Con tanta noticia sobre Venezuela a veces es importante recordar que también existen otros países en latinoamérica. Hoy os queremos hablar de uno muy desconocido, Bolivia, por un motivo muy especial: es casi autosuficiente.

Es decir, Bolivia produce más del 90% de los alimentos que consumen sus habitantes dentro del país.

El 90% de los alimentos que se consumen en Bolivia se producen dentro de sus fronteras

Su producción interior de alimentos ha alcanzado un total de 18 millones de toneladas. Esta cifra viene precedida de un cambio estratégico con el que el estado ha motivado el incremento de producción agropecuaria. De esta forma, Bolivia se coloca en cabeza en la lista de países autosuficientes a la hora de comer, gracias al incremento de cultivos básicos en la alimentación del país.

Su dieta tiene, además, profundas raíces español, moriscas e indígenas, transformadas por el mestizaje y los diferentes momentos históricos que el país ha experimentado.

19 países en el mundo se llevan el 60% de las importaciones mundiales. Los productos más solicitados son arroz, trigo, azúcar, maíz, cebada, aceite, sorgo y soja. De los países que más importan, destacamos a Estados Unidos, China, Japón, Canadá, Brasil y los países europeos.

Para habilitar los subtítulos en español: haz click en el botón CC. Después, en la ruecedilla que hay a su lado. Selecciona “subtitles” y “auto-translate”. Elige “español/Spanish” y ¡listo!

Pero, ¿qué tiene de malo tener no que importar alimentos?

La FAO afirma que “existe seguridad alimentaria cuando todas las personas tienen, en todo momento, acceso físico y económico a suficientes alimentos, inocuos y nutritivos, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos, a fin de llevar una vida activa y sana”. Además, las previsiones sobre el cambio climático advierten que existe una conexión entre la escasez de recursos, el crecimiento de población y las importaciones de alimentos.

Dicho esto, la revista Earth’s Future ha publicado un estudio realizado en la Universidad de Aalto (Finlandia)  en el que los investigadores descubrieron que hasta las regiones menos ricas dependen de las importaciones.

Un grave problema, ya que la seguridad alimentaria de unos 1.400 millones de personas depende por completo de las importaciones y otros 460 millones de personas viven en zonas donde el aumento de las importaciones no es ni siquiera suficiente para compensar la falta de producción local.

Mapa: labioguia.com

La mayoría de los países, cuando se encuentran con una escasez de recursos, escogen aumentar el número de importaciones en lugar de incrementar la inversión en producción local o mejorarla mediante sistemas más eficientes. Sin embargo, la seguridad alimentaria de millones de personas depende de esto último, de las inversiones en lo local.

Por ello, desde muhimu queremos felicitar a países como Bolivia por implementar medidas para mejorar la producción local en la búsqueda de la autosuficiencia.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: