Por si alguien dudaba, este cómic te recuerda que los padres y madres son superhéroes... del humor

Ser padres es terriblemente hermoso… y complicado. No queremos decir que también sea un sacrificio porque para que así fuese, deberías renunciar a algo, a cambio de nada. Y no lo es. Creemos firmemente que los hijos pueden aportar muchísimo a una relación tanto a nivel individual, como de pareja (aunque ahora mismo Brad y Angelina posiblemente no opinen lo mismo).

Se padre o madre te hace descubrir dentro de ti, una energía que antes creías que no tenías. Parecía que en tu vida no tenías tiempo para nada y de repente ¡puedes encajar en ella algo que te ocupa prácticamente 24 horas! Ponerte en esa situación límite te hace experimentar sensaciones, emociones y una intensidad que jamás imaginaste. Empiezas incluso… ¡a entender a tus propios padres!

El dibujante Betje ha reunido en una serie de tiras cómicas y dibujos, un tributo muy realista y divertido a todos esos padres y madres que hacen de su día a día auténticas aventuras dignas de superhéroes. Os hemos seleccionado 5 con las que seguro que muchos os sentís identificados.

1. Logras esquivar con más o menos fortuna todos los juguetes y objetos que van dejando repartidos por la casa.

 

72. Intentas hacer cualquier actividad sin ser interrumpidos es una auténtica hazaña. E incluso encontrar una actividad que les motive. Sin embargo, a veces, cuando menos te lo esperas, cuando menos te lo propones, surgen momentos maravillosos juntos

6

3. Por suerte, la lactancia está saliendo del ostracismo a la que en los últimos años estaba siendo condenada. Cada vez más mujeres optan por recuperar el valor de la lactancia y el derecho a practicarla también en lugares públicos.

5

4. Si el bricolaje es complicado… el ‘bebecolaje’ también lo es. Hacer maletas, colocarlas en el carrito, en el coche… y además ¡recordar cómo hacer bien cada cosa!
3 5. Si has estado cerca de un bebé sabrás de qué estamos hablando: tu cara es un juguete más con el que experimentar. Le encantará tocarlo, babearlo, arañarlo… y aun así, resultarán encantadores.
2

Y ahora, confiesa la verdad… ¿también te ha pasado a ti?

 

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!