Judith Butler, la filósofa que nos invita a elegir nuestro propio "género social"

Grandes son los avances en igualdad que se han conseguido en los últimos años, como la inclusión de artículos en algunos estatutos de autonomía entorno a la no discriminación por orientación sexual e identidad de género y otros entre los que destaca el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo —un instrumento que ha otorgado dignidad, seguridad, protección y autoconfianza a miles de personas y a sus familias—. Pero no es lo mismo orientación sexual que identidad de género. Parece que fueran conceptos que afecta solo a algunas minorías pero, en realidad, nos afectan a todos. A todos.

Hoy os traemos unas de las filósofas y especialistas en género que mejor nos pueden ayudar a entenderlo: Judith Butler. Es una de las profesionales más prestigiosas dentro del campo del feminismo, que actualmente ocupa la cátedra Maxine Elliot de Retórica, Literatura comparada y Estudios de la mujer, en la Universidad de California (Berkeley). Esta revolucionaria del género es conocida por su famosa publicación, en 1990, El género en disputa. Con este libro consiguió darle una vuelta de tuerca a la identidad de género y promover el activismo LGTBQ

“El feminismo ha afrontado siempre la violencia contra las mujeres, sexual y no sexual, lo cual debería servir de base para una alianza con estos otros movimientos, ya que la violencia fóbica contra los cuerpos es parte de lo que une el activismo antihomofóbico, antirracista, feminista, trans e intersexual”.

Romper con las concepciones sociales basadas en normas culturales sobre sexo, género y deseo ha sido su mayor reto, ya que en la lucha por la igualdad estas no respetan la voluntad de aquellos sujetos que no se ajustan a ellas. La profesora insiste en que en la actualidad el género se ajusta a unas normas sociales basadas en una repetición obligada: “género performativo”.

En la conferencia remarcó la importancia de romper las categorías estándar que dirigen nuestras vidas. La mayoría de las definiciones se dan por sentadas en el campo político y esto provoca una vida encasillada y poco vivible. Estas categorías no funcionan, limitan mucho y hacen que muchas personas no se sientan identificadas. Lo que persigue el feminismo, activismo y la teoría queer es, simplemente, hacer más fácil la vida de las personas, una vida en la que poder afirmar con tranquilidad y felicidad lo que nos sentimos.

A pesar de que Butler tenía un discurso enfocado en la protesta y el desacuerdo de los tópicos actuales en el plano de género, su reflexión ha trascendido a otras luchas como la de las personas que ha día de hoy viven en situaciones precarias. La gente no solo se reúne para protestar y expresar su malestar político, sino que nos unimos para estar juntos y llamar la atención sobre todas aquellas vidas que sufren en sus pequeñas luchas.

 

“La tarea de todos estos movimientos (activistas) consiste en distinguir entre las normas y las convenciones que permiten a la gente respirar, desear, amar y vivir, y aquellas normas y convenciones que restringen o coartan las condiciones de vida”. —Judith Butler

Butler tampoco se olvida de la posición de la mujer y sobre todo el gran problema del femicidio: muchas mujeres mueren de forma violenta y pasan desapercibidas para la sociedad. Para hablar de esta lucha hay que nombrar a dos autoras latinoamericanas que han reflexionado largamente sobre el tema: Monserrat Sagot (Costa Rica), quien relaciona estas acciones con una forma extrema de terrorismo sexista y, por otro lado, Rita Laura Segato (Brasil) que también incorpora en la acepción de femicidio a aquellas mujeres trans.

“Comprender el género como una categoría histórica es aceptar que el género, entendido como una forma cultural de configurar el cuerpo, está abierto a su continua reforma, y que la ‘anatomía’ y el ‘sexo’ no existen sin un marco cultural”. —Judith Butler

 

Pero recuerda: la importancia de estas palabras solo tendrá valor si pueden aplicarse de forma práctica y positiva en la sociedad.

 

Para habilitar los subtítulos en español: haz click en el botón CC. Después, en la ruedecilla que hay a su lado. Selecciona “subtitles” y “auto-translate”. Elige “español/Spanish” y EMPODÉRATE!

“My revolution shows up unexpectedly
It’s not naïve but believes in miracles
Cannot be categorized targeted branded
Or even located
Offers prophecy not prescription
Is determined by mystery and ecstatic joy
Requires listening
Is not centralized though we all know where we’re going
It happens in stages and all at once
It happens where you live and everywhere
It understands that divisions are diversions
It requires sitting still and staring deep into my eyes
Go ahead
Love.”

– Eve Ensler from “My Revolution Lives In This Body”

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!