¿A qué edad se deja de perseguir los sueños? Depende de las reglas sociales, del qué dirán, del estado físico, de las ganas, de la voluntad y, sobre todo, de ti mismo. Yo siempre he creído que es fácil saber cuándo uno llega a la edad adulta. Básicamente cuando un año se parece sospechosamente a otro año. Un día se parece sospechosamente a otro día. Cuando eres joven estás constantemente haciendo cosas nuevas, descubriendo, experimentando. Cuando llegamos a cierta edad, parece que todo aquello deja de tener sentido.

Todos deberíamos preguntarnos: ¿cuándo fue la última vez que hice algo por primera vez?

Hoy os queremos demostrar que no hay edad para cumplir los sueños. Por eso os traemos la historia de Yelena Yerjova que, con 89 años de edad y un espíritu joven y aventurero, quiere descubrir el mundo más allá de su gélida Siberia natal.  Desde que se jubiló, Yelena Yerjova ahorra el dinero de su pensión para viajar una o dos veces al año:

Su gran pasión es viajar, y a pesar de su muy avanzada edad y el bastón que debe usar para poder caminar con estabilidad, nada le impide cumplir su sueño: no irse de este mundo sin haberlo descubierto.
Su gran historia se dió a conocer y se viralizó rápidamente gracias a una usuaria de facebook llamada Ekaterina Papina que compartió la historia y varias fotografías de la abuela tras conocerla en uno de sus viajes.

Esta usuaria, gracias a la que hoy conocemos la inspiradora historia de la superabuela, explica que se conocieron en Vietnam, a donde la anciana había viajado sola. Allí, Yelena le contó cómo comenzó su pasión por los viajes y que desde entonces ahorra su pensión para poder realizarlos.

Tú también puedes salir de tu zona de confort y perseguir tus sueños

Si te sientes atrapado en tu zona de confort y sientes temor a que algo te suceda en el mundo exterior, deberías agarrar todas las maletas y subir a toda tu familia en el primer avión que encuentres. El miedo es una emoción que pretende siempre mantenerte a salvo y vivo.

A pesar de que el miedo siempre trate de limitarte e impedir que hagas algo que podrías hacer perfectamente, o por el contrario te haga actuar impulsivamente, debes tratar de controlarlo. No debes tener miedo, ya que hay mil maneras de tener unas vacaciones maravillosas y seguras junto a las personas que más amas.

Al viajar, nos adentramos en otras culturas y costumbres. Vivir estas nuevas experiencias nos ayuda a romper las barreras que existen hoy en día; esas barreras que nos llevan a pensar que hay más cosas que nos dividen de las que nos unen. Alimentamos la curiosidad natural que nos lleva a descubrir nuevos lugares, probar nuevas formas de hacer las cosas y ver el mundo de otra manera, porque cuando nos adentramos en lo desconocido, vemos el mundo con otros ojos. Si dejas a un lado las vistas, los sonidos y los olores del país al que viajas, verás que tienes muchas más cosas en común con ese sitio nuevo de lo que pensabas. De hecho, nuestra procedencia es mucho más diversa de lo que creemos y tenemos mucho más en común con otros países de lo que nos hubiésemos imaginado.

¿Cuál es tu gran sueño? ¿Preparado para luchar por conseguirlo tengas la edad que tengas?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: