En el metro puedes ver de todo: desde el violinista Joshua Bell haciéndose pasar por un músico callejero a distintos artistas que hacen de un simple viaje un momento mágico. Pero sin duda, el metro es una concentración interesante del lo mejor y lo peor del ser humano.

Muchas de esas actitudes son provocadas por la legislación, tan alejada del día a día y de las necesidades de sus usuarios que muchas veces crean reglas tan absurdas como esta.

En esta ocasión se trata de una prohibición que han establecido en el metro de Nueva York. En él, sólo pueden viajar perros que quepan en una bolsa. Sus ciudadanos han aceptado cumplirla con humor y unas buenas espaldas el reto.

Quizás deberían aprender de España, donde la normativa es más permisiva en algunas ciudades. En Madrid, por ejemplo se puede acceder un perro por persona, con bozal, microchip y una correa que no supere los 50 centímetros. Deben viajar siempre en el vagón de cola y podrán usar ascensor y escaleras excepto las mecánicas por razones de seguridad. En Barcelona también se permite el acceso con bozal de perros medianos y grandes, aunque a excepción de las horas punta y con ciertas limitaciones, necesarias para preservar la convivencia entre los usuarios y el bienestar de los mismos animales.
Sin duda, viendo las fotos se puede comprobar la gran prueba de amor y de fuerza de algunos dueños de perros de gran tamaño que no dudaron en viajar con ellos en el metro. ¿Qué más necesitan para implantar una medida como la española?

Fuente de la noticia: INGLES

Os presentamos a los perros bolsa del metro de NY y a sus valientes compañeros humanos:

muhimu11muhimu10muhimu9muhimu8muhimu7muhimu6muhimu5muhimu4muhimu3muhimu2muhimu1

Sin duda, estos valientes serán el primer gran paso para visibilizar que las mascotas merecen también usar el transporte público para poder desplazarse por la ciudad ¿Qué os parece este reto?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: