muhimu.es

La vida no es un juego de azar. No es un casino donde invertir tus días. Es una obra de arte para contemplar y crear. Siente, ama, crea.

Las 7 pautas de Mayim Bialik para evitar que tus hijos se conviertan en acosadores sexuales 1

Las 7 pautas de Mayim Bialik para evitar que tus hijos se conviertan en acosadores sexuales

Actualizado el lunes, 22 abril, 2024

La actriz de The Big Bang Theory y científica Mayim Bialik ha sido el centro de una nueva polémica que se desató tras una declaraciones publicadas en el New York Times. Las redes sociales no tardaron en hacerse eco de la noticia, que se convirtió en viral.

«Las jovencitas con ojos de conejita y labios carnosos eran favorecidas con papeles por los hombres poderosos que tomaban decisiones. Nunca he sido guapa y nunca he tratado de serlo. Y nunca he estado de acuerdo con las actitudes de las otras chicas de la industria. Especialmente en un negocio en el que se recompensa la belleza física y el sex appeal sobre todo lo demás».

A pesar de que sus palabras fueron bien acogidas por sus fans, provocaron la reflexión de muchas actrices que se sintieron aludidas.

Bialik también publicó un video en su canal de Youtube al que tituló: Cómo no criar hijos que se comporten como Harvey Weinstein.

Para habilitar los subtítulos en español: haz click en el botón CC. Después, en la ruedecilla que hay a su lado. Selecciona “subtitles” y “auto-translate”. Elige “español/Spanish” y ¡listo!
Libro infantil para hablar de sexualidad y los peligros de la pornografía
Libro infantil para hablar de sexualidad y los peligros de la pornografía

El porqué de las palabras de Mayim Bialik

Las declaraciones llegaron tras reflexionar junto a una amiga sobre el acoso y la relación que puede tener con una inadecuada educación de los niños. Como explica en el vídeo, su amiga le preguntó  sobre si sus hijos iban a ser como Weinstein cuando fuesen mayores.

«Yo me quedé pensando en qué había querido decir. Y lo que me estaba preguntando era si yo estaba criando hijos que se convertirán en hombres a los que las niñas y mujeres temerán», explica.

Aquella pregunta estuvo presente durante mucho tiempo en la cabeza de Mayim Bialik, quien decidió no solo responderle a su amiga, sino a todas aquellas madres y padres que se cuestionan a diario si están educando bien a sus hijos en este mundo donde el acoso es noticia todos los días.

¿Qué educación recibió Bialik?

En el vídeo podéis ver cómo el hombre más influyente de la vida de Mayim Bialik, su padre, la crió para no confiar en los hombres:

«Mi padre, que en paz descanse, me dijo explícitamente que me cuidara en cuerpo y corazón de los hombres, porque los hombres solo quieren una cosa, quieren sexo. Y durante toda mi vida, mi experiencia ha sido escuchar a niñas y mujeres decir que les rompieron el corazón porque los chicos solo querían una cosa: sexo. No he encontrado ningún chico, ni siquiera entre los más amables, que diga que no estaba motivado por su deseo de tener sexo con una mujer. Incluso los chicos buenos, hasta ellos lo que quieren es sexo».

Las palabras de Mayim Bialik han causado un gran revuelo en las redes, pero ¿por qué han tenido ese efecto?
Las palabras de Mayim Bialik han causado un gran revuelo en las redes, pero ¿por qué han tenido ese efecto?

En el vídeo continúa: «Fui criada con el precepto de ‘te tienes que casar virgen’ y te tienes que quedar con esa pareja para siempre. Eso era lo normal para mí. Por lo que tenía que lidiar con un dilema a la vista de toda la polémica de Weinstein: ¿la desconfianza en los hombres con la que mis padres me criaron me servirá para criar a mis hijos? ¿Los he criado para que crean que nadie confiará en ellos, que tan solo por ser del sexo que son ya son un arma para herir a la gente?».

¿Cuáles son las pautas que nos da la actriz para educar a nuestros hijos?

1. La igualdad

Lo más importante es enseñarle a los más pequeños que todos somos iguales. En sus palabras «todos tenemos la misma química, la misma necesidad de ser amados, respetados y protegidos», así que no importa la la raza, la religión o el sexo, todos somos iguales.

2. Tus derechos

«Si pones a alguien en una situación en la que no se sienten seguros, eso no está bien. Si estás con alguien y descubres que esa persona no se siente segura… tienes que apartarte». Es importante respetar el derecho a sentirnos seguros.

3. El consentimiento

«Yo ya he comenzado a hablar de esto con mis hijos y pienso seguir haciéndolo. No tienes derecho a tocar a alguien que no quiere que le toquen. Si no quieres que te toquen, tienes derecho a que no te toquen. Sin excepción». Esto debemos aplicarlo a cualquier persona ya sea familia, pareja, vecinos o amigos.

4. Usar el sentido común

Cuidado con las drogas y el alcohol, intentar tocar o intimar con alguien bajo sus efectos no está bien.

5. La ubicación

«Tú eres responsable de donde te encuentras. Si estás en un lugar donde está pasando algo inapropiado tienes que salir de ahí y denunciarlo. Es importante que los niños sepan que no deben ir a sitios donde se pague a la gente por tener sexo. Es más, los niños deben sentir la responsabilidad de proteger a un hombre o a una mujer que esté en una situación de vulnerabilidad. Es su obligación buscar ayuda, llamar a la policía».

6. Cuidado con el consumo de alcohol o drogas

«El cerebro humano no se comporta con gran juicio cuando somos adolescentes. Si a eso le sumas el consumo de alcohol o drogas es muy probable que las personas hagan cosas que jamás pensaron que harían». Además, «el consumo de pornografía difícilmente va a mejorar a ningún ser humano».

7. Cada día

«Respeta diariamente a las personas con las que interactúas, pero ten especial consideración con aquellas que no han sido representados históricamente: las mujeres, minorías étnicas, comunidad LGTBIQ y gente de diferente situación socioeconómica, que son los grupos más afectados por el patriarcado«.

¿Qué te parecen las recomendaciones de Mayim Bialik? ¿Qué más harías para evitar que tu hijo se convierta en un depredador sexual?

Los Desafíos de la Educación Sexual en la Era Digital

En la actualidad, el acceso a la pornografía se ha convertido en una parte significativa del mundo digital, especialmente entre los adolescentes. Según el informe de ‘Save the Children, (Des)información sexual: pornografía y adolescencia’, revela datos inquietantes: casi 7 de cada 10 adolescentes consumen pornografía. Dentro de este grupo, más del 50% se inspira en estos contenidos para sus propias experiencias, y para el 30%, los videos son la única fuente de información sexual.

El desafío para las familias radica en cómo abordar este tema tan crucial en la vida de sus hijos. En una época en la que las pantallas son omnipresentes y el acceso es más sencillo que nunca, la conversación sobre la sexualidad se vuelve fundamental. Muchos padres se sienten inquietos al intentar iniciar esta discusión, considerando que ellos mismos no crecieron con la misma facilidad de acceso a la información en línea.

Marina Marroquí, experta en el tema, enfatiza la importancia de hablar sobre sexualidad antes de que los jóvenes se adentren en el mundo de la pornografía. Explicar qué es el sexo les proporciona herramientas para abordar críticamente la información que reciben y les ayuda a forjar una comprensión saludable y equilibrada de la sexualidad.

El impacto del consumo de pornografía en la educación sexual de los adolescentes no debe subestimarse. Aunque el acceso a la información sea más fácil, la necesidad de una orientación familiar y educativa se vuelve aún más relevante. Los desafíos se presentan a la hora de iniciar conversaciones significativas sobre sexualidad y establecer pautas para un enfoque más saludable.

Desafíos para las Familias: Abordar la Conversación Sobre Sexualidad

Comprender cómo iniciar conversaciones significativas sobre la sexualidad puede ser un verdadero desafío para los padres y cuidadores. La educación sexual es crucial, pero la falta de herramientas y orientación hace que muchas familias se sientan inseguras al abordar este tema tan crucial.

El consejo de expertos sugiere establecer un ambiente de apertura y confianza en el hogar. Escuchar activamente a los adolescentes y responder a sus preguntas de manera honesta y directa es fundamental para establecer una base sólida para el diálogo.

Además, establecer pautas claras sobre el uso responsable de Internet y tecnología puede ayudar a los adolescentes a comprender los límites y las expectativas en cuanto al consumo de contenido en línea.

La Importancia de la Educación Sexual Antes del Acceso a la Pornografía

La clave para contrarrestar los efectos negativos de la pornografía en la educación sexual radica en proporcionar una educación sexual integral antes de que los adolescentes se adentren en este mundo virtual.

Al brindarles a los jóvenes una comprensión sólida y equilibrada de la sexualidad, se les dota de herramientas para analizar críticamente la información que consumen. Esta educación previa es fundamental para que puedan enfrentar la avalancha de información que encuentran en línea.

La Agencia Española de Protección de Datos tiene varias iniciativas que os pueden ayudar, os las dejo a continuación:

  1. Canal prioritario: creado por la Agencia en 2019, es una iniciativa pionera a nivel mundial que permite solicitar la retirada urgente de contenidos sexuales o violentos publicados en internet sin el consentimiento de las personas que aparecen en ellos.
  2. La guía que no viene con el móvil: junto a UNICEF España han lanzado la campaña ‘Más que un móvil’, dirigida a ofrecer a las familias las claves que deben tener en cuenta antes de entregar a sus hijos e hijas un teléfono móvil.
  3. Responsabilidad de los menores (y de sus familias) por los actos cometidos en Internet: uno de los aspectos más consultados a la Agencia es qué responsabilidad pueden tener los menores por los actos cometidos en Internet. 
  4. Plan Digital Familiar: La Agencia colabora con el Plan Digital Familiar de la Asociación Española de Pediatría (AEP), una plataforma que ofrece información útil sobre el uso adecuado de internet por parte de los menores para familias y pediatras.

Deja una respuesta