Habitualmente no somos conscientes de lo privilegiados que somos, sobre todo aquellos que vivimos en países desarrollados. Pero artículos como estos hacen que bajemos de nuestra nube y veamos todos esos privilegios que pasan desapercibidos en nuestro día a día. Mientras en España debatimos sobre cuáles son las materias más importantes a tratar en las escuelas o cuánto presupuesto debería invertirse en educación, en otros países considerados en vías de desarrollo los padres intentan resolver problemas tan básicos como si es posible  mandar a nuestros hijos a la escuela.

Fuente: Unesco

Según los datos arrojados por la Base de Datos de las Desigualdades Mundiales en Educación de la Unesco, algunos países latinoamericanos se encuentran entre las calificaciones más altas a nivel mundial, sobre todo si hablamos de educación de niñas. El primero en colarse en la lista es Haití, en el puesto número 30 entre los peor clasificados, lugar en el que menos del 50% de las niñas acaban la escuela primaria. Por otro lado, cerrando la lista en el otro extremo, destaca Cuba, reconocida en todo el mundo por su excepcional modelo educativo y calificado por la UNESCO como ejemplar. Cuba, además, tiene los mejores números del mundo respecto al acceso de las niñas a la escuela.

El 99,7% de las niñas cubanas finalizan la educación primaria y el 86,4%, la secundaria.

Estos son los 10 mejores países latinoamericanos para ir a la escuela si eres niña

Cuba, como ya hemos dicho, está a la cabeza, pero no es el único país en Latinoamérica donde las niñas pueden disfrutar de una educación igual (o casi) que la de los niños. Estos son los 10 países del subcontinente en los que las niñas pueden acceder a la educación sin (muchos) inconvenientes.

1. Cuba

2. Nicaragua

3. Ecuador

4. Bolivia

5. Barbados

6. Costa Rica

7. Argentina

8. Colombia

9. Trinidad y Tobago

10. Panamá

La desigualdad se mantiene en todos los continentes

Pero el caso cubano no es lo más habitual en el mundo y de los 10 países latinoamericanos con menor brecha de género, no todos se encuentra al nivel de la educación de Cuba. Eso sí, estos países han mejorado su calificación con el paso de los años y todos tenemos las expectativas puestas en sus progresos. Sin embargo, no nos engañemos: recientes datos de Naciones Unidas advierten que en los últimos diez años hubo “casi cero progreso”, sobre todo en cuanto al acceso a educación en algunos de los países más pobres del mundo.

El informe detalla que en la actualidad hay 58 millones de niños sin escolarizar y otros 100 millones que no terminan la enseñanza primaria. La desigualdad en la educación ha aumentado,y los más pobres y desfavorecidos cargan con las consecuencias. La probabilidad de no ir a la escuela es cuatro veces mayor entre los niños más pobres del mundo que entre los más ricos, y cinco veces mayor la de no terminar la enseñanza primaria. Los conflictos siguen siendo enormes barreras para la educación y la ya elevada proporción de niños sin escolarizar que vive en zonas de conflicto va en aumento.

Otro de los informes publicado por la misma organización se encargó de examinar la calidad de la educación y los datos eran escalofriantes: más de 600 millones de niños escolarizados no están aprendiendo casi nada.

En muchos países del mundo las niñas se ven privadas del acceso a la educación por diferentes motivos

Dentro de los problemas en el acceso a la educación debemos resaltar el género. En muchos países del mundo, las niñas se encargar de cuidar a sus hermanos o realizar tareas del hogar en vez de ir a la escuela. Además, muchas de ellas se casan siendo aún adolescentes, lo que termina acabando con cualquier posibilidad de formación.

Hablamos de un dato muy significativo ya que, en los países desarrollados, las niñas obtienen mejores calificaciones que los chicos, superándolos en rendimiento, a diferencia de lo que ocurre en los países en vías de desarrollo o empobrecidos. El pasado 11 de octubre, Día Internacional de la Niña, se lanzó una campaña para el desarrollo con la que One publicó una clasificación con los lugares donde resulta más difícil obtener una educación si eres niña.

Infografía sobre los motivos por los que las niñas de muchos países abandonan la escuela

De los diez primeros países de la lista elaborada por la UNESCO sobre la educación de las niñas en el mundo, nueve se encuentran en suelo africano, continente que tiene los mayores números de absentismo escolar femenino. Países en conflicto, donde la mayoría de las familias viven bajo el umbral de la pobreza, sin acceso a la sanidad o a una nutrición adecuada. Además, son países con un gran número de personas desplazadas por conflictos y muchas poblaciones son nómadas.

El principal problema en el mundo son el (escaso) número de profesores cualificados. La ONU reitera que para cumplir los objetivos en el ámbito educación, antes del 2030 se deberán de contratar a 69 millones de nuevos docentes.

“Si se quiere acabar la guerra con otra guerra nunca se alcanzará la paz. El dinero gastado en tanques, en armas y soldados se debe gastar en libros, lápices, escuelas y profesores”. —Malala Yousafzai


¿Quieres recibir más historias como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter: