Esta es una de esas historias conmovedoras que no te van a dejar indiferente. Kati viajó a China desde Estados Unidos para conocer a sus padres biológicos. Hasta aquí todo parece tener sentido, salvo cuando sabes que sus padres la abandonaron en un mercado a los 3 días de nacer y le dejaron una nota para que se reencontraran en un puente de Hangzhou cuando fuera mayor.

Kati fue adoptada en China cuando apenas tenía un año de edad por una familia americana. Desde pequeña, siempre había querido conocer sus orígenes y, como una niña inquieta que era, preguntaba de qué barriga había salido. Su madre de adopción, sin ningún reparo, siempre le explicó que no salió de su barriga, sino de la de una mujer en China, pero que nació de su corazón.

Kati, sin darle más importancia a aquellas preguntas, en seguida se ponía a hacer otras cosas como una niña más. Era todo lo que necesitaba saber y estaba feliz con ello. Ahora, de adulta, Kati reconoce que le daba mucha curiosidad, pero que nunca lo mencionaba.

Kati fue adoptada por una familia estadounidense y creció sin saber quiénes eran sus padres biológicos

Durante décadas, China tuvo una política muy dura que imponía tener tan solo un hijo, con penas que iban desde grandes multas a abortos forzados y esterilizaciones. Cuando Feixiang y Lida esperaban su segundo hijo en 1994, lo llevaron en secreto. Les daba mucha pena tener que recurrir al aborto y vieron mejor opción dar a su hija en adopción.

La mañana que Kati cumplía tres días desde su nacimiento su madre cuenta que le dio leche y la abrazó durante mucho rato. Después, su padre la llevó al mercado. Cuenta cómo su bebé no lloró, estaba dormida, le dio un beso de despedida y la dejó allí.

Los padres de adopción de Kati, Ken y Ruth, viajaron desde Michigan a China para adoptarla. El orfanato les dio un documento escrito en chino, era un mensaje de sus padres biológicos. El texto decía así:

Debido a la pobreza y a otros problemas no nos queda más opción que abandonar a nuestra pequeña niña en la calle. Si tienes alguna simpatía por nosotros, los padres, por favor encuéntranos en el Puente Roto de Hangzhou en 10 o 20 años.

La extraordinaria historia de la joven china que abandonaron a…

Sus padres biológicos, antes de abandonarla en un mercado a los 3 días de nacer, le dejaron una nota para que se recontraran en un puente de Hangzhou cuando fuera mayor.

Publicado por BBC Mundo en Jueves, 14 de diciembre de 2017

Desde 2004, Feixiang, el padre biológico, ha visitado el puente cada año. Consciente de que no había muchas esperanzas, seguía esperando. Kati estaba al margen de todo esto y no se enteró de nada hasta el año pasado, cuando cumplió 20 años de edad.

Aunque la pequeña Kati no le daba mucha importancia a su adopción, recientemente decidió sacar el tema de nuevo y sus padres adoptivos decidieron contarle lo de la carta. Kati reconoce que su temor más grande era decepcionar a sus padres biológicos.

Los padres biológicos de Kati llevan 20 años esperando este momento. Toda su vida han rezado para que sus hijita les perdonase por todo lo sucedido. Sin dudarlo, cuando la madre de Kati la vio, salió corriendo a abrazarla. Una imagen vale más que mil palabras.

El emotivo reencuentro de Kati y sus padres biológicos por fin tuvo lugar

Kati conoció a sus padres biológicos y se acercó a sus raíces, a su otra casa, a su otra familia. Una conmovedora historia llena de amor y de ternura de padres a hijos de un sistema que ha roto familias.

Siempre hay espacio para el amor.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!