La violación y el consentimiento explicados en 7 sencillos cómics

La interpretación actual del problema de la violencia contra las mujeres, que pone el foco en las manifestaciones explícitas y más brutales (como violación, agresiones físicas y asesinatos), resulta reduccionista y oscurece otros elementos que no son en absoluto secundarios, como la prevención y sensibilización sobre el consentimiento sexual. Las violaciones a veces ocurren sin que ni siquiera el violador entienda lo que ha hecho o por qué la víctima se siente mal.

Debería ser sencillo: el NO significa NO. El SÍ o el NO están condicionados a lo que piensas o sientes en ese momento. Las personas pueden cambiar su inicial SÍ por un NO. Y no pasa nada. Para entenderlo, nada mejor que cambiar la pregunta por otra más sencilla. ¿Por qué es tan difícil el consentimiento? La dibujante de cómics Alli Kirkham (traducidas por BoredPanda) nos ayuda a aclarar la cuestión con una serie de 7 cómics que ilustran los problemas que rodean al consentimiento utilizando situaciones cotidianas que quizás son más fáciles de entender para todo el mundo.

Ej. 1. Tu forma de vestir te obliga a comportarte de cierta forma

Violación y consentimiento sexual explicadas en cómic

Ej. 2. Si una vez me diste permiso, lo tendré siempre

Violación y consentimiento sexual explicadas en cómic

Ej. 3. Si te gusta algo, te gustará siempre

Violación y consentimiento sexual explicadas en cómic

Ej. 4. Te gustará incluso si estás borracha, drogada o inconsciente

Ej. 5. Es tu deber como pareja o esposa

Violación y consentimiento sexual explicadas en cómic

Ej. 6. Si dices que lo vas a hacer, tienes la obligación de hacerlo

Violación y consentimiento sexual explicadas en cómic

Ej. 7. Debes acabar lo que has empezado

Violación y consentimiento sexual explicadas en cómic

Para la mayoría, la palabra violación evoca imágenes de encapuchados asaltando sexualmente a personas en un callejón a media noche. Pero según RAINN, una organización americana anti-violencia sexual, el 47% de los violadores son amigos o conocidos de la víctima, y 4 de cada 5 asaltos son realizados por alguien que la víctima conoce. Hombres y mujeres necesitan ser educados sobre consentimiento para evitar cruzar las fronteras del otro sin darse ni siquiera cuenta del dolor que están causando.

Compártelo para ayudar a aclararlo entre todos

Ver esta publicación en Instagram

#noesno #justiciapatriarcal #lamanada #yotecreo #sororidad //HOY 26abril. 🔥La ciencia VS La 'Justicia' en España Un estudio publicado en Harvard Review of Psychiatry y en Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica, ha desvelado que otro de nuestros mecanismos de defensa es la parálisis involuntaria. El concepto clave  es la inmovilidad tónica (TI), una conocida respuesta reflexiva e involuntaria a estímulos inductores de miedo, puede ayudar a explicar la parálisis y la “congelación” de muchas víctimas de violación. Consiste en bloquear la resistencia activa. Los investigadores lo han llamado “inmovilidad tónica“, un término clave para cambiar la manera en que se trata la violación en un juicio y en los hospitales ya que las pruebas recientes demuestran que sin ser un nuevo “descubrimiento”, este se produce con mayor frecuencia e intensidad de lo estudiado hasta ahora. La inmovilidad tónica es descrita en estos estudios como un estado involuntario y temporal de inhibición motora como respuesta a situaciones que conllevan un miedo intenso. Gracias a este estudio, se podrá hacer justicia con las víctimas y se debería descartar el consentimiento pasivo como argumento o justificación del acoso y la violación. Sin embargo, EN ESPAÑA, si una víctima no manifiesta resistencia expresa, muchos tribunales no consideran que haya un caso de violación o agresión sexual ya que consideran que hay un consentimiento “implícito”. “¿Se opuso usted al violador?” es la pregunta clave del juez Ricardo González a la joven que sufrió una violación múltiple en San Fermines. En 2012, el juez formuló esta misma pregunta a la víctima de otra violación. En aquel caso, la mujer respondió que se resistió a su agresor, que forcejeó y se negó. Ante esa respuesta, el juez condenó al agresor a sólo a 9 años de cárcel y en el caso de esta violación múltiple incluso opta por la absolución porque la chica “no mostró oposición explícita”. Este juez.. Y casi todos.

Una publicación compartida de DISEÑO SOCIAL (@disenosocial) el

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!