Desde siempre hemos compartido con vosotros la importancia que tienen los profesores en la vida de un estudiante. Pueden inspirarles, motivarles o crearles daños en su autoestima o su forma de ver el mundo. Cuando eres aún muy joven estás un poco a merced del código ético y deontológico de ellos, pero al crecer, por suerte, los estudiantes cada vez muestran un espíritu más crítico hacia las “opiniones personales” que muchos profesores y profesionales comparten como “dogmas” en las universidades.

El caso que os traemos hoy es especialmente vergonzoso. Se trata de la denuncia de unos estudiantes hacia uno de sus profesores en la Universidad Complutense de Madrid y que conocemos gracias a la periodista Sofía Pérez Mendoza de eldiario.es.

Un total de 45 estudiantes han sido los valientes que se han atrevido a denunciar a su profesor de Derecho AdministrativoJosé María Fernández Pastrana. Estas son algunas de las frases que, según los estudiantes entrevistados por la periodista, compartía con sus alumnos en horas lectivas:

  • “Las mujeres son unas largartonas que se mueven solo por dinero“.
  • “A las mujeres indígenas les gustaba que los españoles las violasen“.
  • “¿Jony? No, yo te voy a llamar Juanito. Jony no es un nombre. Los sudamericanos tenéis un complejo de inferioridad y os cambiáis los nombres españoles por los anglosajones”.
  • “Un concejal de Ahora Madrid ha dicho que hay que hacer implosionar el sistema desde dentro. Para eso que hubiese dicho que querían poner bombas y así la gente veía lo terroristas que son y no los hubiesen votado”
  • “Es que con Franco teníamos todos trabajo y además nos dio una Seguridad Social increíble, gracias a él hoy podemos ir a los hospitales y que nos atiendan”.

Según los alumnos, utilizaba las clases para realizar comentarios machistas y racistas de forma recurrente pero no sólo eso, según los alumnos, el docente no impartía el contenido previsto en el temario de la asignatura y se dieron numerosas faltas de asistencia e impuntualidad. Se negaba a aportarles algún manual o guía de estudio espetando que lo que debían hacer era escucharle a él y sus historias. Desconcertados, al final asistían a un examen tipo test de 10 preguntas que él dictaba y que se corregían entre los mismos alumnos.

En esta web, en esta ocasión sin contenido verificado, los alumnos comparten opiniones sobre los profesores y los valoran. Os dejamos un pantallazo con las principales frases dichas por el profesor durante sus clases que han ido recogiendo sus alumnos:

Gracias a los estudiantes que se han atrevido a denunciar, este suceso ha pasado de la indignación a la responsabilidad social y ahora está en manos de la inspección de servicios. Por desgracia, no suele ser la práctica habitual por miedo a represalias por parte del propio profesor o de sus compañeros profesores.

Los periodistas han intentado contactar con José María Fernández Pastrana para poder aportar su opinión, pero no ha sido posible por la negativa del implicado. El proceso se encuentra ahora mismo en la fase de actuaciones previas. Pero, desgraciadamente, según informa la periodista, un portavoz de la Universidad Complutense asegura que no podrá resolverse este expediente sancionador a tiempo ya que, por su edad, se podrá jubilar el próximo mes de noviembre.

Actualización con la información aportada por Diego Fernández, hijo del profesor universitario para ayudarnos a entender la otra cara de la noticia:

“Estimada María, he visto su artículo sobre el profesor Fernández Pastrana y he de indicarle, dado que soy su hijo, que la información publicada en eldiario.es es parcialmente cierta (en tanto que es cierto que hay un expediente informativo frente a él derivado de una denuncia presentada supuestamente por 45 alumnos). Y digo parcialmente, puesto que aparte de lo anterior, el resto es pura invención.

Nadie en absoluto (salvo el diario El Mundo en el día de ayer), se ha puesto en contacto con él para contrastar la noticia. Además, esta no es la primera denuncia que se presenta frente a D. José María en estos últimos años por su supuesta xenofobia o machismo. La anterior fue archivada al conocerse que los más de cincuenta alumnos que habían firmado la denuncia, en realidad no lo habían hecho (se trató de una burda falsificación). Y, a día de hoy, y dado que el expediente informativo es reservado, no se ha podido acceder por el Sr. Fdez. Pastrana al expediente, a fin de comprobar la autoría real de la denuncia. Me temo que es más que posible que esos valientes de los que Vd. habla, no le hayan en realidad denunciado. Y en todo caso, denunciar a alguien por expresiones proferidas hace más de tres años (cuando D. José María daba clase en la facultad de sociología), llama cuando menos poderosamente la atención.

Por último, mi padre no falta a clase más que por causas justificadas, faltaría más. Existe un sistema de control electrónico diario de la presencia del profesor en la Universidad. No le parece a Vd una casualidad que tras incorporarse el expediente en Octubre, salga la noticia a la luz justamente ahora… Quizás ello se deba a que D. José María anunciara la semana pasada que este año se jubila…

Tras más de treinta años como profesor universitario sin tacha alguna, se pretende desprestigiar ahora a mi padre por el camino más fácil, en lo que no es más que un atentado contra su libertad de cátedra y de opinar libremente sobre algunos temas que, quizás, a algunos no les guste oír dado que pretenden que en la universidad exista sólo el pensamiento único, es decir, su pensamiento. Le ruego que no se haga eco de lo que no son más que especulaciones, sobre todo teniendo en cuenta la fase en que se encuentra el expediente. Un saludo”


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: