Las hemos visto maquilladas, con menos ropa y ambientadas en nuestra época, pero lo que realmente hacía falta a las protagonistas de Disney, era verlas feministas.

Esta madre decidió editar ella misma los cuentos de su hija para luchar contra la visión machista de estas películas que perpetúa los estereotipos de género que tan dañinos son. Y, desde luego, lo ha clavado.

Ni sumisas, ni inocentes ni desvalidas, las princesas de Danielle Lindemann, psicóloga y madre que decidió cambiar estos cuentos, son mujeres que luchan por la igualdad, por su dignidad y su valía.

Y es que, como dijo Emily Dickinson, las mujeres ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos en pie. Por eso, cada vez somos las que nos levantamos y luchamos día a día por una sociedad más igualitaria.

¡Protégeme Jasmine! Jasmine vuela por el cielo. Se agarra a Aladín porque él tiene miedo.

Una princesa es una soñadora. Sería genial ver a más mujeres en el Senado.

“La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos”, – Kofi Annan (exsecretario general de la ONU).

¿Qué es una princesa? Una princesa es valiente. ¡Mi cuerpo, mi elección!

A una princesa le gusta vestirse bien…con su uniforme médico cuando va a su trabajo como neocirujana.

“Las mujeres son responsables de dos tercios de los trabajos realizados en todo el mundo y sin embargo ganan solo el 10% de los ingresos totales y solo el 1% de las propiedades… Así que, ¿estamos iguales? Hasta que la respuesta no sea sí, no podemos dejar de preguntarnos”, – Daniel Craig (actor británico).

cuentos-disney-feminista

A una princesa le encanta ver cosas nuevas…como un estándar de pago decente para la baja por maternidad.

Como mujer, lucha por tus derechos, por tener la vida que deseas.

“No les deseo (a las mujeres) que tengan poder sobre los hombres, sino sobre sí mismas”, – Mary Wollstonecraft (filósofa y escritora inglesa)