Seguimos talando árboles y preguntándonos por qué cada vez hay más inundaciones

Junto al crecimiento de las zonas desérticas, se suceden inundaciones en distintos países del mundo. Paraguay, Argentina, Uruguay y Brasil son sólo algunos ejemplos de las regiones afectadas por unas inundaciones que son consideradas las peores en 50 años en la región.

El barrio Cateura, en Asunción, Paraguay, cubierto por las aguas. : Foto- AP

El barrio Cateura, en Asunción, Paraguay, cubierto por las aguas. / Foto: AP 

En la capital, Asunción, el desborde del río Paraguay –el más importante del país– ha anegado numerosas calles. : EPA

En la capital, Asunción, el desborde del río Paraguay –el más importante del país– ha anegado numerosas calles. / EPA 

Hasta el momento Paraguay es el país más afectado por las lluvias. El gobierno del presidente Horacio Cartés ya declaró un estado de emergencia : Foto- EPA

Hasta el momento Paraguay es el país más afectado por las lluvias. El gobierno del presidente Horacio Cartés ya declaró un estado de emergencia / Foto: EPA 

Son pocos los que creen que es fruto de la naturaleza lo que ocurre en la zona que antes tenía bosques y ahora tiene soja. La mayoría cree que más bien es consecuencia de las actividades humanas para conformar las exigencias del modelo de producción capitalista.La situación se desbordó después de varios días de lluvias tupidas en el marco de la ocurrencia del fenómeno conocido como El Niño. Los desbordes de tres grandes ríos en la región precedieron a la evacuación de unas 150 mil personas.

10986915_10152815457147825_9074568871983792727_n

 

Los efectos más inmediatos de la deforestación se dan a nivel local. Con la pérdida de bosque, la comunidad local modifica el sistema que les brinda servicios valiosos, aunque frecuentemente menospreciados, como asegurar el flujo regular de agua, además de limpiar y proteger a la comunidad de las inundaciones y la sequía.

En Argentina ya se desmontaron 9 millones de hectáreas y que los bosques nativos, derribados por la cosecha sojera, tienen el rol de contener los desbordes hídricos. Lejos de enfrentar al cambio climatico hacemos algo peorLa empresa Syngenta bautizó como la República Unida de la Soja” a Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay; y el mapa de la deforestación coincide con el mapa de las inundaciones”. Además, Viale afirmó que quien preparó el terreno para el agronegocio fue el kirchnerismo y que ahora el macrismo le da una vuelta de tuerca poniendo CEOs en cargos públicos y profundizando el modelo: “Eran lobistas que atacaban a los asambleistas, como por ejemplo el actual Secretarío de Minería, Mario Capello. Tampoco es casual que Lino Barañao, defensor del modelo de agronegocio y de Monsanto, termine siendo el único que tiene continuidad en este gobierno” Enrique Viale, de la Asociación de Abogados Ambientalistas.

11081188_10152815456992825_4742414945837326256_n

El bosque actúa como un tipo de esponja, que absorve la precipitación durante las tormentas tropicales, retiene los suelos y libera agua a intervalos regulares de tiempo. Este tipo de regulación de los bosques lluviosos ayuda a moderar los efectos destructivos de las inundaciones y la sequía, que ocurren con la tala de los bosques.

10928204_10152815457302825_1481461655764610850_n

Un problema derivado de todo ello son las pérdidas de fuentes de agua dulce están consideradas como una de las amenazas inmediatas de la seguridad nacional en muchos países. El agua dulce—requerida para consumo humano, agricultura y operaciones industriales—o su carencia puede tener un tremendo impacto en el clima social, económico y político de un país. Conscientes de la importancia del agua, los políticos del futuro tratarán de asegurar suministros de agua dulce o financiarán guerras para acceder a otras fuentes de agua.

Los países en vías de desarrollo, en donde las condiciones políticas y sociales normalmente son tensas, probablemente experimentarán las mayores presiones debido a la reducción de las fuentes de agua. Muchos expertos incluso opinan que las guerras serán por agua, no por el petróleo. Egipto le ha advertido a sus vecinos —Sudán y Etiopía—que está dispuesto a pelear en una guerra para obtener las aguas del Nilo.

¿Qué opinas tú?

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!