Estupenda campaña de Comunidad Mujer que pretende demostrar la negativa influencia de los estímulos que se reciben en la niñez y que ayudan a perpetuar los estereotipos de género.

Esta reflexión que hemos encontrado en internet nos ha parecido muy interesante y refleja con bastante acierto la tensión a la que son sometidos tanto niños como niñas desde su infancia para que encajen en los modelos y roles estipulados para cada uno.

Por cada niña cansada de actuar débil cuando es fuerte, hay un niño cansado de aparentar ser fuerte cuando se siente vulnerable. Por cada niño que está harto de la expectativa constante de que sepa todo, hay una niña cansada de que la gente no confía en su inteligencia. Por cada niña que está cansada de ser considerada súper sensible, hay un niño temeroso de ser gentil y de llorar. Por cada niño el cual la única forma de mostrar su masculinidad es competir, hay una niña a la que se le acusa de no ser femenina cuando compite. Por cada niña que tira su muñeca, hay un niño que desea encontrar una. Por cada niño luchando por que la publicidad no le dicte sus deseos, hay una niña cuya autoestima está siendo atacada por la publicidad. Por cada niña que da un paso a su liberación, hay un niño que encuentra más fácilmente el camino hacia la libertad.

Este es un problema de todos. Dejemos de fomentar estos estereotipos y luchemos juntos por unos valores de igualdad y respeto que favorezcan una convivencia pacífica y armoniosa.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: