Un borracho escala una montaña en los Alpes de 2.400 metros cuando intentaba llegar al hotel

Hoy os traemos la sorprendente historia de Pavel, un estonio de 30 años que todavía no ha terminado sus estudios universitarios pero que ha conseguido una hazaña que ha sorprendido a la comunidad internacional. ¡Incluso se ha convertido en Trending Topic mundial con su peculiar historia en los Alpes!

Hazañas post-borrachera

El joven estonio se emborrachó en Cervinia, el lugar en el que estaba de vacaciones en Italia. Hasta aquí todo normal. Sin embargo, los efectos del alcohol provocaron que perdiera la orientación y, como urbanita poco acostumbrado a la montaña, tomó un sendero de nieve que, en lugar dirigirle al hotel en el que se hospedaba, ascendía por la montaña en la que se encontraba.

En una escena digna de Resacón en las Vegas, según el diario La Stampa, después del primer tramo estrecho de la pendiente, no se dio por vencido y continuó por uno bastante más complicado y encrespado. Puede parecer de locos pero:

  • ¿Quién no se ha perdido de vuelta a casa (y más después de una borrachera)?
  • ¿Quién no ha sospechado que se ha equivocado de camino, pero en lugar de dar marcha atrás sigue adelante hasta ver a dónde le lleva?

Pues esto es lo que hizo este joven estonio solo que… ¡en mitad de los Alpes!

El ascenso borracho a los Alpes

El joven Pavel, en lugar de retroceder al ver cómo iba creciendo la inclinación del terreno y la capa de nieve bajo sus pies, continuó escalando hasta que por fin reconoció —gracias a la luz del amanecer— la silueta de un bar en la montaña. Esta parte también es bastante sorprendente y cómica ya que, según cuentan las autoridades locales, consiguió forzar la cerradura y entrar aunque él, en realidad, pensara que estaba usando la llave para entrar en su hotel. Una vez dentro de este local se echó a dormir derrumbado por el cansancio (y el alcohol).

Fue a la mañana siguiente cuando dos empleados que llegaron al local se dieron cuenta de que alguien había forzado la cerradura y lo encontraron mojado por la nieva, pero durmiendo plácidamente.

Bomberos y perros de rescate lo buscaron durante toda la noche

Al no llegar al hotel, sus amigos alertaron a las autoridades locales y, tanto la policía como los bomberos y dos unidades de perro de rescate, iniciaron un dispositivo especial de búsqueda. Enviaron varios equipos de rescate para encontrar al turista desaparecido ante lo peligroso de perderse en la nieve en mitad de la noche. El miedo era aún mayor porque no contaba con vestimenta adecuada para el frío y mucho menos para andar por la nieve (calzaba unos simples zapatos cuando fue encontrado).

Al no encontrarlo, temieron lo peor. Y al encontrarlo, nadie se podía explicar cómo pudo haber ascendido los 2.400 metros de altura a los que se encuentra el bar de la estación de esquí donde despertó. Según cuentan fuentes policiales, el hombre reconoció la silueta de lo que él creía que era hotel mientras comenzaba su travesía de ascenso pero, en realidad, se trataba del bar de la estación de esquí.

Dos botellas de agua fueron su recompensa

Al llegar, cogió dos botellas de agua del bar y se echó a dormir. Sin embargo, su hazaña, aunque divertida y sorprendente para la comunidad de internet, no lo es tanto para las autoridades locales. Pavel se enfrenta a una gran multa por tener que movilizar a todos los equipos de rescate para encontrarle.

Una vez más, la realidad supera a la ficción.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!