Con solo 16 años esta chica puede ayudar a solucionar la sequía mundial usando naranjas

Desde muhimu siempre hemos querido hacernos eco de aquellos jóvenes innovadores sociales que, desde cualquier rincón del mundo, ponen su creatividad y su conocimiento al servicio de todos. Jóvenes que no sólo quieren aprender lo que otros han hecho sino, además, aportar con sus descubrimientos.

Ese es el caso de la joven Kiara Nirghin, una adolescente de apenas 16 años que ha recibido el primer premio otorgado por el Google Science Fair Community Impact Award africano.

Kiara Nirghin, nacida en Sudáfrica, sabe lo que es sufrir en primera persona la terrible sequía que azota a todo el continente. Su país no es una excepción. Padecen la peor sequía desde hace 45 años, lo que pone en riesgo el cultivo y suministro de alimentos de todo el país.

Para ganar este premio, la joven ha utilizado su gran talento para la química y la ciencia aplicada a la gastronomía para crear una innovadora solución. Y lo que es más importante: ha desarrollado una fórmula que combate la falta de agua sin una gran inversión en infraestructuras ni personal técnico.

kiara-nirghin-muhimu

Imagen de Kiara Nirghin recibiendo el Google awards of Science Fair 2016

Si hace unos meses os hablábamos de la joven turca Elif Bilgin capaz de crear bioplásticos a partir de cáscaras de plátano, en esta ocasión, el ingrediente estrella de su fórmula otro elemento que solemos tirar a la basura: la cáscara de naranja y aguacates.

A través de su estudio, Kiara Nirghin ha podido demostrar que mezclando pieles de naranjas secadas al sol con pieles de aguacate, se forma un producto super-absorbente capaz de retener 300 veces su peso en agua. Una fórmula mágica que puede ayudar a paliar el azote de la sequía que padecen las plantaciones de frutas y vegetales.

 

kiara-nirghin-muhimu

¿Por qué nos ha parecido tan importante este descubrimiento? en mi opinión, y al parecer también para Google, el secreto está en haber encontrado la solución a partir de un desecho natural por lo que su precio de mercado es mínimo.

La fórmula es perfecta: son 100% biodegradables y a su vez abonan la tierra con nutrientes.

Actualmente existen soluciones industriales similares pero su producción y su compra son complicadas y caras (alrededor de 2.500€ por tonelada) y además emplean ácidos que llenan tóxicos la tierra y son peligrosos para el consumo humano.

Desde muhimu queremos felicitar a todos aquellos que crean ideas para el cambio social y la sostenibilidad del planeta. Pero también, ¡recordaros que necesitan nuestro apoyo!

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!