En pocas generaciones, el calentamiento global nos acercará al fin del mundo

Uno de los síntomas más notables del cambio climático es el aumento de las temperaturas. Las causas del cambio climático global son muy variadas, desde la falta de lluvias a la desaparición de las playas y la pérdida de los cultivos por las altas temperaturas y la falta de agua, entre otras.

Aunque haya todavía muchos escépticos del tema: el planeta se está calentando y no hay vuelta atrás. Uno de los principales culpables de este cambio es la mano del ser humano. Un indicativo de ello es el aumento de 1˚C en la temperatura media desde la década de 1870, año en el que comenzó a desarrollarse la industrialización y, por consecuencia, la emisión de CO2 y otros gases de efecto invernadero a la atmósfera.

En pocas generaciones, el calentamiento global nos acercará al fin del mundo 1

El ser humano está matando al planeta lentamente. ¿Es el calentamiento global irreversible?

Pensar en la subida de un grado puede parecer una tontería, pero no es así. Según los expertos en clima, este aumento de temperatura causaría el aumento del número e intensidad de supertormentas, grandes incendios (como ya pudimos ver el año pasado) o la elevación del nivel del mar.

Los científicos lo tienen claro: estamos ante un nuevo año, lo que significa que ya ha empezado la cuenta atrás para prevenir el fin de la Tierra tal y como la conocemos hoy.

Las soluciones que se han puesto en marcha para aplacar el cambio climático durante el 2017 son pésimas. Después de conseguir durante años la estabilización de las emisiones de carbono, el 2017 acabó con un nuevo récord de incremento neto del 2%. Increíble pero cierto. Este CO2 emitido persistirá durante miles de años en nuestra atmósfera y, sin duda, demuestra el gran fracaso de la política internacional.

En el famoso Acuerdo de París de hace dos años, casi todos los países del mundo firmaron un pacto de medidas necesarias para mantener la temperatura media del planeta por debajo de 2˚C. Pero, por desgracia, el informe anual de la ONU publicado el pasado mes de octubre en el que se calcula la diferencia entre el recorte de emisiones previsto y la realidad ha demostrado que los recortes de emisiones son solo de un tercio de lo necesario.

En pocas generaciones, el calentamiento global nos acercará al fin del mundo 2

El 2017 acabó con un nuevo récord de incremento neto del 2% de las emisiones de carbono

Si nada cambia y se mantienen estos datos, los expertos predicen un incremento de 3ºC para el año 2100. Si hasta ahora dos grados ya era un auténtico desastre, tres grados podrían ser lo más parecido al apocalipsis.

El cambio debe empezar ya, mantener las tendencias actuales no es una opción.

¿Cómo combatiremos el calentamiento global?

El presidente norteamericano, Donald Trump, decidió el pasado año dar un paso atrás y decirle adiós al Acuerdo de París. Estados Unidos es el segundo emisor global, después de China, por lo que esta noticia ha desanimado al resto de los países. La realidad es que, a pesar de todo, aún hay margen para la esperanza.

Después del pesimismo mostrado por estos dos grandes gigantes, parece increíble que Estados Unidos mantuviera su delegación oficial en la conferencia de las partes (COP) celebrada el pasado mes de noviembre en Bonn. A la que, además, envió una delegación líder en activismo ambientalista que llevó su propia carpa y organizó conferencias de notables especialistas norteamericanos.

En pocas generaciones, el calentamiento global nos acercará al fin del mundo 3

La lucha contra el cambio climático se ha convertido en un recurso populista, político, social y psicológico de primer orden.

Otra cosa en positivo son los dilatados plazos para la retirada de los  pactos a los estadounidenses. Aunque Trump haya firmado su salida, el país continúa legalmente comprometido gracias a los acuerdos firmados por su predecesor, Barack Obama. En principio, seguirá siendo así hasta las próximas elecciones  —para las que esperamos que Trump pierda y que su sucesor revierta su decisión justo a tiempo—.

Por desgracia, la lucha contra el cambio climático se ha convertido en un recurso populista, político, social y psicológico de primer orden. Tras la retirada de Estados Unidos, ¿quién liderará el cambio? Lo ideal sería China, principalmente porque es el primer emisor global. Además, las decisiones políticas respecto al medioambiente que se están tomando en el país asiático son muy alentadoras. En el último Congreso del Partido Comunista, Xi Jinping habló largo y tendido de la creación de leyes ambientalistas, proponiendo a su país como el próximo líder en la lucha contra el calentamiento global.

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia en tus redes sociales!
Muhimu es un espacio virtual que busca acceder a nuestro lado más humano. Pero TE NECESITAMOS. Comparte nuestras noticias en tu muro :)