La verdad sobre la "isla de plástico" que flota en el Pacífico y tiene el tamaño de media Europa

Los humanos producimos al año cerca de 300 millones de toneladas de plástico y desde 1950 hemos producido un estimado de 6 mil millones de toneladas métricas de materia plástica.

Por desgracia buena parte de esta cantidad de plásticos terminan en el mar, lo que es fatal para el ecosistema marino. Ahora un proyecto, the Ocean Cleanup, quiere hacerle frente.

La isla de desechos plásticos que se arremolina en el Océano Pacífico crece deprisa y abarca más que Francia, Alemania y España. Un tamaño más alarmante que los pronósticos más pesimistas.

Se calcula que un total de 1.8 billones de piezas de plástico que pesan 80.000 toneladas métricas se encuentran actualmente a flote en un área conocida como el Gran Parche de Basura del Pacífico, y está empeorando a velocidad exponencial.

A esta conclusión han llegado gracias a un trabajo de mapeo que ha durado casi tres años debido a la gran extensión de esta isla flotante. El mapeo de la isla de plástico ha sido realizado por un equipo internacional de científicos afiliados a The Ocean Cleanup Foundation. Se ha realizado gracias a los profesionales y esfuerzos de seis universidades implicadas en su estudio y una compañía de sensores aéreos que medían la extensión.

Sus hallazgos fueron publicados en la revista Scientific Reports y ha causado una gran alarma en la comunidad internacional.

Great Pacific Garbage Patch

El terrible Great Pacific Garbage Patch (GPGP) se encuentra ubicado entre Hawai y California y actualmente se considera la mayor zona de concentración de plásticos oceánicos.

Las dimensiones de esta isla de plásticos es tan inmensa que han tenido que realizar el muestreo atravesándola con 30 buques simultáneamente más un seguimiento aéreo con dos estudios realizados desde aeronaves.

La flota de buques recolectó un total de 1,2 millones de muestras plásticas y los sensores aéreos escanearon más de 300 kilómetros de superficie oceánica.

Aunque en la actualidad existen algunas iniciativas volcadas en la eliminación de los plásticos flotantes del mar y al parecer el estado de los océanos es peor de lo que se pensaba.

Es imperativo que tomemos conciencia de nuestras acciones diarias empezando por reducir la cantidad de envases y embalajes que utilizamos, reutilizando más estos residuos (para que vuelvan a tener utilidad) y, una vez descartados, procedamos a reciclarlos adecuadamente para evitar que éstos lleguen al mar. Pero reciclar no es la solución.

La mejor apuesta no es el reciclaje sino acabar con la producción de productos plásticos y que estos sean sustituidos por productos biodegradables y respetuosos con el planeta.

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia en tus redes sociales!
Muhimu es un espacio virtual que busca acceder a nuestro lado más humano. Pero TE NECESITAMOS. Comparte nuestras noticias en tu muro :)