8 originales iniciativas desde el arte y la tecnología para mejorar la vida de los refugiados

Ante la inactividad o, en el mejor de los casos, lentitud con la que los políticos y las administraciones están reaccionando frente al problema de los refugiados sirios, muchas personas y organizaciones se han puesto a trabajar por iniciativa propia para ayudar a las miles de personas que siguen llegando a Europa en busca de un lugar seguro.

Internet y las redes sociales son uno de los canales más utilizados desde la sociedad civil para vehicular la mayoría de estas iniciativas, mientras que otras apuestan por la creación artística como vía de denuncia y de sensibilización. Aquí te mostramos algunas de las más interesantes.

Plataformas de rescate en medio del mar

El colectivo austríaco Zentrum für Politische Schönheit (Centro para la Belleza Política) instaló el pasado 3 de octubre una plataforma de rescate cerca de las costas de Sicilia y Túnez, coincidiendo con una de las rutas de huida utilizadas por los refugiados. Este soporte, que ha sido bautizado con el nombre de Aylan 1, está equipado con un panel solar, alimentos básicos y radio.

aylan2

Plataforma de rescate de refugiados de Zentrum für Politische Schönheit

La intención de esta organización de activistas artísticos es ir construyendo e instalando más plataformas; para ello han organizado un crowdfunding abierto a quienes deseen colaborar. La entidad parte de la idea de que el arte debe servir para provocar y rebelarse, por lo que basan sus actividades en el concepto de ‘humanismo agresivo’: actuar mediante el ‘asalto’ para preservar el humanitarismo y la belleza moral.

Dibújame una casa

Tal y como recoge este artículo publicado en Yorokobu, Blanca Lacasa es una periodista e ilustradora que ha aportado su grano de arena al drama de los refugiados. Junto al también ilustrador Alfredo García-Amonacid (Dirty Harry), han creado ‘Dibújame una casa’, una subasta a través de Facebook de ilustraciones realizadas por reconocidos autores, cuyos beneficios se entregarán a ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados.

dibujame

Propuesta de Musicians without Borders para los refugiados

Música que sana las heridas invisibles

Bajo el lema ‘Utilizamos la música para superar las divisiones, conectar a las comunidades y curar las heridas de la guerra’, Musicians without Borders (Músicos sin Fronteras) cuenta ya a sus espaldas con una larga trayectoria de intervenciones en zonas de guerra y enfrentamientos, como Palestina, Tanzania, Ruanda o Kosovo.

Inevitablemente, el escenario de sus intervenciones se ha trasladado en los últimos meses a Siria. “Preferimos el sonido de la música al de las balas. La música es un lenguaje universal que llega al alma sin necesidad de traducción”, cuenta en este artículo Eyhem Ahmed, uno de los jóvenes palestinos que toca el piano en el campo de refugiados no oficial de Yarmouk (Damasco), para aliviar el sufrimiento de la población. “Seguiremos cantando hasta que volvamos a ver nuevamente sonrisas en Siria”.

Un teléfono móvil para seguir conectados al mundo

“¿Qué se esconde en el teléfono de un refugiado?”. Esta pregunta es el punto de partida de District Zero, un documental coordinado por la Comisión Europea e Intermón Oxfam que narra el viaje de exiliados políticos a través de sus dispositivos móviles.

Y es que para los refugiados el smartphone se ha convertido en un artículo de primera necesidad: permite mantener el contacto con familiares y amigos que permanecen en los países de origen, comprobar la ruta a seguir gracias al sistema GPS y consultar las webs y páginas de Facebook que contienen información de utilidad dada su nueva situación.

En esta línea, son varias las aplicaciones móviles (apps) creadas para contribuir a facilitar la vida de los refugiados o bien para concienciar sobre su realidad. Es es el caso de Universal Doctor Speaker, que dentro de la campaña Refugee Speaker, facilita de modo gratuito asistencia médica en varios idiomas, con el objetivo de mejorar la comunicación entre el personal sanitario y los refugiados.

Por su parte, Helping Hand nace de la idea de un grupo de jóvenes brasileñas de entre 17 y 18 años, para procurar a inmigrantes y refugiados información concentrada sobre centros de apoyo y servicios de salud.

Un origen similar tiene Safegees, una aplicación propuesta por cuatro jóvenes españoles en la última edición del encuentro tecnológico #peacehack. Partiendo de la idea de que para los refugiados es esencial mantenerse en contacto con la gente que hace su mismo periplo geográfico y vital, la aplicación posibilita mantener el contacto con estas personas de una forma segura, a través de la geolocalización. Además, permite que organizaciones como Médicos sin Fronteras y Cruz Roja puedan ubicar sobre el mapa puntos de información (campamentos, centros de salud, fronteras…).

app

App desarrollada por ACNUR: “My life as a refugee”

Para terminar, destacamos esta aplicación desarrollada por ACNUR: My life as a refugee (‘Mi vida como refugiado’), que narra la historia (inspirada en experiencias reales) de tres personajes separados de sus familias, a causa de persecución o conflictos armados.

Imágenes: Centro para la Belleza Política; Alfonso Zapico; ACNUR; Bengin Ahmad

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!