Diego Armando Maradona: frases de leyenda del astro argentino 1

Diego Armando Maradona: frases de leyenda del astro argentino

«Yo hice lo que pude. Creo que tan mal no me fue. Sé que no soy nadie para cambiar el mundo, pero no voy a dejar que entre nadie en el mío a digitarlo, a manejarme. Nadie me hará creer, nunca, que mis errores con la droga o con los negocios, cambiaron mis sentimientos. Soy el mismo de siempre. Soy yo, Maradona. Yo soy El Diego».

Epílogo de ‘Yo soy EL DIEGO», autobiografía de Diego Armando Maradona.

El mundo del Fútbol está de luto… Descansa eternamente, Diego Armando Maradona.

¡Adiós al 10! ⚽ El 25 de Noviembre fallecía la leyenda del futbol, Diego Armando #Maradona. «El Pelusa» llevó a Argentina a ser campeón del mundo, y fue elegido por la FIFA como el «mejor futbolista popular del siglo XX». ¡Hasta siempre a la mano de dios!

Diego Armando Maradona: frases de leyenda del astro argentino 2

El astro del fútbol Diego Maradona falleció este miércoles en su residencia a sus 60 años de edadsegún informó su agente y amigo Matías Morla. La prensa local aseguró hace minutos que el entrenador sufrió un paro cardíaco en su vivienda de la provincia de Buenos Aires.

Diego Armando Maradona: frases de leyenda del astro argentino 3

Argentina vivió en Noviembre del 2020 una profunda conmoción ante la muerte de un ídolo nacional.

¿Por qué falleció Maradona?

Diego Armando Maradona nació en Lanús en 1960 y forma parte de las leyendas del fútbol mundial. Su estado delicado de salud se agravó en las últimas horas y nos dejó. Argentina y todo el planeta fútbol llora a uno de los más grandes.

Diego Armando Maradona murió al sufrir un paro cardiorrespiratorio en su casa del barrio San Andrés, en la localidad de Tigre.Varias ambulancias se desplazaron hasta el domicilio para atenderle, pero no pudieron hacer nada para salvar su vida.

El ex jugador argentino de 60 años estuvo a principios de noviembre del 2020 internado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un «bajón anímico», pero al hacerle chequeos se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado.  Después tuvo algunos episodios de confusión» que los médicos asociaron a «un cuadro de abstinencia».

¿Por qué la transcendencia sociológica de Maradona?

Según expertos sociológicos como Fernando Broncano, son misteriosos los caminos por los que una persona se convierte en mito en quien se depositan los sentimientos de pertenencia de poblaciones enteras. Maradona gambeteando a los ingleses en México en 1986 sirvió, en cierto modo, de paliativo a una historia de violencia. ¿Por qué el fútbol (el rugby en Suráfrica) puede sustituir a años de política? No parecen servir aquí de mucho las teorías de la sociedad del espectáculo. Es algo más profundo, si no, no leeríamos a Píndaro con la emoción que lo aún lo leemos evocando a quienes vencieron en las olimpiadas. Los actos en el deporte parecen ser sustitutos de las gestas en la historia. Es cierto que a mediados del XIX el héroe romántico como figura de la historia pasa a ser sustituido por el sportman. El juego es una actividad puramente «lúdica» que se convierte en figura agencial, en forma política. Fue el tiempo del renacimiento de las olimpiadas y sus mitos del fair play. El juego se convirtió también en modelo de la nueva forma de capitalismo financiero (jugar en la bolsa) y en expresión vicaria de un pueblo en armas (el negro Owens ganando la carrera a los arios de Hitler en 1933). Pese a todas estas teorías, Maradona parece salirse de los esquemas fáciles. Por supuesto su juego, pero, al contrario de la visión que intenta diferenciar entre el Diego jugador y el Maradona persona (como muchas veces queremos hacer entre el artista y su obra), no parece que puedan separarse ambos personajes. Su mito está hecho de las vulnerabilidades y pecados que le caracterizaban, de su carácter exuberante y de sus orígenes populares tanto como de su zurda, de su dominio de la pelota e imprevisibilidad en el campo. Era el héroe pequeñito que saltaba (cuando podía) por encima de las piernas de los enormes y abusadores defensas que iban a por sus tobillos. En un tiempo de crepúsculo de los dioses vuelven estas formas frágiles del héroe no menos románticas que los príncipes Andréi de Tolstoi pero mucho más cercanas.

«Las banderas sólo son un trapo, Maradona era sólo un futbolista, la religión es un engaño, la familia una trampa, la patria un invento, las tradiciones algo casposo, los referentes políticos y literarios deben estar impolutos pues se juzgarán sus biografías sin contexto histórico ni temporal ni social… rompamos todos los mitos, acabemos con el ultimo de los símbolos y la última de las creencias populares y luego ya, despojados de todo lo que nos hace humanos, digámosle a la humanidad que deje su futuro en nuestras manos»

Emilio Delgado

Lo peor y lo mejor de Maradona es que nos sentimos un poco como él. Pero no como Diego Maradona, la persona, sino como Diego Maradona, el relato, y el debate producto de la guerra de contradicciones permanente que nos plantea. Un pibe racializado que se animo a soñar,el que creció en una villa y desde un potrero de barrio anhelaba triunfar para comprarle una casa a su mamá. Superó obtaculos porque por ser pobre y venir de Fiorito hizo que a esa persona siempre se le exigiera más, mucho más que al resto. Y llegó.Tuvo la oportunidad de decidir quedarse en ese lugar de aceptación y disfrutar de todos los privilegios que consiguió pero no pudo olvidarse de donde venía y los millones de lujos tampoco lo hicieron abandonar su conciencia de clase. Porque Maradona era y es eso: Pueblo.

En Italia era un Terrone. Es el término despectivo utilizado por los italianos del norte, sobre todo Piamonte y Lombardía, para referirse a los habitantes de todo aquello que cae por debajo de Roma. Diego consiguió hacer campeón del scudetto a un equipito del degradado sur frente a las superpotencias del opulento norte, los dos colosos de Milán, y la aborrecida Juve. Cuando los napolitanos viajaban como visitantes a aquellos estadios les recibían con cánticos de “terroni”. Aunque fuese a través de algo tan irrelevante (o no) como el fútbol, Maradona dio dignidad a toda aquella gente frente a los clasistas del norte del país.

“Actualmente es difícil aislar un ídolo de la mercadotecnia que lo rodea. Pero la manera en que ardió el Diego en su entrega, el modo en que el genio pisó la pelota, la memoria plebeya y los rostros políticos que marcó con su presencia indican, que tal vez, el último ídolo del pueblo, presente en esta gran criatura que salió del barro, nos hace sentir que lo irreductible muere como uno de los nuestros y no del espectáculo”.

Jorge Alemán

“Una pequeña reflexión sobre el mito Maradona: quizá sea el último icono de una cultura del exceso que hoy está sustituyéndose por algo más aséptico, teledirigido y hueco. Hubo un tiempo en el que los titanes ayudaban a los humanos a dar sentido a su dolor y les mostraban el cielo”.

German Cano

En un país cuya población resiste diariamente al despojo ya no sólo de sus bienes sino de su identidad, en un país que se resiste a la agonía de despojarse de su identidad para asumir esa otra, supuestamente más verdadera, que los acreedores del primer mundo le proponen, en ese país que resiste, resiste también el amor a Maradona.Villa miseria no es una favela ni tampoco es un morro, no es un simple espacio de pobreza enclavado en la periferia de una ciudad rica. Una villa miseria no tiene -salvo que se proponga construirla- una identidad que permanezca; es un fragmento de humanidad en tránsito que se alberga circunstancialmente con cartones y latas, con lienzos y plásticos. Y esta circunstancialidad se extiende a lo largo del tiempo sosteniéndose más allá de lo previsible: se la erradica y vuelve a formarse, se la expulsa y permanece, la arrasan por la noche los camiones policiales o del ejército y reaparece por la mañana, tenaz, férreamente, contra toda predicción, mostrándose como un espantapájaros urbano al lado de las autopistas.Las villas miserias no forman escolas do samba ni tienen poetas que les cantan. No pertenecen a la pobreza endémica sino a los restos marginados de un país en tránsito: hacia arriba o hacia abajo, por desarrollo disparejo o por pauperización degradante. Se trata siempre de los expulsados de la tierra, en una época los «cabecitas negras», luego los «negros villeros», pero siempre «el morochaje», la turba excluida que logró, a lo sumo, en algún momento de la Argentina, su lugar como base de apoyo de algún proyecto político de mediano tiempo y corto alcance.En rebelión con el destino no sólo económico sino geográfico, una que otra vez surge del barrial de la villa en el cual los chiquilines patean pelotas que perros hambrientos les disputan, alguien como «El Diego»; alguien que tal vez inventamos una tarde de domingo en la cual nos sentimos de golpe terriblemente solos, muy huérfanos, muy niños, y dijimos: «hagamos un Dios a semejanza de lo que quisimos ser y no pudimos» (1).Un Dios, no un Rey, porque fue hecho a imagen y semejanza de nosotros mismos. Alguien que necesita aunar el talento y el amor a los suyos, para surgir de la multitud sin separarse de ella y para, adherido a la identidad de los perdedores, seguir jugando periódicamente con los chicos de Villa Fiorito para darles una alegría; rehusarse a ser políticamente correcto, bien vestido, ahorrativo, healthy, bien comido, imagen publicitaria de un banco o de un seguro de vida, y también para exhibir un brazo desde el cual el Che Guevara redobla con su mirada severa la Argentina que lanza periódicamente al mundo hombres dispuestos a convertirse en símbolo de resistencia a lo políticamente correcto, en fractura con lo establecido, dispuestos a devenir paradigma de lo imposible antes que constituirse en un emblema más del escudo de los ganadores (aunque eso implique asumirse como escandalosamente ridículo, envuelto en un visón blanco o con un arito de brillantes, y transgredir la moral pública teniendo hijos regados por el mundo y novias de infancia devenidas esposas que disimulan detrás de sus pelos oxigenados las oscuras raíces que titilan en el emblema irreductible de las cejas y la cría).Por eso, si «la mano de Dios» fue el retorno de la mal llamada viveza criolla, de ese conjunto de artimañas empleadas para sobrevivir en un país ocupado de inicio por la oligarquía y en cuyos resquicios se acomodaron como pudieron, para sobrevivir, el mestizaje de provincia y los herederos de los barcos, la picardía no sólo no opacó en su coexistencia el accionar del Diego en la cancha, sino que resaltó el talento desaforado, irrepetible, con el cual los ingleses recibieron su derrota no a manos de un conjunto de milicos aventureros que mandaron a la muerte a sus propios soldados, sino de ese negrito villero, maravilloso cabecita, que les metió el gol más extraordinario de la historia del fútbol en ese partido del Mundial de México 86, producido en el zaguán mismo del triunfo final del campeonato.En un país como la Argentina que se desangra desde hace más de treinta años, en un país que se empobrece hasta la infamia por la corrupción de sus clases gobernantes, en un país en el cual hasta los niños de esa clase media que clama con sus cacerolas el despojo del cual fue objeto por parte de los bancos sueñan con ser fubolistas para salvarse y en el cual una clase obrera en exclusión lucha contra su extinción rechazando el asistencialismo y poniendo a trabajar las fábricas abandonadas de las cuales fueron despedidos, en un país cuya población resiste diariamente al despojo ya no sólo de sus bienes sino de su identidad, y en el cual en medio de la pauperización dominante se invaden las plazas para discutir el destino de la nación pero también para generar espacios de arte con vecinos que se niegan a transformarse sólo en una boca hambrienta y un cuerpo sin medicamentos, en un país que se resiste, en definitiva, a la agonía de despojarse de su identidad para asumir esa otra, supuestamente más verdadera, que los acreedores del primer mundo le proponen, esa identidad de pobretones creídos que quisieron ser algo más que aquello a lo cual su destino geográfico los condenaba, en ese país que resiste, resiste también el amor a Maradona.No sólo por su genialidad irrebatible, por sus trampas y caídas, que no convocan a la piedad sino al odio de los argentinos, sino porque hay algo en él, algo de la persistencia del ser, de resistencia identitaria, en esa amalgama de talento y transgresión que es patrimonio de los excluidos que descreen de toda redención posible en el marco de lo instituido.

SILVIA BLEICHMAR (Publicado en Revista Nexos, México, Junio de 2002) Humberto Constantini: «Gardel», en Cuestiones con la vida. Ed. Katún. México, 1982

Visión Crítica desde el feminismo

Hay autoras como Carol Herrera que nos proponen, en vez de lugar de iniciar una guerra en torno a la figura de Maradona, algo más útil que ponernos a su favor o en su contra: atrevernos a desmontar el mito para ayudar a los chicos a trabajar las Masculinidades No Violentas. Maradona es el ejemplo perfecto para explicar:

  • Cómo se construyen los ídolos de la masculinidad, y cómo se fabrican los sueños de millones de niños que desean acumular tanto poder, fama, dinero y mujeres como él.
  • Por qué admiramos más a un deportista que a la gente que está trabajando por un mundo mejor, por qué todo el foco mediático se dirige a los futbolistas y no a la gente que está haciendo cosas importantes para salvar a la Humanidad y al planeta.
  • Por qué en lugar de enseñar a los varones a cuidarse, les ofrecemos como modelo a seguir a hombres que se autodestruyen a si mismos con drogas y alcohol.
  • Por qué los hombres no cuidan su salud sexual ni la de sus parejas, por qué no usan anticonceptivos y por qué no asumen su paternidad, y cómo impacta ese rechazo y abandono en las vidas de los niños y niñas.
  • Analizar la cultura del putero, y los privilegios que permiten a los hombres ricos alquilar niñas y mujeres para divertirse en sus fiestas.- por qué los hombres maltratan a las mujeres que dicen amar, por qué no pueden controlar su ira y su frustración, por qué se creen con derecho a herir a las mujeres cuando están enfadados.
  • Por qué un 25N las mujeres hablábamos de violencia machista y los hombres hablaban de fútbol y lloraban la muerte de su ídolo.
  • Por qué a los amantes del fútbol les importa poco que Maradona tenga vídeos que demuestran su violencia, denuncias por violencia machista y fotos con menores desnudas y prostituidas. Por qué hay tantas mujeres a las que tampoco les importa.
  • Por qué la prensa lo presenta como una víctima que sufrió mucho y se trató muy mal a sí mismo, pero no hablan de cuánto hizo sufrir a las mujeres que utilizaba para divertirse, y a sus compañeras de vida.

Maradona nos puede ayudar a desmontar el mito de la masculinidad violenta, a enseñar a los niños a usar su poder para que no hagan daño a nadie, a construir otros sueños, y a visibilizar otros modelos de masculinidades que no sean tóxicas.

Mensajes que recibió al conocerse la noticia de su fallecimiento

MESSI

Leo Messi no ha tardado en despedirse de Maradona en sus cuentas oficiales con un mensaje sentido, de 10 a 10: «Un día muy triste para todos los argentinos y para el fútbol. Nos deja pero no se va, porque el Diego es eterno. Me quedo con todos los momentos lindos vividos con él y quería aprovechar para enviarle el pésame a toda su familia y amigos. QEPD«

RAFA NADAL

«Hoy el mundo del deporte en general y el fútbol en particular tiene un vacío. Se nos fue Maradona uno de los deportistas mas grandes de la historia. Queda lo que hizo en el fútbol. Mi mas sincero y sentido pésame a su familia, al mundo del fútbol y a toda la Argentina».

MENOTTI

«He estado con él en todos los lugares, en las cosas graves que le pasó. Cuando era un futbolista con 15, 16 años, hasta mi estadía en Barcelona, que él se fue a Nápoles y yo volví para Buenos Aires. Ahí convivimos juntos muchos años».

ROMARIO

«Su paso por el mundo trajo mucha felicidad a su país y nos sedujo a todos. Nunca olvidaré las carcajadas entre nosotros. Nunca fue un adversario. Me llamaba Chapulín y me trataba como un hermano».

CRISTIANO RONALDO

«Hoy me despido de un amigo y el mundo se despide de un genio eterno. Uno de los mejores de todos los tiempos. Un mago incomparable. Se va demasiado pronto, pero deja un legado sin límites y un vacío que nunca se llenará. Descansa en paz, as. Usted nunca será olvidado».

RAFA PAZ

«Tuve la gran suerte y el gran honor de jugar con el de conocerle y convivir de cerca con el. Se lleva el mejor de mis abrazos».

JUAN CARLOS UNZUE

«Maradona cuando acaba de respondernos las preguntas en el Sevilla que le hacíamos nos decía que no quería que cometiéramos los mismos errores»

PAULO FUTRE

«D10S volvió al cielo. Hoy descansa en paz el más grande entre los grandes. Si me preguntan lo que es el fútbol, el fútbol eres tú, Diego. Diego Armando Maradona».

MONCHI

«Es una pérdida enorme. Los que tuvimos la suerte de conocer al Maradona estrella y al Diego más humano, sabemos que fuimos unos privilegiados. Su legado está ahí. Mis condolencias a su familia y un fuerte abrazo a toda Argentina»

SANTI CAÑIZARES

«Ha muerto El Diego… El tipo que con más sentimiento y carisma jugó al fútbol; respetado y querido por compañeros y rivales; gran tipo con corazón enorme… DEP, amigo…»

ALBERTO FERNÁNDEZ (presidente República Argentina)

«No sé si alguna vez tendremos otro Diego. Mi eterna gratitud porque en este tiempo me acompañó. Fue un tipo único, dudo que podamos ver otro jugador como Maradona, no sólo por sus cualidades técnicas sino también por la garra, el coraje que mostró cada vez que vistió la camiseta que le tocó defender. Los argentinos estamos en deuda con él».

PELÉ

«Algún día patearemos juntos una pelota en el cielo, Diego. Es muy triste perder amigos así», dijo O’Rei en palabras emitidas por la agencia Reuters.

ANDONI GOIKOETXEA

«Ha sido el rival más difícil al que me he enfrentado. Ganaba él solo los partidos, como demostró con el Nápoles y Argentina. Era rápido, potente y tenia una técnica superdepurada».

LUIS SUÁREZ MIRAMONTES

«Maradona había nacido con unas características, difíciles de imitar, era otro mundo. Las cosas que hacía Maradona no se podían entrenar, nacías con ello».

ENZO FERRERO

«Como futbolista diría que Diego está entre los cinco mejores de la historia. Los argentinos tenemos la suerte que tres de ellos nacieron en Argentina: Di Stéfano, Messi y él. Los otros dos son Pelé y Cruyff»

DAVID LÓPEZ

«Las calles de Nápoles, el fútbol de sus barrios, las gradas de San Paolo, todos allí laten al ritmo de un Dios, del suyo, Maradona. Tuve el placer de vivirlo en primera persona, de constatar en mi paso por el club que estaba ante algo más que un futbolista, una leyenda. Siempre eterno. DEP.»

IRENE LOZANO

«Mi afecto a sus seres queridos, a todo el fútbol argentino y a sus seguidores, a los que hizo vibrar en el campo con una forma de jugar incomparable. Descanse en paz».

RUGGERI

«Un pibe, loco. Esa es la bronca más grande. No puede ser, no puede ser. Es increíble. Y parece que uno está esperando que le digan que no fue nada. Estábamos hablando todos, con el grupo (del Mundial de 1986). No quisimos adelantarnos por esto de la pandemia, porque teníamos miedo de juntarnos y de que pase algo. No pudimos hablar, ni vernos», dijo Ruggeri en el canal ESPN.

Diego Armando Maradona: frases de leyenda del astro argentino 4

Reflexiones Maradona sobre sus adicciones

«Yo cuando tomaba farlopa no tenía nada, era un zombi»

Reconocía en una entrevista con TyC Sports hace unos meses. La droga ha perseguido a Maradona durante su carrera como futbolista… y a lo largo de su vida. El primer escándalo, en 1991 en el Nápoles. El Pelusa dio positivo por cocaína y recibió una sanción de 15 meses sin jugar, lo mismo que, posteriormente, en el Mundial de Estados Unidos en 1994.


«Tomé droga durante parte de mi carrera pero jamás la usé para estimularme. Esos que dicen que la cocaína te estimula no saben nada. Si tomas cocaína para jugar al fútbol, no puedes jugar. La cocaína no sirve para ser mejor en la cancha… No sirve para la vida. No sirve para nada»,

Recordaba Diego en la revista Gente allá por el año 1996, un reportaje en el que habló con crudeza y sin tapujos de su adicción.

«La cocaína no sirve para ser mejor en la cancha… ni sirve para la vida»

Maradona

«Probé la droga por primera vez en Europa en 1982. Tenía 22 años. Y fue como para… para creerme vivo. Probé droga en el fútbol porque allí como en todos lados hay droga. ¿Sabes qué hacía yo para drogarme y que nadie me viera? No prendía la luz. Iba al baño con las luces apagadas. Como aquella vez que estaba en el baño en mi casa y estaba preparando… De pronto Dalma golpeó la puerta. ¡Casi me muero!», explicaba.

Maradona en 1996.

«Fui drogadicto soy drogadicto y voy a ser drogadicto para todo el mundo siempre. Porque al drogadicto no se le perdona nada»

Maradona en 1996.

Frases y citas de Maradona

Desde los comienzos de un niño con un talento natural, inmerso en la gran pobreza, hasta la despedida en su Boca casi 20 años después. Traicionado, utilizado, generador por igual de simpatías y antipatías hacia su persona, el Maradona futbolista no dio pie a debates ni discrepancias.

‘El Diego’, unánimemente considerado genio indiscutible en la historia del fútbol mundial, ha dejado un sinfín de perlas con su tendencia a darle a la ‘sinhueso’ sin importarle lo más mínimo las consecuencias.

Diego Armando Maradona: frases de leyenda del astro argentino 5
«Todo el mundo mira a la moneda menos Diego Armando Maradona, quien observa al rival. Imposible no salir campeón del mundo. No le importó el azar, porque él siempre escribió su destino. Del potrero argentino a la gloria. DEP.» Albert Ortega.

Mejores frases y su contexto

Aquí están algunas de esas frases, tratando de abarcar en lo posible las dos décadas en las que el ’10’ fue el estandarte y partícipe de algunos de los escasos momentos felices del pueblo argentino.

«A mí, jugar a la pelota me… me daba una paz única. La cosa era correr atrás de ella, tenerla, jugar. Y esa sensación la tuve siempre. Dame una pelota y déjame hacer lo que yo sé, en cualquier parte»

Sobre su infancia en Villa Fiorito

«Con Los Cebollitas les ganábamos a todos los que se nos cruzaban. Estuvimos 136 partidos sin perder. ¡Cómo jugábamos! Y a mí ya me sacaban fotos»

Los Cebollitas.

«Entré en el arranque del segundo tiempo. En el borde de la cancha, Montes me dijo: ‘Vaya, Diego, juegue como usted sabe… y si puede, tire un caño’. Le hice caso: recibí la primera pelota de espaldas a mi marcador, Cabrera, le amagué y le tiré la pelota entre las piernas. Pasó limpita y escuche el ‘Oooole’ de la gente como una bienvenida».

Debut con Argentinos Juniors ante Talleres, el 20 de octubre de 1976, diez días antes de cumplir los 16 años.

«Creo que podría haber jugado en el Mundial 78. Lloré mucho. A Menotti no lo perdoné ni lo voy a perdonar nunca, pero jamás lo odié. Me había propuesto una revancha… Y en Japón lo cumplí»

Campeón del Mundo sub 20 en Tokio 79.

«El Loco Gatti, pobre. Había dicho que yo era un gordito. No sabía que la bronca era mi combustible. Cyterszpiller me pidió que le hiciera dos goles y yo le dije: ‘No, cuatro le voy a hacer’. Cuatro le hice»

9 de noviembre de 1980. Cancha de Vélez. Argentinos Juniors 5 – Boca Juniors 3

«El pase a Boca lo inventé yo… ¡Boca no tenía ni un sope para pagarme! ¡Qué colores, por Dios!

Fichaje por Boca Juniors en 1981.

«Mi primer Mundial arrancó mal, muy mal. Y así terminó también. Gentile fue mi sombra. ¡Pero cómo pegaba esa sombra! Muchos años después el ‘tano’ me reconoció que con un arbitraje serio él no hubiera aguantado en la cancha más de 20 minutos. ¡Me cagó a patadas!»

Mundial de España 82.

«El momento más doloroso de mi carrera. En la camilla, fracturado. Yo ya sabía, ya sabía. Había sentido el ruido después de la entrada de Goikoetxea. Ruido a madera rota. Y el dolor, terrible. Nadie se imaginaba que tres meses después estaba volviendo a una cancha».

Grave lesión por la entrada de Andoni Goikoetxea en un Barcelona-Athletic.

«Núñez fue el culpable de todo lo que pasó en Barcelona, el único culpable. El tipo jamás se bancó que él no podía ser nunca más importante que un futbolista. Y me persiguió, como a otros».

FC Barcelona 82-84

«Cuando llegué a Nápoles estaba en cero… y con deudas. Hice cualquier cosa. Mis años en Italia fueron espectaculares. Al aterrizar me enteré de que en la temporada anterior el Nápoles se había salvado del descenso por un punto. Por eso nadie me creía cuando decía que saldríamos campeones. Lo logré en la temporada 86/87. La fiesta de San Paolo fue inolvidable»

Los años dorados en el Nápoles.

«El momento más sublime de mi carrera, el más sublime. Cuando estaba ahí, con la Copa del Mundo en las manos, sentía que tocaba el cielo. Que todos mis sueños se habían hecho realidad. Y también pensaba en lo felices que estarían todos los argentinos. Pese a todo, lo digo. Aquella fue una selección perseguida. Pero fue una selección mía, mía en todo sentido»

Campeón del Mundo en México 86.

«La mano de Dios. Je, je… Ni los fotógrafos pudieron ver qué pasó. Y Shilton, que saltó con los ojos cerrados, se ofendió y no me invitó a su partido de despedida. Me gustó ese gol, casi tanto como el otro. Sentí que le estaba robando la billetera a los ingleses después de las Malvinas»

Argentina 2 – Inglaterra 1. Cuartos de final Mundial de México 86. Primer gol.

«Qué más puedo decir de ese gol. Simplemente esto: lo soñé, lo soñé en Fiorito, lo soñé en los potreros, cuando no tenía ni zapatillas para jugar. Y lo hice en un Mundial, contra los ingleses. Arranqué allá atrás, en mitad de la cancha. Y después encaré, encaré, encaré… y la metí»

Argentina 2 – Inglaterra 1. Cuartos de final Mundial de México 86. Segundo gol.

«Éramos carne de cañón, éramos carne de cañón porque habíamos sacado a Italia. ¿Se nota bien lo que dije durante el himno, no? ¡Hijos de p…! Lo hice a propósito para que todos se dieran cuenta. No podía aceptar que hubiera gente que se alegrara con mis derrotas. Pero lo que más me jodió era que mezclaran a mi país y a mis compañeros»

Alemania 1 – Argentina 0. Final Mundial de Italia 90.

«Quiero terminar con esta historia de que Maradona inventó la droga en el fútbol argentino»

El escándalo de Nápoles y su enemistad con Passarella.

«Insisto aún hoy: me cortaron las piernas»

Positivo en el Mundial de EE.UU. 94

«Por favor, ¿qué número uno? Hoy por hoy soy el futbolista número diez mil, considérenme así»

Fichaje por el Sevilla.

«Volver a Boca fue como parir después de un embarazo de 14 años»

El adiós.

«Como jugador Pelé fue lo máximo, pero no supo aprovechar eso para enaltecer el fútbol. Sé que pudimos haber hecho muchas cosas juntos, pero somos demasiado distintos. Era una cuestión de piel, chocábamos demasiado. El problema fue que él se asustó con mi aparición y pensó que yo venía a quitarle algo que nunca quise. El número uno, el más grande, que la gente lo diga y que cada uno lo sienta»

Maradona y Pelé, enemigos íntimos.

Las 101 frases claves para entender a Diego Armando Maradona

“Creo que el gobierno debería sacarle más plata a los que más tienen. Como yo. Y usarla para darles a los que están más abajo, a los que no comen”.

Maradona
Diego Armando Maradona: frases de leyenda del astro argentino 6

«Si yo no hubiera hecho las cosas malas que hice en mi vida, Pelé no llegaba ni segundo».

«Cristiano Ronaldo hace un gol y te vende un shampoo».

«Si estás vacío, llenate». Haciendo alusión a Riquelme, quien luego de perder la final de la Libertadores declaró sentirse vacío. Lo dijo en un reportaje radial del programa Perros de la calle el 18/07/2012 por Metro 95.1

«No soy mucho mejor que él [refiriéndose a Pelé]. Lo importante es que hubo una votación de la gente y lo dejé segundo. Eso no me lo va a quitar nadie». Nota: refiriéndose a una encuesta de 2000 en la que los internautas le declararon mejor jugador de la historia por delante de Pelé.

«No hay negro que no destiña…»
Nota: Respondiendo a las criticas de Pelé

«En el Oeste manda Ferro»

«La pelota no se mancha».
Nota: En homenaje en la Bombonera, 2001.

«Los directores de River son como sus jugadores, lo único que saben hacer es rasguñar» (2005).

“En este país somos todos guapos. Le digo a Toresani que vivo en Segurola y Habana 4310, séptimo piso. Y vamos a ver si me dura 30 segundos. Toresani no existe”.
Nota: 7 de octubre de 1995, tras su vuelta a la Bombonera, por un cruce verbal con el mediocampista de Colón w:Julio César Toresani

«Se le escapó la tortuga.»
En alusión a que al embajador de Estados Unidos en Argentina se le había perdido la tortuga de su hijo, y todo el servicio secreto la estaba buscando.

«Me pareció mentira tener un cacho de historia tan cerca. Es un seductor y usa todo para envolverte. Dicen que él arrancó con doce hombres y tres fusiles en la Sierra Maestra y ahora me doy cuenta de por qué ganó: tiene una convicción de hierro. Fidel Castro es una personalidad imposible de olvidar.» En Báez, L.: Absuelto por la Historia, La Habana: Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, 2006, p. 75.

«Pude haber sido peor futbolista que Pelé.»
Entrevista a la emisora italiana RAI, 1997

«Si yo te quiero pegar te estropeo.»
A un periodista mientras le pegaba un cachetazo sutil.

«Pelé debutó con un pibe.».

«He jugado el Barcelona-Real Madrid, pero el Boca-River es distinto. Es como que se me inflama el pecho. Es como dormir con Julia Roberts.»
Previo al clásico Boca Juniors-River Plate del 2006.

«Pueden obligarme a pagarle, pero no me pueden obligar a quererlo» **Sobre su hijo, en su programa de TV La Noche del 10.

«Bilardo es poco hombre».
Luego de la decisión de no incluirlo entre los titulares en el clásico contra River Plate.

«Si lo veo a Duhalde en el desierto, le tiro una anchoa.»
Contra el ex presidente de Argentina

«… no, Gorosito no podes decir semejante burrada, si sabemos todos que en el sur somos todos de Lanús»(2007).

«Yo nací en Lanús, hermano» (2007).

«¿Neymar mejor que Messi? Pelé se tomó la pastilla equivocada».

«Messi a veces juega para Messi. Todavía se olvida de sus compañeros. Muchas veces se convierte en ‘Deportivo Messi’ porque juega para él».

«Por elegir yo no voy a dejar de lado a Carlos Bilardo, que sabe tanto. El que va a formar el equipo voy a ser yo, el que va a definir las cosas dentro del grupo voy a ser yo. Eso quedó muy claro en la reunión».

«La Selección es un Rolls Royce lleno de tierra, hay que limpiarlo» .

«Maestro, ¿pero Ud. que está, muerto? ¡No está muerto!»
Nota: Pidiéndole explicaciones al entonces árbitro Javier Castrilli tras ser expulsado en el partido Boca-Vélez 14/06/1996.

«No tengo miedo de que se me caiga la corona. Si hiciera la vida que llevaba antes, sería peor. Tenemos una mini crisis y nosotros la enfrentamos. Al estar acá, demuestro que soy de la casa».
Nota: Al asumir como director técnico de la Selección Nacional de Fútbol de Argentina, 04/11/2008.

«Jorge Valdano tiene más mentira que el truco».
Nota: Antes del clásico Argentina vs. Brasil 04/09/2009.

«Crecí en un barrio privado de Buenos Aires… Sí, privado de agua, de luz, de teléfono.»
Nota: De visita en Bolivia 05/03/2004

«¿Imposiciones a mí? A mí nadie me impone un jugador. Es lo último que soportaría de alguien. Tengo 48 años y desde los 15 no me dejo imponer nada. Ni que me sugieran un jugador. La lista la traje yo. Y la de mañana (por hoy) la doy yo. Grondona, Bilardo, Mancu y Lemme (sus colaboradores) no saben los que se quedan afuera. Los escucho a todos, pero la última decisión la tomo yo. No hay otro que pueda decidir un jugador que no sea yo. Por eso me hago cargo de las cosas cuando salen mal.»

«Nadie me impone un jugador»

«Porque yo tengo memoria, hermano. Al que no creyó, al que no creía, o a los que no creyeron, con perdón de las damas, que la chupen, que la sigan chupando… Yo soy o blanco o negro, gris no voy a ser en mi vida, ¿eh? Ustedes me trataron como me trataron. Sigan mamando… Ahora, otra pregunta».
Nota: Tras el partido contra Uruguay que le dio la clasificación a Argentina al Mundial de Sudáfrica 2010.

«Vos también, Pasman, vos también la tenés adentro».
El 4 de octubre de 2009 a Toti Pasman en conferencia de prensa de la selección Argentina de fútbol luego de lograr la clasificación para el Mundial FIFA de Fútbol de 2010.

«El Negro Enrique es más pesado que collar de televisores».
El 19 de enero de 2011 en el programa de televisión Estudio Fútbol. Haciendo referencia a que Enrique es quien más ofertas laborales le acerca a Diego.

Citas del libro «Dijo Diego»

Fue la mano de Dios. (Justificando el gol con la mano que le hizo a Inglaterra en México’86)

Al principio la droga te pone eufórico. Es como ganar un campeonato. Y pensás: mañana qué importa, si hoy gané el campeonato.

Como narcotraficante, me cago de hambre.

A los políticos les saco una ventaja. Ellos son públicos, yo soy popular. (1996)

A Tocalli le decíamos camino de tierra, porque no tiene manos.

A Bernardo Neustadt le dicen sanguchito de miga: está siempre al lado de la torta.

“El techo del Vaticano está lleno de oro. Y encima el Papa era arquero. Con eso te digo todo”, sobre Juan Pablo II.

“Havelange jugó al waterpolo; así que no puede hablar de fútbol”, dijo del ex presidente de la FIFA.

“Lo único que falta es que un plantamandioca como Chilavert nos diga a los argentinos lo que tenemos que hacer”, sobre el ex arquero paraguayo.

La rinoscopía, el pelo corto… Un día los muchachos de la Selección se van a rascar un huevo y Passarella se los va a mandar a cortar. (1995)

¿Me van a contar a mí cómo es Juan Simón? Lo conozco hace diez años. Es capaz de tomarle la leche al gato. (1991)

Boca tiene menos definición que la televisión que teníamos en Fiorito. (2001)

En este país siempre pasa lo mismo. Es el mismo partido que lo pasan cuarenta mil veces en diferido. (2001)

Carrascosa es un tipazo, es más derecho que la General Paz.

Yo crecí en un barrio privado de Buenos Aires… Privado de agua, de luz y de teléfono… (2004)

Llegar al área y no poder patear al arco es como bailar con tu hermana. (2001)

Fue un lindo gol, pero no una maravilla. Raquel Welch es una maravilla, no un gol. (En el vestuario del Estadio Azteca, después del gol a los ingleses)

A Macri le voy a decir: «Sacá el filo para comprar a Trotta y a Basualdo, si entre todos nosotros te vamos a pagar la autopista. Después te lo ‘devolvemos'». (1996)

Ganarle a River es como que tu mamá te venga a despertar con un beso a la mañana. (2000)

El juez Bernasconi es muy rápido, es capaz de meterle un supositorio a una liebre. (2000)

Me gusta pegarle a la gente cuando tiene las dos manos arriba. Cuando las tiene bajas, me gusta ayudarla. (1995)

Jugar sin público es jugar adentro de un cementerio. (1987, después de un partido a puertas cerradas entre Napoli y Real Madrid)

Los dirigentes de Boca son más falsos que un dólar celeste. (1997)

En la clínica hay uno que se cree Napoleón, otro San Martín, y a mí no me creen que soy Maradona. (2004, hablando de su internación)

No, muchachos, hoy tengo menos palabras que un telegrama. (2001, negándose a hablar con los periodistas)

–Diego, ¿llegás para el domingo? ¿Vas al banco?
–Si voy al banco es para sacar plata, fiera. (1996)

«Argentina arriba, Colombia abajo. Ellos deben hacer la historia». Antes del 5 de septiembre del 93, el día del 0-5 en el monumental

«Vos sos un judío de mierda.»
Nota: Al periodista judeoargentino Mauro Viale.
Fuente: Citado en Zanoni, Leandro (2006) Vivir en los medios: Maradona off the record.

«A Pele ya le gane, ahora que vuelva al museo».
Durante la conferencia de prensa en Pretoria, durante el mundial 2010.-

«A Batista no lo conocen ni en Uruguay». Haciendo referencia al nuevo D.T. de la selección Argentina.

«No me toqués, hermano… mirá que hace ocho días que estoy concentrado y no veo una mujer… ¡Me tocaste otra vez!» le manifestó despertando una carcajada aunque sólo entre periodistas rioplatenses, debido a que la picardía de su pulla no era entendida en otros idiomas.

«No nos metamos en la cabeza el 4-1 a Inglaterra. No nos comamos el chamuyo, la mentira de Alemania» Horas antes de perder 4 a 0 el seleccionado Argentino, dirigido por D. A. Maradona, ante Alemania.
Recuerdos de sus frases con el diario Olé

«Pelé debutó con un pibe»
«Me parece bien que existan los homosexuales, porque dejan más mujeres libres para los que somos machos de verdad».

«Cuando Passarella dijo lo de falta de fibra, parecía que hablaba de un equipo de putos».

«A la Claudia la vacuno todos los días porque quiero al varón».

«A Latorre lo voy a fajar».

«Chilavert es un buchón, lo único que falta es que un plantamandioca nos venga a decir a los argentinos lo que tenemos que hacer».

«Se le escapó la tortuga al cartonero Báez; yo nunca dije nada de su autosecuestro».

«Fue la Mano de Dios».

«Passarella y Gallego se olvidan de que tomaron cerveza, vino y otras cosas».

«El equipo tiene más dudas que Samantha y Natalia»

«Bernasconi es muy rápido, es capaz de ponerle un supositorio a una liebre»

«Billetera mata galán».

«Sr. (por Castrilli), contésteme. ¿Está muerto?»

«Toresani, vivo en La Habana 4310, no creo que me dure 30 segundos».

«Esa camiseta americana no me la puedo poner; la camiseta de Boca es azul y oro, y no azul blanco y oro».

«Havelange le vende balas a uno y el rifle al otro».

«Soy más importantes que Macri: él puede vender 100.000 autos, pero yo regalé fútbol en todo el mundo».

«El Coco Basile se emborrachó con dos copas América».

«Déjenme vivir mi vida, yo no quiero ser ejemplo de nadie».

«A Papá Noel le pediría que parara mi vida a los 25 años, para que pudiera jugar siempre a la pelota».

«Este tiene más arrugas que frenada de gusano».

«Me cortaron las piernas».

«Me drogo pero no vendo cocaína…»

«De una patada fui de Fiorito a la cima del mundo y me las tuve que arreglar solito».

«Si elijo un lugar para joder, me voy a Jamaica o a Ibiza, no a Cuba».[34]
«La gente tiene que entender que Maradona no es una máquina de dar felicidad».

«San Martín se tuvo que ir a morir afuera, pero yo me quiero morir en mi país».

«De chico, pasar por el puente Alsina era como ir a Manhattan».

«Qué hacés cabeza de termo».

«De tanto agujeros que tenía, en mi casa de Fiorito llovía más adentro que afuera».

«En la clínica siquiátrica hay uno que se cree Robinson Crusoe, y a mí no me creen que soy Maradona».

«Vi a mi corazón en colores, todo cortadito en fetas, como milanesa».

«La bronca es mi combustible».

«Voy a poner el pecho, no estoy en el libro de los cagones».

«Yo crecí en un barrio privado de Buenos Aires…. Privado de agua, luz, teléfono…».

«La pelota no se mancha».

«Soy celoso hasta los huevos».

«Los dirigentes son más falsos que un dólar celeste».

«Con Pelé no podríamos haber jugado juntos porque no me hubiera gustado tener un mal compañero».

«Verón en la Selección tiene más faltas que Giannina en el colegio»

«Carrascosa es más derecho que la General Paz».

«Ahora que Gatti dijo que soy un gordito al que inflaron, le voy a hacer cuatro goles…»

«Palermo sale de la casa y hace un gol».

«Llegar al área y no poder patear al arco es como bailar con tu hermana».

«Soy argentino hasta las pelotas»

«La tenés adentro».

«Me dejaron más solo que Kung Fu».

«El Gran Capitán soy yo».

«Sin Claudia, la droga me habría matado. ¡Qué buen jugador hubiera sido!».

«Que la sigan mamando».

«El día que mis hijas me pregunte por algún ejemplo de un hombre grande, les diré Bilardo».

«Bilardo es como Berisso: está detrás de La Plata».

«Que Bilardo no mienta más, en el 86 no sabíamos de qué jugábamos».

«Messi es el mejor del mundo».

«Menotti me dio todo y me sacó todo».

«El país no llega al arco contrario»

«Guillermo es un hermano, sólo nos faltó hacer el amor».

«Después de hablar con Grondona, Tevez salió como un gatito…».

«Messi conmigo fue feliz».

«El mejor regalo hubiera sido la Selección»

Diego Armando Maradona: frases de leyenda del astro argentino 7

10 momentos claves de la vida de Maradona

Maradona «no es una persona cualquiera» decía Calamaro en la estrofa inicial de su famosa canción dedicada a «un hombre pegado a una pelota de cuero». Porque ‘El Pelusa’ tuvo «el don celestial de tratar muy bien al balón». El ’10’ mimó la redonda como pocos jugadores han hecho en la historia y en honor a su mítico dorsal repasamos su carrera en diez pinceladas que definen la obra del «genio del fútbol mundial», como le definió Víctor Hugo Morales en plena narración apasionada. ¿De qué planeta viniste, Diego?

1. Un comienzo adolescente y arrollador (Argentinos Juniors / Boca )

Video thumbnail
Fragmento del Informe Robinson: Maradona, los años felices

Toda gran historia tiene un inicio… y la de Maradona arrancó de una forma realmente precoz. En 1976, con apenas 15 años debutó en las filas de Argentinos Juniors, club con el que llegó a disputar 166 partidos marcando 116 goles. Unas cifras realizadoras estratosféricas que le llevaron a Boca Juniors en 1981 como paso previo a su salto a Europa destino Barcelona.

2. Su mejor gol con el Barça: ¡aplaudido en el Bernabéu!

Video thumbnail
El gol de Maradona en el Bernabéu tras recortar a Juan José

Su llegada a Barcelona supuso el fichaje más caro de la historia de la Liga hasta aquella fecha. Sus 1.200 millones de pesetas empezaron le pusieron una etiqueta de estrella que supo llevar con matrícula de honor. Su golazo dejando clavado a Juan José con un recorte mágico le hizo salir ovacionado del Bernabéu en la ida de la final de Copa de la Liga.

3. Lesonado por Goikoetxea y los ‘palos’ de la final de Copa

Video thumbnail
Lesión de Goikoetxea a Maradona. 24 de septiembre de 1983

Diego volvía locas a las defensa de la Liga y muchas veces la única forma de pararle era con faltas. Unas más inocentes y otras más salvajes, como la de ‘Goiko’ que le dejó en el dique seco durante gran parte de su segunda temporada en ‘Can Barça’. Su rivalidad con el Athletic volvió a quedar en evidencia en la final de Copa de 1984 que acabó en una de las mayores batallas campales que se recuerdan.

4. Su partido benéfico sobre barro: 100% Maradona

Video thumbnail
El día que Maradona jugó en el barro por un niño enfermo

Fue el fichaje estrella del Nápoles, su llegada a Italia revolucionó la Serie A… pero Diego siguió siendo el ‘jugón’ de potrero que había sido desde niño. A los pocos meses de aterrizar en el país transalpino decidió desobedecer al club y disputar un partidillo benéfico improvisado en un campo de barrio…¡y de barro!

5. Ídolo popular en Nápoles: ‘D10S en San Paolo’

Por esto Maradona es Dios en Nápoles: sus hipnotizantes mejores jugadas en Italia

Maradona llegó a Nápoles en 1984 para forjar una leyenda en el equipo parteneopeo como quizás no haya otra en todo el fútbol europeo. Diego y Napoli van tan de la mano como Di Stefano y el Madrid, Cruyff y el Ajax/Barça o la saga Maldini y el AC Milan. Por goles y jugadas como las de este vídeo, el ‘Pelusa’ jamás será olvidado en la ciudad del Vesubio.

6. El doblete del Siglo ante Inglaterra en el Mundial 86

Video thumbnail
El golazo de Maradona en el Mundial 1986

El Mundial de España 1982 no fue propicio para una selección argentina que defendía el título conquistado cuatro años antes. Pero la eclosión a mediados de los ochenta de Maradona y sus cinco goles y cinco asistencias en el Mundial de 1986 volvieron a llevar a la albiceleste a lo más alto. Su doblete a Inglaterra en cuartos probablemente sea la actuación individual más mítica de un futbolista hasta la fecha: abrió el marcador con la ‘mano de Dios’ y puso la puntilla a los ingleses, en pleno conflicto de las Malvinas, con el llamado ‘gol del siglo’.

7. El calentamiento más famoso de la historia: UEFA 1989

Video thumbnail
Maradona comparte el calentamiento más celebre de la historia del fútbol

El Nápoles constuyó un proyecto ganador cimentado en la figura de Maradona. Dos ‘scudettos’, una Copa, una Supercopa y una Copa de la UEFA son el brillante balance de su época celeste. Por el camino, Diego siguió haciendo cosas ‘made in Pelusa’ como su famoso calentamiento en el Olímpico de Múnich al ritmo de ‘Life is Life’ antes de disputar la vuelta de las semifinales ante el Bayern.

8. Mundial ‘fallido’ en 1990… con otra mano de Dios

Video thumbnail
La otra ‘mano de Dios’ de Maradona: evitó el gol de la URRS en el Mundial del 90

El Mundial de Italia 90 giró entorno a la figura de Maradona. Jugaba ‘en casa’ y tenía el enorme desafío de revalidar el título. Diego volvió a brillar y llevó a su selección a la final donde esta vez cayeron ante la República Federal Alemana. Por el camino, más ‘pelusadas’ en forma de ‘otra’ mano de Dios y una tanda de penaltis mítica en semifinales ante la anfitriona.

9. Intento de ‘renacer’ en Sevilla: locura por el ‘Pelusa’ en Nervión

Video thumbnail
‘Maradona en Sevilla’, primer Informe Robinson sin Michael

Sus peligrosas adicciones llevaron a Maradona a pasar de héroe a villano. Una sanción de un año tras dar positivo por cocaina puso punto y final a su etapa con el Nápoles. Con el mundo del fútbol todavía en ‘shock’, el Sevilla movió ficha y le ofreció a Diego una oportunidad de volver a lo más alto. Su paso por el Pizjuán, con 29 partidos y 8 goles, causó sensación en la ciudad andaluza.

10. Despedida del fútbol en Boca: le dio el testigo a Riquelme

Video thumbnail
Historia del fútbol: la única vez que Maradona y Riquelme jugaron juntos de manera oficial

Tras regresar a Boca y en pleno Mundial de USA 94, Maradona volvió a dar positivo y una nueva sanción de 15 meses terminó de apagar su llama. El ‘Pelusa’ nunca volvió a levantar cabeza y sus intermitentes apariciones sobre el verde ya no tenían la magia de antaño. Su último partido, un ‘Superclásico’ que Boca le ganó a River, supuso un relevo muy especial. Diego fue sustituido por Juan Román Riquelme y anuncio su retirada pocos días después, coincidiendo con su 37 cumpleaños.