De la censura de MTV a Freddie Mercury a la aceptación de la diversidad de la mano de Ruby Rose

“We don’t choose to be born, but we choose to live. Some of us choose to love. And some of us, only some of us, choose to be free”

Como bien recuerdan en Ángela Bernardo en Hipertextual, cuando John Deacon, bajista de Queen, escribió la letra de “I want to break free” para su álbum The Works de 1984, no sospechaban la relevancia que adquiriría aquel atrevido videoclip en el que los miembros del grupo aparecieron vestidos de mujeres, imitando a la serie británica Coronation Street.

Queen censurado por MTV en los Estados Unidos

El original videoclip que acompañó a esta canción para su promoción en las cadenas de televisión ha sido uno de los más recordados y venerados de la banda pero debido precisamente, que muchos de sus integrantes aparecían “travestidos”, el video fue censurado por MTV en los Estados Unidos, lo que causó que Queen excluyera a Estados Unidos de su gira The Works Tour. Tuvieron que pasar muchos años para aceptar este “atrevimiento” y no fue hasta 1991 cuando MTV accedió a publicar el video en las pantallas de Estados Unidos.

DE LA CENSURA DE MTV A LA PLENA ACEPTACIÓN

Aunque el vídeo de “I want to break free” fue en realidad idea de Roger Taylor, batería de Queen, con el objetivo de parodiar la serie británica mencionada, lo cierto es que la propia vida de Freddie Mercury puede ser definida bajo ese espíritu libre de “romper con los estereotipos”.  Mucho ha llovido desde entonces pero este espíritu rebelde y dispuesto a romper estereotipos es el que ahora recupera Ruby Rose, la actriz que precisa y curiosamente, hace unos días hacía gala de esta rebeldía presentando la gala MTV Europe Music Awards.

Logró ser Trending Topic durante su participación en la ceremonia que fue conducida por ella y por el cantante británico Ed Sheeran. La actriz deslumbró con por presencia escénica pero por romper con los roles establecidos. A Sheeran le tocó el papel de tierno; a Ruby Rose, el de mujer de armas tomar.

Ruby Rose, DJ, modelo y actriz que entre otras series ha participado a la popular “Orange is the new black” se ha identificado como persona intergénero, visibilizando una nueva realidad y sobre todo, ayudando a la aceptación de la diversidad en la expresión del genero y la identidad de millones de jóvenes. Es una destacada defensora de los derechos de la comunidad LGTB y su salto a la fama no ha hecho más que visibilizar una realidad ignorada durante décadas: la de las personas que se consideran de “género fluido”.

muhimu ruby gender

DEL INTERGÉNERO AL GÉNERO FLUIDO

“Género fluido” o Gender Fluid es una identidad de género mejor descrita como una mezcla dinámica entre hombre y mujer, por lo que Ruby expresó que realmente no se siente como una mujer: “Definitivamente no me identifico con ningún género. No soy un hombre, pero realmente tampoco me siento como una mujer, obviamente nací como una, así que estoy en un punto medio, lo cual es tener lo mejor de ambos sexos. Tengo varias características que normalmente se presentan en un hombre, y un poco menos de las que se manifiestan en una mujer. Pero algunas veces me pongo una falda, como hoy”.

El término alude a la identidad de género con la que se etiqueta a aquel individuo que decide “romper” con los géneros predefinidos y no se siente ni hombre ni mujer. La visibilización de esta otra realidad puede ser también comparada con el espíritu libre que caracterizó a Freddie Mercury en la década de los ochenta. La realidad, sin embargo, es que hay muchas expresiones diversas de androginia – y estas raras veces son celebradas en nuestra cultura popular. Ni siquiera fue fácil para ella.

rugby rose muhimu

DE “I WANT TO BE FREE” AL “BREAK FREE”

La visibilización del intergénero que proclama Ruby Rose, a pesar de no contar con el rechazo total al que se enfrentaba Freddie Mercury, todavía no es aceptada y los estereotipos de la sociedad influyen en nuestra forma de ver el mundo, y también en el modo en que comprendemos realidades nuevas. Unos estereotipos que deberían romperse, como cantaba Queen, para ser libres. Para ser, exactamente, como queremos ser, añade Ruby Rose en un cortometraje curiosamente titulado Break free.

Comprender que se identificaba como una persona intergénero no resultó sencillo. La propia Ruby Rose ha llegado a comentar que en su infancia pensó en cambiarse de sexo, pero el paso de los años le enseñó que tampoco lograba identificarse dentro del género masculino. El hecho de sentirse atraída por otras mujeres y no aceptar la estética impuesta a su género le hizo sufrir discriminación y agresiones durante su juventud. Quizás por ello es el momento de recordar este vídeo con el que dijo al mundo en julio del 2014 que se autodenominaba de género fluido simplemente porque no quiere caer en etiquetas que la nombren como el status quo exige y que limiten la expresión de su personalidad:

UNA HISTORIA EN COMÚN: VÍCTIMA DE LA DISCRIMINACIÓN LGTBI

A pesar de que tanto Freddie como Ruby fueron adultos respetados, tuvieron que superar una etapa muy dura en la que muchos adolescentes sufren acoso escolar debido a su condición o identidad sexual.

La actriz nació en Melbourne (Australia) en 1986, hija de una madre soltera. Con 12 años tuvo claro que era lesbiana, y en varias entrevistas ha recordado «el odio y el acoso» que sufrió por ello, actitudes que la derivaron a una depresión. Pero a pesar de tener muy claras sus preferencias sexuales y de identidad, la decisión de salir del armario no fue nada fácil según ha confesado en varias entrevistas en las que confiesa que “fueron momentos horribles y solitarios”. En el instituto, las cosas no mejoraron.

Sus compañeros empezaron a acosarla por ser lesbiana, y a los dieciséis años terminó en el hospital tras una agresión porque una chica de su clase le pegó en la cabeza con una silla. Pero lo más terrible para ella es recordar que “la primera causa de muerte en jóvenes menores de 25 años sea el suicidio“.

Esta traumática experiencia en su adolescencia le ha enseñado a la actriz que pequeños gestos pueden cambiar la vida de alguien en momentos críticos. La suya también cambió, y hoy la australiana es feliz junto a su pareja Phoebe Dahl, una diseñadora británica nieta del famoso escritor Roald Dahl.

rose feliz genero

A diferencia de lo que ocurrió con Freddie Mercury, quizás porque la sociedad ha evolucionado en aceptación de la diversidad a pesar del largo camino que aún queda por recorrer, Ruby Rose ha conseguido superar los momentos difíciles de su adolescencia y ahora, ayuda a otros a romper estereotipos. Precisamente su imagen de espíritu libre la acompaña desde sus inicios, cuando fue imagen de Maybelline, la conocida marca de maquillaje.

En los primeros anuncios, decía que “lejos quedaban los tiempos en que dejábamos que las dudas nos impidieran ser dueños de todas las versiones de nosotros mismos”.

Un mensaje que reafirma el carácter de la australiana y que también podemos ver en la película Around the Block en la que Ruby participa y aunque la actriz no es el personaje principal, el filme termina con una gran cita que tanto Freddie como Ruby, decidieron transformar en el día a día de sus vidas:

“No elegimos cómo nacemos, pero elegimos vivir. Algunos de nosotros también elegimos amar. Y algunos, sólo una minoría de nosotros, elegimos ser libres”. 

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!