El filtro de Sócrates para no compartir Bulos (más necesario que nunca)

La Policía Nacional ha advertido de la aparición de un millón y medio de cuentas en redes sociales relacionadas con el COVID-19 que no pretenden otra cosa que difundir noticias falsas para manipular a la opinión pública. La Policía ha detectado que existen más de millón y medio de cuentas en redes sociales relacionadas con el coronavirus que son perfiles dirigidos a manipular y crear alarma social.

“La mejor defensa contra los patógenos es la información”

Yuval Noah Harari

La organización Maldita.es ha creado un sitio específico –en este enlace– para ordenar y explicar la información que van generando sobre el coronavirus y DESMENTIR BULOS. Es importante que cualquier posible desinformación que nos llegue a nuestro teléfono móvil sea verificado antes de compartirlo con nuestros amigos y seres queridos. En este enlace podemos encontrar un buscador de bulos.

Pero si aún tienes dudas, antes de compartir una noticia en redes sociales usa el filtro de Sócrates. No sólo impedirás compartir bulos, también compartir información que provoque MIEDOS, ODIO, DISCRIMINACIÓN, DOLOR, DESESPERANZA.

El filtro de Sócrates para no compartir Bulos  (más necesario que nunca) 3

💔 Cosas que también son contagiosas:
Odio
Falta de Respeto
Perdida de Libertades

✳ Es sencillo, cada vez que publiques una fotografía o post durante estos días, pregúntate si formas parte de la solución o formas parte del problema. ✅ Pregúntante si estás compartiendo amor, ideas, soluciones, creatividad, fe, unidad, esperanza… ❎ o crítica, mentiras, odio, fobias, insultos, divisiones… ❤ ✊ 

En estos días de tanta responsabilidad CÍVICA:
– Comparte amor
– Difunde iniciativas solidarias
– Crece como persona para que podamos crecer como sociedad.

El filtro de Sócrates para no compartir Bulos  (más necesario que nunca) 4

El filtro de Sócrates para no compartir Bulos

No compartas ninguna noticia si no cumple el filtro de la verdad, el filtro de la bondad o el filtro de la utilidad. Hasta nuestros días ha llegado la historia de que un día se acercó a Sócrates un conocido suyo y le dijo:

– ¿Sabes lo que escuche acerca de un amigo tuyo?

Sócrates le miró y replicó:

– Un momento, antes de decirme aquello que vienes a contarme, quisiera aplicarle un triple filtro a esa información.

– ¿Un triple filtro?- Preguntó extrañado su conocido.

– Exacto. Antes de que hables sobre mi amigo será buena idea dedicar unos minutos a filtrar lo que me vas a decir.

1. EL FILTRO DE LA VERDAD

– El primero de los tres filtros, es el filtro de la verdad. Dime ¿Estás, absolutamente, seguro de que aquello que me vas a decir de mi amigo es verdad?
– No. – Dijo el hombre- En realidad solo lo escuche…
– Bien, entonces no sabes, realmente, si lo que me vienes a decir es cierto, o no.

No compartas ninguna noticia si no compruebas que las principales agencias de comunicación y fuentes oficiales lo hayan verificado. La guía de First Draft cuenta con herramientas de verificación, recomendaciones de ética y deontología periodística. 

2. EL FILTRO DE LA BONDAD

– El segundo filtro es el filtro de la bondad. Dime ¿Es algo bueno eso que vienes a decirme de mi amigo?
– No, por el contrario…
– Entonces – añadió Sócrates – tú vienes a decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea cierto. Veamos si lo que vienes a decirme pasa el tercer y último filtro.

¿Es bueno para la persona que lo lee? ¿Aporta paz, amor, bondad, esperanza…?

3. EL FILTRO DE LA UTILIDAD

– Este último filtro es el filtro de la utilidad. Dime ¿Es útil para mí eso que vienes a contarme de mi amigo?
– No, realmente no.
– Bien –concluyó Sócrates- Si lo que vienes a decirme no sabes si es cierto, no es bueno y no me es útil ¿Para qué decírmelo?

¿Es útil para la persona que lo lee? ¿Aporta información práctica que es necesaria o puede ser útil para la persona que la recibe?

El filtro de Sócrates para no compartir Bulos  (más necesario que nunca) 5

Rompe la cadena de bulos

El problema ya no es el acceso, es la selección. En un mundo en el que la información es infinita resulta difícil distinguir el buen periodismo del simple ruido o incluso la manipulación.

Dicen que en una inundación lo más difícil de conseguir es agua potable. Quizás por ello, ante la avalancha de noticias que nos llegan, quizás lo más complicado sea distinguir la “información límpia”.

La tecnología evoluciona y ahora, además, lo hace más aceleradamente que en otros periodos de la historia. Mientras algunos perciben la tecnología como la causa del problema otros encuentran en ella la solución.

Por favor utiliza el hastag #StopBulos cuando veas algún mensaje de este tipo y recordad que en momentos como estos tenemos que estar todos juntos no caer en el juego de los extremistas.

View this post on Instagram

Hoy en nuestro blog hablamos de #mentiras #autoengaños #sesgoscognitivos y #polarizacion En el proceso de generación de opiniones debemos no sólo tener en cuenta la mentira o manipulación del otro, debemos considerar además, el “autoengaño”. Si bien mentir a los demás suele ser un acto consciente, el autoengaño no siempre es un proceso voluntario. El autoengaño es una de las facetas inherentes a la condición humana que nos concede una estabilidad excepcional para convertirnos en animales sociales. Todos los humanos sin excepción son altamente susceptibles al autoengaño que nos permite sostener creencias que pueden ser irracionales (y quizás por ello se extienden como la peste las noticias falsas, bulos o ‘fakes news’) pero que nos permiten identificarnos con un grupo. La única forma de corregir estos sesgos cognitivos es siendo conscientes de ellos y actuando para compensarlos. Al profesor George Lakoff le agrada comenzar sus clases universitarias advirtiendo lo siguiente: “No penséis en un elefante”. Por supuesto, a los estudiantes les resulta imposible no hacerlo. Este académico lingüístico de la Universidad de California en Berkeley, en su libro "No pienses en un elefante: Lenguaje y debate político", argumenta que en Estados Unidos los republicanos son mejores a la hora de enmarcar los debates y, como resultado, ganan la mayoría de ellos. No se trata de encontrar un buen argumento: se trata de encontrar un buen marco de debate. Lakoff nos advierte que los marcos son especialmente peligrosos porque a menudo son inconscientes, ya que las personas no necesariamente perciben que existan o que les influyan en su toma de decisiones. “The Common Cause Handbook es una investigación sobre la vinculación que existe entre valores y marcos (estructuras mentales inconscientes) que influyen en el comportamiento. // Descubre y comparte todo esto y mucho más en nuestro blog #socialdesign

A post shared by DISEÑO SOCIAL (@disenosocial) on

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!