muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

Guia Breve para Victimas Delitos de Odio LGTBIfobicos 1

Guia Breve para Victimas Delitos de Odio LGTBIfobicos

Guia Breve para Victimas Delitos de Odio LGTBIfobicos 2
Guia Breve para Victimas Delitos de Odio LGTBIfobicos 3

Si te agreden, amenazan o causan algún daño a ti o a tus pertenencias o propiedades y lo hacen por tu orientación sexual o por tu identidad o expresión de género (o porque creen que eres LGTBI aún no siéndolo), estás siendo víctima de un hecho que se considera delito y que, por esa motivación LGTBIfóbica, se califica como ‘delito de odio’.

¿CUÁNDO ERES VÍCTIMA DE UN DELITO DE ODIO?

Si sufres agresiones, amenazas o daño a tu persona, pertenencias o propiedades debido a tu orientación sexual, identidad o expresión de género, o incluso si creen erróneamente que perteneces a la comunidad LGTBI, estás siendo víctima de un acto que se clasifica como delito. Este tipo de comportamiento, motivado por la LGTBIfobia, es considerado un ‘delito de odio’.

La razón que impulsa a la persona o personas que te agreden es el odio hacia tu condición de lesbiana, gay, trans, bisexual o intersexual, o simplemente hacia la apariencia de que puedas serlo.

¿CÓMO PUEDES ACTUAR?

En caso de ser posible, llama inmediatamente a la policía o a la Guardia Civil y relata lo sucedido para que se desplacen al lugar de los hechos. Si responden con prontitud, podrían localizar y detener a la persona o grupo responsables del ataque. En caso contrario, recopilarán la información de los posibles testigos. Si realizas la llamada después de la agresión y desde otro lugar, procura obtener, en la medida de lo posible, los datos personales de los testigos para proporcionarlos al realizar la denuncia. Si te encuentras en una situación de peligro o emergencia, no dudes en llamar a cualquiera de los siguientes números de teléfono:

  • 112 (Emergencias)
  • 091 (Policía Nacional)
  • 062 (Guardia Civil)

En situaciones de peligro en las que no sea viable realizar una llamada, puedes recurrir a la aplicación ALERTCOPS. Este servicio de alertas de seguridad ciudadana está disponible gracias a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La aplicación está diseñada para atender situaciones de riesgo y proporcionar asistencia a la ciudadanía.

¿CÓMO SE PONE UNA DENUNCIA?

1/ ¿DÓNDE INTERPONER LA DENUNCIA?

Puedes presentar la denuncia en la policía, ya sea la Policía Nacional, la autonómica o la local. También tienes la opción de hacerlo en el cuartel o dependencias de la Guardia Civil. Otra alternativa es dirigirte al Juzgado de Instrucción o al Juzgado de Paz de tu lugar de residencia. Además, puedes acudir a la oficina de la Fiscalía, presente en cada provincia, siendo esta institución la encargada de perseguir los delitos de odio. Dicha área se denomina «Fiscal para la Tutela Penal de la Igualdad y contra la Discriminación».

2/ TESTIGOS DE LOS HECHOS

Cuando vayas a presentar la denuncia, puedes optar por hacerlo solo/a o en compañía de alguien que te brinde mayor seguridad, ya sea un/a amigo/a, un/a abogado/a, o un miembro de una organización LGTBI local. Tienes la opción de presentar la denuncia por escrito o de manera verbal, ya sea en persona o a través de un representante con un poder especial. Es fundamental que firmes la denuncia después de leerla detenidamente para asegurarte de que refleje con precisión lo que has denunciado. Además, es crucial que quede claro el motivo detrás de la agresión, es decir, que se haya llevado a cabo debido a tu condición de persona LGTBI.

Puedes presentar una denuncia aunque no conozcas la identidad de la persona que te agredió. Sin embargo, si tienes sospechas sobre su identidad, es recomendable manifestarlas e indicar su nombre y apellidos para facilitar la investigación. No es necesario contar con la intervención de un abogado/a o procurador/a, ni tampoco se requiere depositar ninguna fianza. En el caso de una denuncia verbal, se elaborará un acta en forma de declaración que será firmada por ti y por el personal funcionario o autoridad que tome la declaración. En el acta se registrarán tus datos personales como denunciante. Posteriormente, te proporcionarán una copia de la denuncia o, en su defecto, un resguardo de haberla presentado; en caso de que no lo hagan, puedes solicitarlo. Es importante tener en cuenta que no puedes apartarte de lo manifestado en la denuncia.

3/ CONTENIDO DE LA DENUNCIA

Tanto en la denuncia verbal como en la escrita, resulta crucial proporcionar una descripción lo más precisa y detallada posible de la agresión. Esto incluye las sospechas sobre la identidad de la persona o personas agresoras, posibles testigos y otros detalles que puedan parecer insignificantes.

Cuando se trata de un delito de odio, además de detallar exhaustivamente los hechos, es fundamental incluir los siguientes aspectos:

  • Declarar que tienes la certeza de haber sido agredido, humillado o amenazado debido a tu orientación sexual o identidad o expresión de género.
  • Afirmar que la única razón por la cual fuiste agredido, humillado o amenazado es esa orientación sexual o identidad de género, y que no existe ninguna otra causa para la agresión.
  • Reproducir las palabras, frases o insultos sobre tu orientación sexual o identidad de género que te hayan dirigido quienes te agredieron, humillaron o amenazaron.

Es importante también tener en cuenta aspectos relacionados con la apariencia física de los agresores, como su indumentaria, posibles símbolos asociados a grupos ultra, partidos políticos o equipos de fútbol. Otros detalles relevantes incluyen si el lugar del delito es frecuentado por personas LGTBI, si llevabas signos distintivos del colectivo LGTBI al momento de la agresión, si el delito ocurrió en una fecha significativa para el colectivo LGTBI o durante un evento conmemorativo (por ejemplo, el Día del Orgullo LGTBI), si eres activista en una asociación LGTBI, o si hubo declaraciones públicas en contra de las personas LGTBI en días anteriores.

En caso de olvidar algún detalle que consideres relevante al presentar la denuncia, no te preocupes, ya que podrás ampliarla cuando la denuncia pase al juzgado.

4/ DOCUMENTOS QUE APORTAR CON LA DENUNCIA

Puedes respaldar tu denuncia con todos los documentos que respalden los hechos que has relatado, como partes médicos, informes psicológicos, fotografías, capturas de pantalla, entre otros. También puedes incluir grabaciones de audio y vídeo como evidencia. En los casos de ciberodio, es crucial presentar capturas de pantalla que muestren los textos vejatorios o amenazantes, comúnmente conocidos como «pantallazos», así como los archivos informáticos que contengan la información que acredite el acoso a través de las redes.

Al interponer una denuncia, resulta fundamental mencionar a aquellas personas que pudieron haber sido testigos presenciales de los hechos, proporcionando sus datos personales y de contacto si los conoces. Por esta razón, es aconsejable recordar solicitar esta información a los posibles testigos en el momento en que se produzcan los hechos.

DERECHOS QUE TIENES COMO VÍCTIMA DE UN DELITO DE ODIO

Acompañamiento: Recuerda que al presentar la denuncia y comparecer ante las autoridades, tienes la opción de ir acompañado/a de una persona de tu confianza, aquella que elijas.

Información: Tienes el derecho a recibir información sobre las medidas de asistencia y apoyo disponibles, así como sobre el procedimiento que debes seguir para solicitarlas. Además, puedes obtener una copia de la denuncia. Asimismo, se garantiza el respeto de tus derechos como víctima, los cuales están establecidos en el Estatuto de la Víctima. Puedes solicitar las ayudas previstas por la ley y recibir información existente sobre la causa penal.

Derecho a comprender y ser entendido/a: Tienes derecho a contar con servicios de traducción si no entiendes el idioma, o a un intérprete de lengua de signos si presentas problemas de audición. Estos servicios son gratuitos.

Protección: En caso de agresión, tienes la posibilidad de solicitar una orden de alejamiento. Esto implica que la persona que te ha agredido no podrá acercarse a ti y se le prohibirá comunicarse contigo por cualquier medio.

Asistencia y apoyo: Puedes dirigirte a las Oficinas de Asistencia a las Víctimas, ubicadas comúnmente en las sedes de los Juzgados, Tribunales y Fiscalías. En estos lugares, atenderán tus necesidades inmediatas y te proporcionarán la información que requieras.

Adicionalmente, la OFICINA NACIONAL DE LUCHA CONTRA LOS DELITOS DE ODIO cuenta con un correo electrónico de asistencia a víctimas: asistencia.ondod@interior.es. También, puedes ponerte en contacto con el OBSERVATORIO ESTATAL REDES CONTRA EL ODIO a través de los siguientes medios:

Justicia gratuita: En caso de cumplir con los requisitos legales, puedes solicitar un abogado/a de oficio para ejercer la acusación particular. Se recomienda encarecidamente personarse en el procedimiento con un abogado/a para garantizar la debida protección de tus intereses.

Participación activa en el proceso penal: Tienes la opción de personarte en el procedimiento con un abogado/a y ejercer la acusación particular. Es crucial recordar que la asistencia letrada es altamente recomendable en este tipo de delitos. Además, ya estés personado/a o no en el procedimiento, puedes aportar pruebas que poseas.

Participación en la ejecución: Tienes derecho a ser notificado/a de resoluciones como el auto de calificación en tercer grado o el auto de libertad condicional de la persona condenada por un delito de odio cometido contra ti. Asimismo, tienes la facultad de recurrir esas resoluciones si así lo consideras pertinente.

Reembolso de gastos: En caso de que el procedimiento judicial haya ocasionado gastos, tienes derecho a solicitar el reembolso correspondiente.

Justicia restaurativa: Tienes derecho a obtener una reparación adecuada, tanto material como moral, por los daños sufridos a raíz del delito cometido contra ti.

Recuerda: Si has sido víctima de un delito de odio, presentar una denuncia es imprescindible para garantizar tu protección. Si deseas obtener más información, puedes consultar la página web de la Oficina Nacional de Lucha Contra los Delitos de Odio del Ministerio del Interior.