Algunos políticos aún ven peligroso que los niños jueguen con muñecas

Mientras que la sociedad en general, parece más preocupada porque las marcas y centros comerciales no apuesten por regalos y juguetes más igualitarios… los políticos estas Navidades han creado un debate paralelo.

La polémica ha surgido a raíz de una campaña navideña impulsada por la concejalía de igualdad del Ayuntamiento de Valencia. Mientras que para algunos sectores era necesaria y bienvenida, para otros ha resultado controvertida. Su lema “Juguetes para la Igualdad”, pretende concienciar a la sociedad mediante la reflexión de la diversidad de juguetes que regalamos a los niños y niñas durante estas señaladas fechas. Pero esta propuesta para combatir el sexismo desde la infancia es una campaña que no ha gustado mucho al Partido Popular municipal. Juzga por ti mismo:

Eusebio Monzó, portavoz del PP valenciano, se manifestó en contra de la campaña en pleno debate de los presupuestos de 2017. En su opinión no tienen que decir a la gente lo que deben regalarle a sus hijos, defendiendo la libertad de elección de padres y madres.

También tachó de inapropiado que se regalen muñecas a los niños , apelando que en la actualidad hay total igualdad entre hombres y mujeres.

En respuesta a las palabras del portavoz del PP, la concejala de Igualdad, Isabel Lozano, ha recordado que el material didáctico utilizado matiza, precisamente, que lo que se hace no es “decir qué juguetes comprar, sino que se invita a evitar el sexismo en la compra de juguetes”. Lozano ha recordado que el objetivo de la campaña “es abrir la reflexión sobre cómo juegan nuestros niños y niñas, introduciendo elementos igualitarios para que practiquen a la hora del juego”.

Mónica Oltra, vicepresidenta, portavoz y consejera de Igualdad y Política Inclusiva de la Generalidad Valenciana, cuyo Gobierno ha puesto en marcha esta Navidad una campaña similar a la del Ayuntamiento, ha mantenido que jugar con “muñecas o muñecos” contribuye a que los niños, cuando sean adultos, hayan interiorizado que “cuidar de sus hijos es valioso e importante”.

Los anuncios de juguetes para los más pequeños ‘bombardean’ la televisión, escaparates y buzones. Todos repiten el esquema: niñas con muñecas y niños con coches. Tonos rosas para ellas y azules para ellos. Algunas cosas están cambiando incluso a peor, como LEGO, que ahora parece que hiciera productos y anuncios más sexistas que antes. Muy parecido al error que cometió Mercadona, McDonald’s España ha conseguido que los niños pasen buenos momentos en tus restaurantes, pero no consiguen acabar con los estereotipos sexistas.

Sin embargo, cada vez nacen más iniciativas alternativas que nos permiten ofrecer a nuestros hijos e hijas una educación consciente y responsable. Una visón del mundo, la historia y la fantasía donde la variedad sexual, de raza o las diferentes características físicas o diversidad funcional, están integradas. Muchos padres se niegan a ofrecer modelos estereotipados a través de los juguetes y cada vez tiene más éxito las muñecas con medidas realistas y se sigue avanzando en esa línea.

¿Qué opinas tú? ¿Debería desaparecer el sexismo de los juguetes infantiles?


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: