, hay un par de áreas en el cerebro, la sustancia negra y el área tegmental ventral, que únicamente se iluminaron al ver a sus hijos, pero no al ver a sus perros. Curiosamente, estas áreas están repletas de dopamina, oxitocina y arginina vasopresina, hormonas relacionadas con los sentimientos de recompensa y de unión con otros.

Conclusión del estudio:

“Las madres reportaron calificaciones emocionales similares para sus hijos y el perro, lo que provocó mayores respuestas emocionales positivas que en los niños y perros desconocidos.

Mientras que la red cerebral común relacionada con la gratificación, la emoción, y la afiliación se activa cuando las madres vieron imágenes de su hijo y el perro, la activación en el cerebro medio (VTA / SNI), una región clave del cerebro involucrada en la recompensa y la afiliación, que se caracteriza por la respuesta de las madres a las imágenes de sus hijos y no se observó en respuesta a imágenes de su propio perro.

Las madres también tuvieron una mayor activación en la circunvolución fusiforme al ver a su propio perro en comparación con el hecho de ver a su propio hijo.

Estos resultados demuestran que hay aspectos compartidos en el vínculo madre-hijo y madre-perro en la experiencia emocional y los patrones de la función cerebral, pero también hay diferencias cerebro-conducta que pueden reflejar el fundamento evolutivo distinto de estas relaciones”

dog-garden-girl-4273

Patterns of Brain Activation when Mothers View Their Own Child and Dog: An fMRI Study

Fuente: “The Dog Mom´s Brain” de Virginia Hughes, en National Geographic
Patterns of Brain Activation when Mothers View Their Own Child and Dog: An fMRI Study: PlosONE.org

Deja una respuesta