Una mujer desafía a 300 nazis en Suecia y se convierte en heroína e inspiración para millones

Suecia tiene una nueva heroína. Su nombre es Tess Asplund, tiene 42 años y es negra. Su imagen ha dado la vuelta al mundo estos días, gracias a un sencillo y a la vez enorme gesto: el plante con el puño levantado ante una marcha de 300 nazis violentos. Los hechos ocurrieron el domingo, en la localidad sueca de Borlange, donde los militantes fascistas del Movimento de Resistencia Nórdico, de ideología nazi, se manifestaban con motivo del Primero de Mayo en una marcha que había sido autorizada por las autoridades. La imagen fue captada por el fotógrafo David Lagerlöf:

«Normalmente me pongo con un puño en alto en las manifestaciones, esto no es nuevo para mí», afirmó Asplund, en declaraciones recogidas por el citado diario. La mujer, activista desde hace más de 20 años, se enfrentó con ese gesto a la marcha convocada por el grupo extremista Movimiento de Resistencia Nórdico, cuyos integrantes defienden ideas de extrema derecha.

o-NEONAZIS-facebook

La Policía intervino más tarde para retirar a la mujer y evitar incidentes. El fotógrago que captó la imagen, David Lagerlof, narró el ecuentro entre la activista y los militantes de extrema derecha: «Frente a ella, el líder de la organización se acercó con un silencio solemne. La mirada de la mujer se encuentra con la del hombre del medio, el líder de la organización nazi que parece devolverle esa mirada fija». Toda una «batalla de miradas» que acabó con la intervención policial.

muhimu Tess Asplund

Tess Asplund 01

Tess Asplund 03

¿A qué os recuerda este gesto?

smith-carlosEl saludo Black Power de los Juegos Olímpicos de México 1968 fue una célebre señal de protesta de los derechos civiles negros en Estados Unidos. Tras haber finalizado la carrera de los 200 metros en esos Juegos Olímpicos, los atletas afroamericanos Tommie Smith y John Carlos, medalla de oro y de bronce respectivamente, alzaron su puño envuelto en un guante negro mientras comenzaba a sonar el himno nacional estadounidense.

Smith y Carlos fueron condenados al ostracismo en su país en los años posteriores, y además, fueron criticados por sus acciones. La revista Time mostró el logo olímpico de los cinco anillos con las palabras “Angrier, Nastier, Uglier” (Más furioso, más sucio, más feo), en vez del clásico “Faster, Higher, Stronger” (Más rápido, más alto, más fuerte). De vuelta a casa, fueron objeto de abuso y tanto ellos como sus familiares fueron amenazados de muerte.

Smith continuó en el atletismo, pasándose al fútbol americano para jugar en Cincinnati Bengals antes de ser asistente de profesor de Educación Física en el Oberlin College. En 1995 ayudó al entrenador del equipo de los Estados Unidos en el Campeonato del Mundo Indoor en Barcelona. En 1999 fue galardonado con el premio al Deportista del Milenio. En la actualidad es orador.

La carrera de Carlos fue similar a la de Smith. Inicialmente continuó en el atletismo, igualando el récord mundial de 100 yardas al año siguiente. Más tarde jugó al fútbol americano en Philadelphia Eagles antes de que una lesión de rodilla terminara prematuramente con su carrera. En 1977 llegaron tiempos difíciles tras el suicidio de su esposa, y cinco años después fue contratado por el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1984 para promover y actuar como enlace con la comunidad negra de la ciudad. En 1985 trabajó como entrenador de atletismo en el Instituto Palm Springs, un puesto que aún ocupa.

Norman, que simpatizó con la protesta de Smith y Carlos, fue reprendido por las autoridades olímpicas de su país y marginado por los medios de comunicación australianos.

No fue elegido para los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, a pesar de terminar tercero en las pruebas clasificatorias. Continuó practicando atletismo, pero contrajo gangrena tras una lesión en su tendón de Aquiles en un entrenamiento y su pierna derecha estuvo a punto de tener que ser amputada. Tras ello, cayó en depresión y se volvió adicto al alcohol. Sufrió un ataque cardíaco y falleció el 3 de octubre de 2006 en Melbourne a los 64 años. Tanto Smith como Carlos elogiaron su carrera deportiva y fueron los portadores del féretro en su funeral.

La Universidad Estatal de San José homenajeó a sus antiguos alumnos Smith y Carlos con una estatua de su protesta de 22 pies de alto.

A mediados de 2008, el Festival de Cine de Sídney presentó un documental sobre la protesta, titulado Salute, dirigido y producido por Matt Norman, un actor y cineasta australiano y sobrino de Peter Norman.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!