Según un reciente estudio del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona, entre un 25% y un 30% de las mujeres nacidas en la segunda mitad de los 70 no serán madres. Se trata de unas cifras sin precedentes en la historia de España, y que generan muchas lecturas sobre el por qué: a diferencia de lo que muchas reflexiones sociológicas infieren en los medios extranjeros -puesto que se trata de un fenómeno de incidencia global -, en España no se trata de una mera opción vital de los llamados “singles” (solteros).

natalidad españa

Las mujeres para las que no ser madre es una opción ronda apenas entre el 2% y el 5%. Midiendo exclusivamente las respuestas, queda claro que los niveles de infecundidad están asociados con el retraso de la edad de la maternidad, que hace tiempo alcanzó la treintena.

“Egoísta, te quedarás sola, no tendrás quién te cuide”, te dicen, porque aún no se comprende a una mujer sin maternidad.

La generación de las NoMo reivindica la visibilidad frente a una sociedad que sigue considerando la maternidad como último fin de la vida de una mujer. Varios libros al respecto -entre ellos Rocking the life unexpected de Jody Day, que plantea cómo ser feliz “encontrando un plan B más allá de la maternidad”, u Otherhood de Melanie Notkin, que analiza la creciente situación de las mujeres sin hijos en Estados Unidos, un país dónde en el que las mujeres en edad fértil sin descendencia han aumentado en los últimos treinta años del 35% al 50%.

mujer solera nomo

Con el paso de los años, sumado a la aparición de la píldora en los años 60, la comodidad e independencia económica les ha permitido decir a muchas mujeres no a la maternidad, aunque todavía hay malas caras que se lo reprochen. A estas mujeres, que se les llama de muchas maneras hoy, diferentes al tradicional calificativo de ‘solteronas’, han sido ahora denominadas como parte de la generación NoMo, es decir, No Mothers. También podrían estar entre las Panks, como se les conoce a las tías que se conforman con niños cercanos pero ajenos.

Las características que las unen son: la educación, el buen nivel económico, el deseo de independencia, manejo del tiempo, sin importar si tienen o no afecto por los niños, pues muchas no pudieron tenerlos por razones fisiológicas, mientras otras no hallaron a quien pudiera ser su pareja y papá de sus hijos. O simplemente, no quieren niños.

mujer aventurera

Y otra idea más que las une es la de enfrentar cuando las miran como bicho raro cuando revelan que no quieren ser mamás. Como por ejemplo, Jacky Hernández, quien acaba de publicar en su perfil de Facebook una divertida lista que encontró en internet y que se titula:

“Las 15 cosas que las mujeres sin hijos están cansadas de oír”.

1. ¿No te ha sonado tu reloj biológico?
2. Tener hijos fue la mejor decisión que he tomado.
3. Los niños le dan significado a mi vida.
4. Debe ser maravilloso no tener tantas responsabilidades.
5. Se te está pasando el tiempo.
6. Podrías ser una buena mamá, ¡piénsalo!
7. ¿No quieres tener a alguien que te cuide cuando seas vieja?
8. Deberías cambiar de idea.
9. Debe ser genial tener tanto tiempo libre.
10. Me encantaría poder dormir como tú.
11. Podrías arrepentirte en un tiempo.
12. Te puedes llegar a sentir muy sola.
13. ¿Y si tus padres no te hubieran tenido?
14. Estás siendo algo egoísta.
15. Pensaba lo mismo que tú cuando era joven, pero crecí.

En el 2013, la revista Time le dedicó su portada a una cuestión que creíamos superada:
“¿Es igual ser mujer a ser mamá?”

Y se refirieron a un estudio realizado en el 2010 denominado Pew Research en el que se demostró que en todas las razas y poblaciones ha bajado la tasa de fertilidad.

Pero, a pesar de que se trate de una decisión individual, son muchos los que opinan al respecto. Lo hizo el periodista Jonathan V. Last de la revista conservadora The Weekly Standard en su libro “What to Expect When No One’s Expecting”, en español “Qué esperar cuando nadie espera (hijos)”, quien dijo que el “egoísmo de los americanos sin hijos pone en peligro el futuro de la economía al reducir en número de consumidores y contribuyentes”.

mujer nomo

Para la coach Carmen Saiz, la decisión de tener o no tener hijos debe pasar por una evaluación muy similar a otras opciones que tomamos en el pasado con éxito, como elegir una carrera. La experta sugiere preguntarse por qué quiero ser o no ser mamá, para qué, si estás siguiendo consejos, si realmente tienes claros tus deseos; si has buscado información y has tenido experiencias cercanas.

Sin embargo, el deseo de no tener hijos no es nuevo y ha motivado a crear organizaciones a favor de esta ideología, que nació en los años 70, luego del descubrimiento de la píldora anticonceptiva. Algunas famosas son The National Organization for Non-Parents, No Kidding international, Kidding Aside. Y a estos se les suman términos como childfree (libres de niños) o childless,( sin niños), que se diferencian entre la elección y la imposibilidad de tenerlos.

Algunas famosas NOMO:

famosas nomo

Lo cierto es que las preguntas a las mujeres con ‘cierta edad’ a las que no se le ve el deseo de tener hijos se mantienen socialmente, empezando por la familia. Incluso en entrevistas a mujeres famosas se les interroga sobre cuándo serán madres, mientras que a los hombres en la misma categoría los listan como “los solteros más codiciados”.

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!