Mapa interactivo de todos los incendios activos, en tiempo real, y que están arrasando el planeta

La Amazonia no es el único punto del planeta que está ardiendo, pero si el principal foco mediático del que todo el mundo se está haciendo eco. África Subsahariana, Tailandia o el Ártico también están siendo víctimas de las llamas.

Puedes acceder de este enlace al mapa. Te ofrece la desoladora visión de los incendios ha sido creado por Global Forest Watch Fires (GFW Fires), una plataforma en línea para monitorizar y responder a incendios forestales utilizando información casi en tiempo real. GFW Fires combina datos satelitales del sistema Active Fires de la NASA e imágenes tomadas por satélites de alta resolución.

Este mapa también es muy muy importante ya que te muestra la contaminación del aire:

Puedes consultarlo en: Windy.com

Amazonas

El pulmón del planeta está en llamas y el mundo se ha paralizado con la noticia, compartiendo millones de fotografías en las redes sociales e iniciando campañas para donar dinero y ayudar a apagar el fuego.

La Amazonia es el territorio responsable del 20% de la producción de oxígeno del mundo y ha conmocionado a medio planeta al estar destruyéndose millones de hectáreas, pero no es el único punto del planeta que está siendo arrasado. África Subsahariana, Siberia, Tailandia y las Canarias también son víctimas de las llamas y no están teniendo la misma repercusión que el territorio brasileño.

Los incendios en Brasil han aumentado un 83% desde las políticas medioambientales que ha implantado, desde enero de 2019, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Así, en el verano más caluroso y seco que se recuerda, ya que julio ha batido el récord del mes más caluroso del planeta, según datos del ‘National Ocenanic and Atmospheric Administration’, son muchas las zonas afectadas por incendios alrededor del mundo.

África Subsahariana

Las imágenes del satélite de la NASA del departamento encargado del seguimiento de incendios a nivel mundial muestran todos los incendios que hay sobre la Amazonia, pero también en otros continentes.

En el sur de África el mapa satelital de la NASA muestra las ‘cicatrices’ que el fuego deja desde su inicio. Así, la región de África Subsahariana tiene alrededor del 70% de su área quemada, según las bases de datos que muestran los satélites mundiales.

Un estudio que la Agencia Espacial Europea (ESA) publicó en febrero aseguraba que el fuego contribuye entre el 25% y 35% del total anual de la emisión de gases invernaderos de la atmósfera.

Los autores del estudio del ESA descubrieron que se quemaron 4,9 millones de kilómetros cuadrados en 2016, un 80% más de lo que se informó con los sensores satelitares.

La NASA asegura que “la explicación más probable es el tipo de práctica agrícola que se emplea en este área del mundo”. A menudo, los incendios programados para renovar los campos de cultivopueden crecer fuera de control a medida que los vientos o tormentas alejan el fuego del área que se eliminaría.

Lo que sí pueden confirmar es que los incendios en el continente africano han estado ardiendo durante, al menos, un mes.

Siberia

Hace cuatro años Rusia cambió su política de incendios. Las autoridades eran quienes decidían si era viable económicamente extinguir un incendio que no amenace a personas o asentamientos de forma directa. Así, si el coste es mayor que el beneficio, pueden decidir y dejar que se queme.

Debido a esta medida, este verano los incendios se han extendido rápidamente por miles de millas cuadradas del bosque siberiano, según informa ‘Los Angeles Times’. Los vientos han esparcido el humo y las cenizas por un tercio del país.

Los incendios en Sibera ocupan el 45% del país y continúan activos. El fuego ha llegado a las ciudades de Novosibirsk y Krasnoyarsk, donde nubes oscuras cubrieron el cielo en el que viven más de medio millón de personas.

“El problema no es solo los incendios de este año”, dijo Anton Beneslavskiy, experto en incendios forestales de ‘Greenpeace International’ en Moscú a ‘Los Angeles Times’. “El problema es que estos incendios ocurren cada año y con más intensidad. Anteriormente era un incendio catastrófico al año. Ahora son muchos de ellos y en diferentes partes del mundo “.

Según las autoridades rusas, se han quemado más de 11.500 millas cuadradas del bosque de Siberia, incluías las áreas del norte del círculo Polar Ártico. Además, estiman que los costes serán de aproximadamente 106 millones de dólares, según el diario ruso ‘The Moscow Times’.

Por esta razón, Putin decidió enviar finalmente aviones militares y helicópteros para apagar las llamas.

Aún así, hay más de 200 fuegos activos que afectan a más de un millón de hectáreas ubicadas en las regiones de Sakha y Krasnoyarsk, además, se extienden por tres millones de hectáreas afectadas.

Sin embargo, Greenpeace dice que son 4,3 millones de hectáreas las que están en llamas en Siberia y que están contribuyendo de forma significativa al cambio climático. “Desde que el año empezó, un total de 13,1 millones de hectáreas han ardido”. “Los incendios en los bosques siberianos son especialmente peligrosos para el clima ya que son la fuente de carbono negro que se deposita en el hielo del Ártico y acelera su fusión”, concluye Greenpeace.

Datos del ‘Servicio de Monitorización de la Atmósfera Copernucus’ (CAMPS) indican que el humo de los incendios forestales en Siberia se ha extendido por millones de kilómetros cuadrados, un área más grande que la Unión Europea, y varias regiones siberianas han declarado el estado de emergencia.

Así, cinco millones de hectáreas de bosque en Siberia se están quemando actualmente. Según ‘The Moscow Times’, unos 1.000 residentes de Krasnoyarsk pidieron a su gobernador que renunciara por declarar que no era “económicamente rentable combatir las llamas”.

El Ártico

Otra región afectada por los incendios de verano es el Ártico. En Alaska los incendios forestales han liberado más del doble de la cantidad de dióxido de carbono que el estado emite anualmente por la quema de combustibles fósiles, según datos del ‘Servicio de Monitorización de la Atmósfera Copernucus’ (CAMPS).

CAMPS había pasado seis semanas rastreando más de 100 incendios que emitieron 50 megatoneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Los incendios forestales de julio en el Ártico se han convertido en los más longevos que se han registrado nunca ya que emitieron 79 megatoneladas de dióxido de carbono, lo que podría agravar el calentamiento global en las próximas décadas. Los incendios forestales han estado ardiendo durante 11 semanas y ya habían liberado 38 megatoneladas de dióxido de carbono en los primeros 18 días de agosto.

Aunque el Ártico no es la única parte del mundo afectada. En lo que va del año, la Unión Europea ha registrado 1.600 incendios de más de 30 hectáreas, que es cuatro veces el promedio anual en la década anterior.

Tailandia

Las autoridades tailandesas han informado que la sequía y que un presunto incendio provocado ha destruido bosques y tierras de cultivo en el área combinada de 2.300 campos de rugby, según el medio local ‘Khao Sod’.

Los incendios han destruido 2.318 hectáreas de bosques y tierras de cultivo en Pa Phru Kuan Kreng y alrededores. Además, han afectado a 23.723 personas que viven en Cha-uat, Chian Yai, Chaloem Phra Kiat, Hua Sai y Ron Phibun. Algunos han tenido que evacuar mientras que otros han sido tratados por inhalación de humo.

La sequía, los fuertes vientos y los bajos niveles de aguas subterráneas resultantes contribuyeron a los incendios forestales en el distrito de Chian Yai.

Según ‘Khao Sod’, las autoridades han encontrado materiales que se usaron para iniciar el fuego como varitas de incienso, cerillas o telas empapadas en combustibles. Por su parte, los guardabosques dijeron que sospechan que los pirómanos atacan por la noche, confiando en los vientos cálidos del amanecer para propagar las llamas

Península ibérica

El incendio forestal de Gran Canaria que empezó el pasado sábado ha afectado a media isla. Aunque ya ha sido estabilizado, ha afectado a un 8% de la superficie y se han quemado unas 9.200 hectáreas, lo que obligó a evacuar a unas 10.000 personas de sus domicilios.

Portugal también ha sido víctima de las llamas, un incendio en julio quemó más de 8.000 hectáreas en una zona del país, aunque no es el peor al que se ha enfrentado el país. En 2017, hubo uno en Pedrógão Grande en el que murieron más de 60 personas y ardieron cerca de 45.000 hectáreas.

Aunque algunos incendios hayan sido provocados por el hombre, lo cierto es que muchos son causas del cambio climático que ya está afectando a todo el planeta. En Groenlandia ya se están perdiendo millones de toneladas de hielo.


¿Qué puedo hacer para luchar contra los incendios?

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia en tus redes sociales!
Muhimu es un espacio virtual que busca acceder a nuestro lado más humano. Pero TE NECESITAMOS. Comparte nuestras noticias en tu muro :)