Lammily: el éxito de la anti-Barbie con estrías, granos y celulitis

Dicen que debemos dejar que los niños sueñen con la perfección. Que no es malo que las niñas aspiren a ser como la «barbie», una muñeca que ha marcado a toda una generación en la que curiosamente, han aparecido desórdenes alimenticios como la anoxeria y donde muchas jóvenes aspirar a operarse con tal de aproximar su cuerpo a un canon idealizado. Por supuesto, las muñecas con las que juegan no tienen la culpa de esto pero.. ¿qué pasaría si estas muñecas tuvieran «defectos» que las chicas aprendieran a respetar y valorar?

Es lo que debió pensar el diseñador Nickolay Lamm. Cansado de las demenciales proporciones de esta muñeca que es un peligroso ejemplo a seguir para muchas niñas, ha creado una Barbie normal, es decir, una muñeca con el cuerpo y las proporciones de una chica de 19 años normal y corriente pero llega para combatir el ideal de belleza imposible encarnado por la muñeca Barbie desde su aparición en 1959.

Lammily, una 'anti-Barbie' con granos y celulitis

«Creo que es importante que sea una muñeca con tallas realistas ya que cuando veo las del mercado no puedo dejar de notar su desproporción». Lamm

Lamm tomó las medidas del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y así crear una imagen tridimensional con las medidas de una chica normal. Creó su juguete basándose en los datos del Gobierno estadounidense en relación a las medidas de una joven promedio de 19 años.

Lammily gorda

La muñeca ya está disponible y se puede comprar un conjunto de accesorios que son pegatinas con las que pueden simular “imperfecciones” comunes que a veces nos tocan sufrir: granos, acné, estrías, celulitis, moratones, cicatrices… Pero también pecas, mejillas sonrojadas, lunares, verrugas, rozaduras y arañazos, picaduras de insectos, etc.

Lammily, una 'anti-Barbie'

'anti-Barbie' con granos y celulitis

barbie con granos y celulitis

“Todas las muñecas de moda son iguales. He querido hacerles un cambio de look más realista y demostrar que un cuerpo normal también es bonito”.

El diseñador lanzó en marzo una campaña de crowdfunding que logró reunir más de 500.000 dólares de 13.621 usuarios que apoyaron su proyecto comprando más de 19.000 muñecas.

Y tú, ¿cual preferirías?

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!