La Asociación Internacional de Fotógrafos Profesionales de Nacimientos nos deleita cada año con las mejores fotografías de nacimientos. Como cada año, las fotografías presentadas al concurso son increíbles y este año no es para menos. Es prodigioso cómo los profesionales de la fotografía son capaces de captar un momento tan mágico.

El ganador del 2016 fué Marijke Thoen Geboortefotografie, con una fotografía muy serena titulada Underwater birth; en cambio, este año el expresivo Road to Deliverance de Jaydene Freund de Cradled Creations se ha llevado el galardón. Os dejamos las fotografías más impactantes:

With A Splash, creada por Elizabeth Farnsworth Photography.

Road to DeliveranceJaydene Freund of Cradled Creations.

DeterminationKatie Mathis Photography.

Straight from HeavenNatasha Hance – Birth Unscripted.

Pieces of MeKourtnie Scholz – KEDocumentary.

El parto es nuestro

Como siempre, aprovechamos para acompañar nuestra noticias con iniciativas relevantes y entre ellas, hoy destacamos aquellas que promueven el parto seguro y respetado. Entre ellas, reivindican a organizaciones como El parto es nuestro. Piensan que es un parto donde la mujer ha podido elegir, se siente segura, confía en su cuerpo y, el profesional que le atiende, además de conocer y respetar la fisiología femenina, conoce los riesgos de las intervenciones y no las practica de forma injustificada.

Se basa en un parto respetado y un nacimiento digno, acorde con las últimas evidencias científicas, acompañadas de profesionales idóneos, en un ambiente cálido y afectuoso. El respeto que pedimos va más allá del trato cariñoso y educado hacia la mujer que está de parto. Respeto significa también respeto a nuestros cuerpos, a nuestros tiempos, a nuestros bebés, a la fisiología de nuestros partos.

Se puede hablar de cuatro tipos de respeto:

1. A la fisiología del parto

No hacer nada que vaya en contra de la misma. Por ejemplo, obligar a la embarazada a permanecer tumbada yendo en contra de la gravedad y dificultando por tanto el descendimiento del bebé por el canal del parto.

2. A los deseos y necesidades de la mujer

No impedirle que coma o beba, que esté acompañada por quien ella considere oportuno en cada momento, etc.

3. A los derechos de la mujer como usuaria del sistema sanitario

Fundamentalmente su derecho a la información (existencia de complicaciones, ventajas e inconvenientes de los posibles tratamientos) y a decidir libremente.

4. A los derechos del bebé

Principalmente a estar en contacto con su madre desde el primer momento y poder disfrutar de la lactancia materna sin interferencias.

Sin duda, el momento más mágico de cada una de las vidas.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: