muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

Las 15 frases más memorables de Charles Chaplin 1

Las 15 frases más memorables de Charles Chaplin

Merece ser compartido:

Actualizado el jueves, 18 mayo, 2023

Charles Chaplin fue un actor, humorista, compositor, productor, director y escritor británico. Adquirió popularidad gracias a su personaje Charlot en múltiples películas del período mudo. A partir de entonces, es considerado un símbolo del humorismo y el cine mudo. Para el final de la Primera Guerra Mundial, era uno de los hombres más reconocidos de la cinematografía mundial.

Chaplin obtuvo múltiples reconocimientos y nominaciones artísticas. Recibió en 1928 y en 1972 el Oscar Honorífico y fue candidato al Premio Nobel de la Paz en 1948. Chaplin cuenta con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood desde 1970 y fue distinguido con la Orden del Imperio Británico en 1975.

Chaplin, con su personaje Charlot, rápidamente se convirtió en la estrella más exitosa de la compañía de Sennet. El vagabundo fue conocido como Charlot en Francia, Italia, España, Andorra, Portugal, Grecia, Rumania y Turquía, como Carlitos en Brasil y Argentina y Der Vagabund en Alemania. Charlot era un vagabundo con modos refinados, ropa y la dignidad de un caballero. Chester Conklin contribuyó con el pequeño frac y Ford Sterling con los zapatos. Lo único que pertenecía a Chaplin era el bastón de caña, ya que el bombín también era de Roscoe Arbuckle.

Chaplin continuó interpretando al vagabundo en una decena de cortos y más tarde, en diversos largometrajes. Algunas de sus películas más emblemáticas son “Tiempos modernos” de 1935, “Luces de la ciudad” de 1931 y la que quizá es considerada su mayor obra, “El gran dictador” de 1940.

https://www.youtube.com/watch?v=qPEIi45YYbo
Mejor Discurso de Charles Chaplin

Chaplin también fue un gran crítico. Críticó al capitalismo y afirmó que el mundo alentaba las matanzas en masa mediante las guerras y las armas de destrucción masiva. Y también fue una persona de profunda introspección y reflexión cuyo resultado plasmamos a continuación con una selección de algunas de sus frases más memorables:

“Aprende como si fueras a vivir toda la vida, y vive como si fueras a morir mañana”.

“Nunca te olvides de sonreír, porque el día que no sonrías, será un día perdido”.

“El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto”.

“La vida es maravillosa si no se le tiene miedo”.

“A fin de cuentas, todo es un chiste”.

“No hay nada permanente en este malvado mundo. Ni siquiera nuestros problemas”.

“A medida que un hombre entra en años, quiere vivir profundamente. Un sentimiento de triste dignidad invade su alma, y esto es fatal para un cómico”.

“No esperes a que te toque el turno de hablar; escucha de veras y serás diferente”.

“Algo hay tan inevitable como la muerte y es la vida”.

“Ríe y el mundo reirá contigo; llora y el mundo, dándote la espalda, te dejará llorar”.

Los números santifican, si matas a unos pocos eres un criminal, si asesinas a miles, eres un héroe”.

“Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia”.

“El verdadero significado de las cosas se encuentra al tratar de decir las mismas cosas con otras palabras”.

“Estoy en paz con Dios, mi conflicto es con el hombre”.

“Sé tú, e intenta ser feliz, pero sobre todo, sé tú”.

Las 15 frases más memorables de Charles Chaplin 2
Las 15 frases más memorables de Charles Chaplin 3

Discurso de Charles Chaplin

«Lo siento, pero no quiero ser emperador. Ese no es mi negocio. No quiero gobernar ni conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todos, si fuera posible, a judíos y gentiles, negros y blancos. Todos queremos ayudarnos mutuamente. Los seres humanos somos así, queremos vivir con la felicidad de los demás, no con su miseria. No queremos odiarnos ni despreciarnos. En este mundo hay lugar para todos. La buena tierra es rica y puede proveer a todos. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido.

La codicia ha envenenado las almas, ha levantado barreras de odio, nos ha llevado a la miseria y a la matanza. Hemos progresado muy rápido, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Más que maquinaria, necesitamos humanidad. Más que inteligencia, necesitamos bondad y dulzura. Sin estas cualidades la vida será violenta y todo se perderá. No queremos oprimir ni engañar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede proveer a todos. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La avaricia ha envenenado las almas de los hombres, ha levantado barreras de odio y nos ha hecho marchar al paso de la desdicha y la mortandad.

Hemos progresado muy rápidamente, pero nos hemos encerrado en nosotros mismos. La maquinaria que da abundancia nos ha dejado en la miseria. Nuestra ciencia nos ha hecho cínicos, nuestra inteligencia nos ha vuelto duros y secos. Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Pero, más que máquinas, necesitamos humanidad; más que inteligencia, bondad y dulzura. Sin estas cualidades, la vida será violenta y todo se perderá. Los aviones y la radio nos han acercado unos a otros. La naturaleza misma de estos inventos clama por la bondad del hombre, clama por la universalidad de hermandad, por la unidad de todos nosotros. Incluso ahora, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, a millones de hombres, mujeres y niños desesperados, víctimas de un sistema que tortura a los hombres y encarcela a inocentes.

A aquellos que me pueden oír, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará y los dictadores morirán y el poder que arrebataron al pueblo volverá al pueblo. Y mientras los hombres mueren, la libertad no perecerá. Soldados, no os rindáis a esos hombres que en realidad os desprecian, que os esclavizan, que os reglamentan, que os dicen qué hacer, qué sentir, qué pensar y qué decir. ¡Combatid ahora por la libertad! Para satisfacer a la promesa que os habéis hecho: de luchar por la liberación del mundo, de eliminar las fronteras nacionales, de eliminar la avaricia, el odio y la intolerancia. Combatid por un mundo de razón, un mundo en el que la ciencia y el progreso conduzcan a la felicidad de todos. Soldados, en nombre de la democracia, unámonos todos.»


Merece ser compartido:

Una respuesta a «Las 15 frases más memorables de Charles Chaplin»

Deja una respuesta