El auge del deporte femenino

Las grandes expectativas que ha generado esta octava edición de la Copa Mundial Femenina de Fútbol, que se está disputando en Francia entre el 7 de junio y el 7 de julio, han demostrado que el deporte femenino está creciendo de una manera imparable. Así, este auge ya no se reduce tan solo en lo referente a la excelencia deportiva (algo que se alcanzó hace muchos años), sino en cuanto a respaldo por parte de la sociedad y a una firme apuesta por parte de las instituciones públicas y el sector privado.

De esta manera, las jugadoras de 24 combinados nacionales están luchando por demostrar que son las mejores del mundo jugando al fútbol; entre las que destacan las componentes del equipo español capitaneado por Marta Torrejón. Todo ello en un año en el que se están batiendo todos los récords de asistencia en la gran mayoría de competiciones deportivas, disputadas por deportistas que están haciendo historia y llenando estadios, aunque todavía queda un largo camino por recorrer.

El auge del deporte femenino 1

El enorme éxito de las deportistas españolas

En este contexto, nuestro país se debe sentir orgulloso de sus representantes en el deporte femenino, ya que se ha convertido en un auténtico sinónimo de éxito. Todo esto gracias a una larga lista de deportistas de primer nivel que son favoritas constantemente a la hora de levantar trofeos en sus respectivos deportes, cumpliendo así con todos los pronósticos deportivos. Entre las principales embajadoras del deporte femenino español se encuentran la tenista Garbiñe Muguruza, quien conquistó en 2017 el número 1 en el ranking WTA, la golfista Carlota Ciganda que triunfa en Estados Unidos y se ha metido entre las diez mejores del mundo, la nadadora Mireia Belmonte, que lidera a los convocados del equipo nacional absoluto de natación en todos los grandes eventos deportivos y Lydia Valentín que no deja de conseguir premios en halterofilia.

Con todo esto, no podemos olvidarnos de otros grandes nombres como Carolina Marín, Ana Carraco o Gisela Pulido; al igual que el enorme nivel con el que cuenta España en deportes de equipo como el baloncesto, el rugby, el balonmano o el fútbol. Por consiguiente, podemos afirmar que gracias a cada una de nuestras atletas, el deporte femenino consigue cada día un mayor reconocimiento.

El auge del deporte femenino 2

El Mundial femenino se ha convertido en el nuevo objetivo

Por último, debemos destacar que la Copa Mundial Femenina de Fútbol se ha convertido en una de las metas principales para el deporte en nuestro país. Un reto sumamente complicado ya que para ello habrá que destronar a países como Estados Unidos, que ya ha conquistado tres de estos trofeos; Alemania, que cuenta con dos títulos en su palmarés o Francia, que parte como anfitriona en esta edición.

Así, las 23 jugadoras del equipo español buscarán conseguir un buen resultado en la segunda participación de nuestro país en el torneo de fútbol más importante del planeta, ya que en el 2015 no consiguieron pasar de la fase de grupos. Por lo tanto, el objetivo principal reside en superar a Sudáfrica, China y Alemania; un grupo complicado pero asequible para unas futbolistas que diariamente nos demuestran de lo que son capaces.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!