La marca emblema del macho alfa evoluciona hacia una nueva masculinidad

Un anuncio que rompe los moldes de la actual masculinidad gracias a la que, hasta ahora, ha sido la gran defensora del “macho alfa”. Axe acaba con su prototipo, poniendo en valor otras formas de masculinidad. Un sencillo clip de un minuto que plantea cuestiones como:

¿Está bien ser delgado?, ¿está bien que no te gusten los deportes?, ¿está bien que sea virgen?, ¿está bien experimentar con chicos?,¿está bien que los chicos vistan de rosa?

Estas son algunos de las interrogantes que plantea la marca en su última campaña. Además, sus protagonistas son jóvenes de distinta sexualidad, raza o físico. Parece una publicidad nueva, pero esta nueva línea de AXE comenzó unos meses atrás con otra campaña rompedora llamada Find your magic (Encuentra tu magia). Dejando atrás la imagen de hombre promiscuo que persigue a las mujeres con el objetivo de acostarse con ellas o cosificarlas, este nuevo hombre del 2017 busca su lugar en el mundo más allá de la sexualidad. Queda poco para que la campaña se lance en España. La revolución en el mundo del marketing pasa por adaptarse a la evolución social del momento y poder llegar a cualquier tipo de consumidor.

Con este cambio de paradigmas centrados en la conciencia social, los jóvenes pueden conectar mejor con las marcas y estas, a su vez, fidelizar a muchos más jóvenes. Además, es mucho más que un anuncio, ya que esta iniciativa da voz a los datos registrados por el estudio The Man Box, llevado a cabo por Promundo. Esta organización es líder mundial en la promoción de la justicia de género y la prevención de la violencia mediante la participación de hombres y niños en asociación con mujeres y niñas.Y este programa en concreto, en el que se realizaron encuestas a 3.500 hombres de 18 a 30 años en México, EEUU y Reino Unido, fue producido por AXE. Los resultados fueron sorprendentes y, de nuevo, se aprecia la presión a la que están sometidos los hombres a día de hoy.

Aproximadamente el 50% de los encuestados tenía miedo de parecer ‘gay’ o ‘afeminado’, de esta manera aumentan la presión para mantener la apariencia de tipo duro bajo cualquier circunstancia. ¿Por qué es tan necesaria?

La cultura androcéntrica ha construido una sociedad con una estructura jerarquizada donde el hombre ostenta el poder y lo masculino es el modelo universal, reproduciéndose a través de las conductas y roles individuales adjudicados a cada género. Es tiempo, por tanto, en que la “nueva masculinidad” deba resistir ante la reacción de la masculinidad tradicional y conservadora, que usa más violencia para reivindicarse como hombres, en todos los contextos de forma diferente.

La igualdad de género no es solo una cuestión que atañe a las mujeres; es un asunto que afecta a todos los seres humanos: mujeres y niñas, hombres y niños. Todas y todos nos beneficiamos en nuestro día a día de la igualdad de género en el ámbito social, político y económico. Cuando las mujeres están empoderadas, toda la humanidad se beneficia. La igualdad de género libera no solo a las mujeres, sino también a los hombres, de los roles sociales preestablecidos y de los estereotipos de género.

DECÁLOGO ‘UN HOMBRE POR LA IGUALDAD’ DE AHIGE

Un hombre por la igualdad es aquel que:

1. Se acepta a sí mismo como producto de su tiempo y cultura.

2. Ha iniciado un camino personal de búsqueda y replanteamiento interno de sus valores, esquemas, mecanismos, conductas y pensamientos.

3. Mantiene una actitud de cambio en sus relaciones con las mujeres, en las que ya no tolera ningún tipo de desigualdad en razón del sexo.

4. Apoya activamente las justas reivindicaciones de las mujeres contra el sexismo. Comprende que no basta con las palabras y que es necesario que los hombres se posicionen activa y públicamente sobre el tema.

5. Está aprendiendo a verse como un ser sensible, afectivo y, sobre todo, vulnerable. Además, está intentando superar su tradicional aislamiento emocional.

6. Ha iniciado un proceso de replanteamiento de la relación con sus hijos e hijas. Ya no acepta continuar con un papel secundario e intenta que la relación sea más completa, aprendiendo a implicarse directamente con ellos y ellas.

7. Intenta ir superando el miedo y el rechazo ante situaciones de cercanía y complicidad con otros hombres. Comprende que la compañía y la ayuda de otros hombres le es necesaria para su desarrollo vital. Acepta su apoyo y está aprendiendo a no verlos como competidores.

8. Avanza en un proceso de renovación de su sexualidad, intentando vivirla de forma más natural y plena, sin los determinantes que el modelo tradicional masculino le ha impuesto.

9. Ha comenzado a cambiar su actitud hacia la homosexualidad, reconociendo que las personas homosexuales sufren una situación de discriminación que ha de ser combatida activamente. Analiza su relación personal con este tema.

10. Y, por supuesto, ha adoptado una actitud de tolerancia cero hacia la violencia de género que ejercen los hombres sobre las mujeres. Ha comprendido que el silencio nos hace cómplices.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!