Make Love Not Scars, el vídeo sobre belleza que nos inspira a luchar por ellas 1

Make Love Not Scars, el vídeo sobre belleza que nos inspira a luchar por ellas

La historia de Reshma no es diferente a las que podemos conocer encontrar a nuestro alrededor: una joven de 18 años que sueña con ir a la universidad y encontrar un buen trabajo.

Sin embargo, su contexto si es muy distinto. Sus sueños se vieron truncados en 2014 cuando su cuñado, otros familiares y amigos, que estaban en contra de su decisión, le arrojaron un concentrado de ácido sulfúrico en su rostro.

Reshma sufrió el ataque junto a su hermana cuando ambas se encontraban en la ciudad india de Allahabad, donde la joven había viajado para realizar un examen.

Como consecuencia del ataque, perdió el ojo izquierdo. El derecho lo tiene parcialmente cerrado y sufre constantes infecciones, además del visible desfiguramiento de su rostro. Necesitó cirugía para reparar los músculos alrededor de la boca y padeció durante meses graves y dolorosas quemaduras. En la actualidad aún continúa con el tratamiento.

Sin embargo, tras este ataque no sólo a su rostro, sino también a sus sueños y su corazón, la joven ha reunido fuerzas para dar aliento y apoyo a otras víctimas que sufren como ella y para concienciar al mundo de la violencia que padecen miles de mujeres en la India. Para ello ha protagonizado dos vídeos en los que da consejos de belleza, aunque no se trata de tutoriales naif a los que estamos acostumbrados. El contraste es terriblemente doloroso y concienciador:

En el primero, Reshma enseña cómo aplicar el delineador  de ojos en un solo paso. “Agacha la cabeza y mira hacia abajo” es su sencillo consejo para trazar una raya del ojo rápida y correcta. Pero la verdadera lección se encuentra al final:

“Comprar un lápiz de ojos en cualquier parte del mundo cuesta 100 rupias indias (1,30 euros), sin embargo el ácido se puede obtener por solo 30 (40 céntimos de euro). Esta es la razón por la que todos los días en el mundo una chica se convierte en víctima de este ataque”

endACIDsale

Esta iniciativa está apoyada por el movimiento Make Love Not Scars (Haz el amor no cicatrices), una plataforma que acoge a mujeres que han sufrido ataques de ácido y en la que pueden contar y compartir sus experiencias.

La organización trata, además, de hacerse cargo de la rehabilitación médica y personal de víctimas de esta lacra a la que se suman violaciones y otras consecuencias de la violencia machista.

Sin duda, tienen todo nuestro respeto.
Pero necesitan también nuestro apoyo.

Deja una respuesta