Turquía ha incorporado un nuevo libro de texto durante la nueva ley de reforma educativa del país. Los sectores más progresistas la han criticado duramente ya que la religión ha vuelto a adquirir mucho peso dentro de la educación.

En el nuevo libro de texto podemos encontrar frases como:
– “El hombre está al cargo de la familia”
– “La esposa debe mostrar obediencia”.

Este libro pertenece a la asignatura”Vida del profeta Mahoma” de contenido religioso, según cuentan fuentes del ministerio de educación. Destinado a alumnos de 16 y 17 años, profundiza en una serie de normas para la relación entre los sexos. En el queda evidenciado el papel de la mujer, donde recalca la obediencia la marido y la prohibición de casarse con ateos.Unas enseñanzas arcaicas repletas de texto que dicta cosas como: “el hombre está al cargo de la familia” y que la esposa “le debe mostrar afecto, respeto y obediencia“. Algo que según la legislación que poseen este país, es incompatible, ya que está basada en la igualdad de los sexos.

Otra de sus reivindicaciones contradice de pleno a la ley, ya que manifiesta claramente que está prohibido casarse con ateos, politeístas o apóstatas, pide guardar la castidad hasta casarse y no encontrarse con el otro sexo salvo bajo el paraguas protector del matrimonio. Algo que es legal en Turquía.

Esta nueva reforma educativa ha provocado muchas polémicas, enfrentando al Parlamento con el profesorado. Los profesores y los sectores más progresistas ven esta ley como un retroceso educativo, ya que además de la inclusión de este libro tan polémico, la nueva ley contempla una reducción de materias científicas y artísticas a favor de un mayor peso de la religión.

Curiosamente, entre los detalles más debatidos de la reforma no es su machismo, sino desterrar del currículo escolar las teorías de la evolución formuladas por Darwin.

El Ministerio de Educación también ha propuesto eliminar gradualmente la teoría de la evolución de Darwin de la enseñanza pública. La teoría de la evolución, según el ministro de Educación, Ismet Yilmaz, «está por encima del nivel de los estudiantes y no es directamente relevante».

Desde que el islamista AKP llegara al poder en 2002, la ciencia pierde terreno ante la religión y la interpretación más rigurosa del islam, a la vez que un tipo de escuelas religiosas radicales (Imam Hatip) crecen exponencialmente.


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: