¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 1

¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada)

El papa Francisco dice en una nueva película estrenada el miércoles que los homosexuales deberían ser protegidos por las leyes de unión civil, en unas de las declaraciones más claras que ha realizado sobre los derechos de los gays. Los cristianos progresistas le piden ir más allá y avalar el matrimonio gay, y aunque los expertos aseguran que Bergoglio está aún muy lejos de eso, consideran «histórico» el paso de Francisco.

“La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello […] “Lo que tenemos que crear es una ley de unión civil. De esa manera están cubiertos legalmente. Yo defendí eso”

Papa Francisco en el documental “Francesco”.

 Las palabras del Papa pertenecen a la entrevista en un documental estrenado hoy en Roma dirigido por el ruso Evgeny Afineevsky (nominado a un oscar por Winter on Fire). 

La verdad sobre el apoyo del Vaticano a las familias LGBTi

¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 2

No es la primera vez que Jorge Mario Bergoglio se pronuncia en favor del matrimonio homosexual y de la cobertura legal a las familias homosexuales. Y a eso, probablemente, se referiría el propio Pontífice en el documental cuando señala: “Yo apoyé eso”

El apoyo del Papa Francisco a las uniones civiles entre personas del mismo sexo es un gran paso adelante en el apoyo de la iglesia a las personas LGBTI. Está en consonancia con su enfoque pastoral para las personas LGBT, incluidos los católicos LGBT, y envía una fuerte señal a los países donde la iglesia se ha opuesto a tales leyes.

¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 3

La opinión del papa Francisco sobre el matrimonio homosexual

El jesuita norteamericano James Martin, uno de los grandes defensores de la inclusión LGBTI+ en la Iglesia, calificó de «histórico» el paso dado por Francisco:

  • Porque los dice como Papa, no como arzobispo de Buenos Aires.
  • Porque está claramente apoyando, no simplemente tolerando, las uniones civiles.
  • Porque lo dice a la cámara, no en privado.

Los comentarios del Papa puede que no sean gran cosa en Europa occidental o Estados Unidos, pero en lugares como Polonia, donde algunos obispos son virulentamente anti-LGBT, o Uganda, donde los obispos están del lado de las leyes que penalizan la homosexualidad, es muy importante

James Martin, jesuita consultor del Dicasterio para la Comunión del Vaticano

Su biógrafo, Austen Ivereigh, autor de El gran reformador. recuerda que cuando era arzobispo de Buenos Aires se opuso a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, pero se mostró a favor de una ley que regulase las uniones en una votación de la Conferencia Episcopal Argentina. “Lo hizo porque cree que deben respetarse los derechos básicos como poder heredar, visitar al otro en el hospital… Es una cuestión de justicia civil. Esa fue su posición matizada, pero perdió el voto con los otros obispos”.

«Francisco está abriendo puertas, dando pasos de gigante. No está en su mano arrancar los cimientos añejos de un Vaticano que ha hecho tanto daño y sigue haciendo […] No me han extrañado sus declaraciones, las estaba esperando. Quizás porque yo tuve la suerte de sentarme a charlar con él una hora y media, quizá porque le he oído, le he visto, he visto sus ojos cuando me hablaba, y quizá porque he podido vivirlo en primera persona y en la cercanía. Creo que sé cómo piensa de todo esto. No me extraña que lo diga […] Bergoglio es un guerrero al que es casi imposible parar, que va a luchar porque sigan abriéndose ventanas y entre aire fresco en la institución, y seguirá en su lucha por la igualdad, de dejar de rechazar y poner etiquetas»..

Diego Neria, recibido por el Papa en 2015 junto a su pareja

¿Desde cuándo apoya el papa Francisco las uniones civiles entre homosexuales?

El pontífice, que ahora ha mostrado su apoyo a la unión de personas del mismo género, había hecho estas declaraciones a una televisión mexicana, pero El Vaticano no permitió la difusión de esas imágenes. Ahora, mediante un documental, han salido a la luz.

Uno de los hombres más cercanos al propio papa Francisco, el también jesuita Antonio Spadaro, en una entrevista a los medios de la Conferencia Episcopal Italiana, sorprendía al declarar que la parte en la que habla de los homosexuales estaba sacada de una entrevista que ofreció en mayo de 2019 a la corresponsal del canal de televisión mexicano Televisa, Valentina Alazraki.

Además se filtró un correo interno entre los miembros del personal que trabaja en la Secretaría de la Comunicación del Vaticano en la que se pedía no escribir nada sobre el tema. En estas horas se recuerda cómo en 2018 el papa Francisco hizo dimitir al entonces prefecto de la Secretaria de Comunicación, monseñor Dario Vigano, después de que también modificase digitalmente una fotografía de una carta privada del papa emérito Benedicto XVI para enviarla a los medios.

Opiniones alternativas dentro del seno de la Iglesia

¿Por qué las mujeres no pueden ser obispos o incluso papas o papisas? Si en la diócesis de Estocolmo los cristianos suecos de origen luterano pudieron elegir a Eva Brunneuna obispa lesbiana, casada con otra señora, ¿por qué el catolicismo se mantiene en una posición tan conservadora?

Hay cierto sector dentro del catolicismo que le reclama el fin del celibato o que plantea un rol más destacado para las mujeres. El catolicismo padece un doble problema. Por una parte, es machista y, por otro, anti LGTB. En el fondo, no acaba de admitir que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres.

“Como iglesia también tenemos que avanzar para forjar una sociedad y una comunidad libre de discriminación y prejuicio. Se ha recorrido camino. Han cambiado algunas cosas, y cada vez son más las voces que hablan con respeto, con ternura, y con valentía, frente a discursos que parecen anclados en otra sociedad y otra época. Pero hay que avanzar más. Tenemos que contribuir al reconocimiento de la radical dignidad de todas las personas en la sociedad en general, y en la iglesia en particular. Hay muchas personas homosexuales, lesbianas, y transexuales que creen en Dios y que se saben parte de la Iglesia. Pero que en ocasiones se sienten, como me decía un buen amigo, “obligados a ver el partido desde el banquillo”, porque se les dice que eso es lo que hay. ” 

PastoralSJ

 Lucetta Scaraffia, historiadora y experta en asuntos sociales y de la mujer en la Iglesia cree que “es parte de su proceso de apertura”. Al igual que sucedió con la discriminación a la mujer, a las personas divorciadas o incluso a los matrimonios interraciales, poco a poco se siguen dando pasos para encontrar la esencia del cristianismo más allá de las tradiciones basadas en ritos discriminatorios que estaban vigentes hace siglos. “Es algo importante. Hay que recordar todos los partidos católicos que han hecho una guerra contra esto. Supongo que creará problemas dentro de la Iglesia y en el mundo político. Quizá hacía falta hacerlo de forma más detallada y transitoria, es como si faltase un pasaje hasta llegar aquí”.

«Para muchos será escandaloso lo que ha dicho el Papa sobre uniones civiles de personas LGTB, cuando en la sociedad ya está más que asumido […] Nuestra asignatura pendiente no es decirles a las personas homosexuales qué hacer en su vida civil, sino facilitar su pertenencia eclesial». 

José María Olaizola, jesuita español
¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 4

A pesar de las declaraciones públicas del papa Francisco y que muchos creyentes, curas y pastores se oponen al discurso oficial homófobo desde dentro de la Iglesia, otros tantos consideran que la homosexualidad es pecado y, por tanto, deben privar a las personas “que pecan” de los derechos civiles que los Derechos Humanos u otro tipo de legislaciones laicas quieran otorgarles. Es algo así como que las personas que están a dieta están en contra de que haya gente que pueda no estarlo.

Ser homosexual, heterosexual o bisexual no te hace ser creyente o no creyente religioso. No te hace amar u odiar o ser ateo, cristiano, musulmán o budista. Sin embargo, algunas personas utilizan la religión para discriminar a las personas con una orientación sexual diferente a la suya.

Por suerte, dentro del seno de religiones como el cristianismo (incluso la musulmana) se han visto importantes avances en los últimos años y, aunque en principio había un rechazo hacia temas como las relaciones previas al matrimonio, al uso de anticonceptivos o al divorcio, muchos cristianos pueden ejercer su fe sin ser juzgados y discriminados por estos supuestos pecados.

La comunidad cristiana internacional está alzando la voz recordando que DIOS ES AMOR y el único gran pecado es odiar, agredir o discriminar en su nombre.

¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 5
Congregaciones cristianas piden perdón al colectivo LGBTi
¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 6
¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 7
¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 8

¿Es posible un cambio de interpretación bíblica?

A que aunque saben, entienden, comprenden (al igual que sucedía con temas como el divorcio) que la homosexualidad forma parte de la naturalidad humana, no saben cómo afrontar el hecho de que lleven años penalizándola. No es tan problema el hecho de que en las escrituras esté condenado ya que por ejemplo, desde años llevan justificando la acumulación de capital en contra de las palabras del propio Jesucristo recogidas en Mateo 19, 23-30 “Les aseguro que difícilmente un rico entrará en el Reino de los Cielos. Sí, les repito, es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los Cielos” (aunque la traducción tradicional no es muy buena, debió traducirse por soga por el ojo de una aguja).

De hecho, según la BIBLIA no podrán llegar al cielo las siguientes personas:

Homosexuales.- Lesbianas. – Trans.- Familias homoparentales.- Familias lesboparentales. – Familias diversas.- Adúlteros.- Fornicadores.- Los que viven en unión libre.- Los casados civilmente.- Los divorciados vueltos a casar.- Los divorciados que viven en unión libre.- Los que tienen hijos fuera del matrimonio.- Los que no reconocen hijos.- Los que hayan tenido sexo con una mujer con la menstruación.- Los que se han acostado con la mujer de su prójimo (poner cuernos).- Los que no guarden el sábado para el Señor- Los borrachos.- Los que visitan prostitutas.- Los practicantes del onanismo- Los que adoran imágenes.- Los que siembran y recogen las frutas caídas.- Los que participan en juegos de azar (lotería, navideña, lotto, raspas).- Los que roban (así sea un lápiz).- Los que tienen pensamientos y deseos impuros.- Los que juran en vano.- Los que codician bienes ajenos.- Los que mienten.- Los que engañan.- Los que juran en falso.- Los que no santifican las fiestas (irse a la playa en Semana Santa).- Los que oprimen y despojan al prójimo.- Los que emiten sentencias injustas. – Los que hacen favores al pobre.- Los que calumnian al prójimo.- Los que odian al hermano.- Los rencorosos.- Los que cobran venganza.- Los que siembran su campo con dos clases distintas de grano.- Los que usan ropa tejida con hilos de dos clases.- Los que practiquen la hechicería y la astrología (leer el horóscopo).- Los que se rapan en redondo su cabeza.- Los que se cortan los bordes de su barba.- Los que llevan tatuajes en su cuerpo.- Los que consultan a los brujos.- Los que no se ponen de pie ante los ancianos.- Los que cobran intereses de úsura (garroteras).- Los se hacen ídolos y levantan estatuas monumentos.- Los que critican.- Los que utilizan métodos anticonceptivos.- Los que tienen sexo antes del matrimonio. – Los que tienen sexo con fines no reproductivos.- Los que tienen sexo por placer.

Por tanto, su problema no parte tanto de contradecir a la Biblia sino de contradecir a sus propias interpretaciones de la misma y a años de legitimación de discursos de odio y discriminación a la comunidad LGBTi. Y el problema añadido, que las comunidades religiosas más poderosas económicamente son las que más han utilizado ese discurso discriminatorio que les pondría en evidencia ante sus fieles si el Vaticano decidiese evolucionar tal y como lo hicieron por ejemplo, los luteranos. Como comentábamos en párrafos anteriores, en la diócesis de Estocolmo los cristianos suecos de origen luterano pudieron elegir a Eva Brunne, una obispa lesbiana, casada con otra mujer. 

El Vaticano responde: «la homosexualidad no debe ser condenada»

En un texto de 330 páginas, la Comisión Bíblica, a petición del Papa Francisco, reinterpreta la visión de la homosexualidad, el celibato o el divorcio

La base de ¿Quién es el hombre? el nuevo documento publicado por el Vaticano, asegura que cambia las interpretaciones clásicas y las cambia por nociones más actuales, según informa Religión Digital.

Promovido por el Papa Franciscola Comisión Bíblica ha decidido mostrar en 330 páginas, un texto que trata temas polémicos, al igual que reflexiones sobre temas que están en el centro del debate social y civil: el divoricio, el adulterio, la homosexualidad o el celibato sacerdotal.

«La relación erótica homosexual no debe ser condenada«, aseguran desde El Vaticano en el interior del texto y defiende que existen «ejemplos de unión legalmente reconocida entre personas del mismo sexo en la tradición bíblica«. 

La Comisión Bíblica también trata el tema de la separación, cómo «el cónyuge que, observando que la relación conyugal ya no es una expresión de amor, decide separarse de aquellos que amenazan la paz o la vida de la familia, no realiza por ello un acto contrario al matrimonio”, razonan. 

Respecto a los aspectos eróticos el Vaticano quita hierro al asunto «“La Biblia poco o nada dice acerca de este tipo de relación erótica, que por lo tanto no debe ser condenada». 

¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 9

Por fin nos encontramos con un obispo (en este caso el de Roma) que se cree el Evangelio y lo proclama. Hace unos días con la publicación de la encíclica Fratelli Tutti y ahora con esta toma de posición a favor de las familias homoparentales y la necesidad de no discriminarlas. Es una cosa que parece muy evidente, pero que hasta ahora había brillado por su ausencia en los discursos y la praxis del aparato vaticano».

Jordi Valls, presidente de ACGIL, la Asociación Cristiana de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales

Fratelli tutti

Por Luca Pirola

Fratelli tutti es un documento esencial para un momento histórico de la perdida de espiritualidad global. La idea de la hermandad universal no parece estar siendo muy bien recibida por un mundo que ha girado la vista hacia la compasión y la fraternidad. Un mundo que de nuevo despierta a los demonios del fascismo, el racismo y la intolerancia y que su discurso de odio, quiere atraer también a muchos cristianos. Sin embargo, el amor y la convivencia global deberían ser un pilar de nuestra fe. Y un paso adelante fundamental para imaginar un mundo mejor gracias a la fe. Fratelli tutti es una encíclica extraordinariamente necesaria y actual, en relación con el período que de crisis moral vive nuestra sociedad, entre tensiones internacionales y crisis de pandemia, entre la salvaguarda del medio ambiente y una crisis en la comunicación interpersonal (mermada también por la posverdad y las fake news). También para un joven, como el que esto escribe, el llamamiento a la fraternidad que nos llega con la encíclica es muy incisivo.

Estados y culturas diversas. Globalización y fraternidad

Hoy en día vivimos sin duda en un mundo cada vez más globalizado, que exige una apertura y una proximidad cada vez mayores entre los diferentes Estados y culturas. Una evolución en la que las nuevas generaciones pueden jugar un papel importante. Las oportunidades modernas de viajar y comunicarse representan una excelente ocasión de contacto y enriquecimiento, y nos invitan a vivir conectados y a participar en lo que sucede en todas partes del mundo. Sin excluir a ninguna de ellas. El acrecentamiento de objetivos de solidaridad y cooperación, por ejemplo, sin olvidar a los más expuestos al sufrimiento y a los riesgos del cambio climático, es un desafío clave.

La escena política internacional muestra cómo la globalización nos ha acercado en muchos casos, pero sin unirnos. Es significativo que el Santo Padre haya citado al Patriarca ortodoxo Bartolomé y al Gran Imán Ahmad Al-Tayyeb como figuras inspiradoras de su encíclica, tras el histórico paso dado el año pasado en Abu Dhabi en materia de diálogo interreligioso.

La pandemia de la Covid-19 puede ayudarnos, como escribe el Papa Francisco, a recuperar “la conciencia de ser una comunidad mundial navegando en la misma barca”, y es de esperar que, en lugar de exacerbar los peligros nacionalistas ya manifiestos en los últimos años – a nivel europeo y mundial – pueda animarnos a evidenciar “un deseo mundial de hermandad”.

¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 10

De la atención sanitaria a la economía. Los más cercanos: los excluidos

El segundo punto que me ha llamado la atención se refiere a la atención a los excluidos en nuestro contexto social local. Los excluidos recientemente puestos al descubierto por la emergencia de la pandemia, por ejemplo, y descuidados en la atención de la salud o carentes de protección económica. Pero también en general, como escribe Francisco, los descartados que ya o “todavía no son útiles”, los no nacidos eliminados, o aquellos que “no sirven“ entre los ancianos. Y luego los pobres, los discapacitados y los considerados inferiores por su etnia o género. Sin olvidar a los que son objeto de las formas modernas de esclavitud.

Hasta ahora se ha prestado mucha atención a las directivas económicas eficaces para el crecimiento, pero no tanto al desarrollo humano integral. Se trata de categorías de personas excluidas con las que todos entramos en contacto en nuestra realidad ordinaria, cuya dignidad está en peligro de ser olvidada. “Partes de la humanidad parecen sacrificables en beneficio de una selección que favorece a un sector humano digno de vivir sin límites. En el fondo no se considera ya a las personas como un valor primario que hay que respetar y amparar”.

Frenesí digital y escucha. La comunicación en peligro

El tercer punto está relacionado con el redescubrimiento de los demás como un regalo a través de una nueva atención comunicativa. “… Una cosa es sentirse obligados a vivir juntos, y otra muy diferente es apreciar la riqueza y la belleza de las semillas de la vida en común que hay que buscar y cultivar juntos”. Los riesgos que representa un excesivo individualismo y una preocupante incapacidad de comunicación son considerables y están muy extendidos en nuestra sociedad. Es una sociedad muy interconectada hoy en día, pero en la que existe el riesgo, especialmente entre los jóvenes, de perder elementos importantes en la dimensión de la comunicación. “Los medios de comunicación digitales pueden exponer al riesgo de dependencia, de aislamiento y de progresiva pérdida de contacto con la realidad concreta, obstaculizando el desarrollo de relaciones interpersonales auténticas”. Las conversaciones digitales no pueden remplazar a las de proximidad física, y el frenesí que a menudo se encuentra en las primeras puede quitar espacio y tiempo para la reflexión y la escucha. Las conversaciones entre iguales que se multiplican no pueden ayudarnos a un diálogo profundo, y un auténtico camino de fraternidad sólo es posible si estamos dispuestos a tener encuentros reales y no superficiales.

En referencia a la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19, he leído que “la tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, nuestros proyectos, rutinas y prioridades […], y ha dejado al descubierto, una vez más, esa (bendita) pertenencia común de la que no podemos ni queremos evadirnos; esa pertenencia de hermanos”. La crisis de la pandemia no nos aleja, por lo tanto, sino que se convierte en un importante impulso para la aspiración del mundo a la fraternidad. Acepto con alegría esta invitación que viene de la encíclica, la invitación a construir y a esperar en un mundo en el que podamos ser verdaderamente, mujeres y hombres, más “hermanos todos”.

«19. La falta de hijos, que provoca un envejecimiento de las poblaciones, junto con el abandono de los ancianos a una dolorosa soledad, es un modo sutil de expresar que todo termina con nosotros, que sólo cuentan nuestros intereses individuales. Así, «objeto de descarte no es sólo el alimento o los bienes superfluos, sino con frecuencia los mismos seres humanos». Vimos lo que sucedió con las personas mayores en algunos lugares del mundo a causa del coronavirus. No tenían que morir así. Pero en realidad algo semejante ya había ocurrido a causa de olas de calor y en otras circunstancias: cruelmente descartados. No advertimos que aislar a los ancianos y abandonarlos a cargo de otros sin un adecuado y cercano acompañamiento de la familia, mutila y empobrece a la misma familia. Además, termina privando a los jóvenes de ese necesario contacto con sus raíces y con una sabiduría que la juventud por sí sola no puede alcanzar.

20. Este descarte se expresa de múltiples maneras, como en la obsesión por reducir los costos laborales, que no advierte las graves consecuencias que esto ocasiona, porque el desempleo que se produce tiene como efecto directo expandir las fronteras de la pobreza. El descarte, además, asume formas miserables que creíamos superadas, como el racismo, que se esconde y reaparece una y otra vez. Las expresiones de racismo vuelven a avergonzarnos demostrando así que los supuestos avances de la sociedad no son tan reales ni están asegurados para siempre.

21. Hay reglas económicas que resultaron eficaces para el crecimiento, pero no así para el desarrollo humano integral. Aumentó la riqueza, pero con inequidad, y así lo que ocurre es que «nacen nuevas pobrezas». Cuando dicen que el mundo moderno redujo la pobreza, lo hacen midiéndola con criterios de otras épocas no comparables con la realidad actual. Porque en otros tiempos, por ejemplo, no tener acceso a la energía eléctrica no era considerado un signo de pobreza ni generaba angustia. La pobreza siempre se analiza y se entiende en el contexto de las posibilidades reales de un momento histórico concreto.»

Resumen de otras polémicas declaraciones del Papa Francisco

¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 11
¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 12
¿El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre parejas del mismo sexo? Esta es la verdad (actualizada) 13