Profesora de Harvard advierte: los nuevos juegos como Fortnite son como la heroína 1

Profesora de Harvard advierte: los nuevos juegos como Fortnite son como la heroína

El juego ‘on line’ de moda dispara la alerta en plataformas como Change.org, que piden prohibirlo por su potencial adictivo. Los especialistas advierten del auge de la adicción a estos productos, reconocida este año por la OMS como una enfermedad.

La nueva Clasificación Internacional de Enfermedades recoge el llamado «gaming disorder», considerado como la ludopatía. Se tratará a partir de 2022 en la OMS pero desde hoy, podemos proteger a nuestros menores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado este fin de semana su nueva Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), en la que ha recogido por primera vez la adicción a los videojuegos. El llamado «gaming disorder» se encuentra dentro de la sección sobre «trastornos mentales, del comportamiento o del desarrollo neurológico» y va justo después del «gambling disorder», es decir, la ludopatía, con la que comparte definición y vocabulario, solo que sustituyendo la palabra «gambling» (apostar) por «gaming».

La fábrica de cretinos digitales

Así se titula el último libro del neurocientífico Michel Desmurget (Lyon, 1965), director de investigación en el Instituto Nacional de la Salud de Francia, en el que cuenta con datos duros y en forma contundente cómo los dispositivos digitales están afectando gravemente, y para mal, al desarrollo neuronal de niños y jóvenes.

«Simplemente no hay excusa para lo que les estamos haciendo a nuestros hijos y cómo estamos poniendo en peligro su futuro y desarrollo», advierte el experto, que tiene a sus espaldas una vasta obra científica y de divulgación y ha pasado por reconocidos centros de investigación como el Massachusetts Institute of Technology (MIT) o la Universidad de California.

Su libro se ha convertido en un gigantesco superventas en Francia.

Profesora de Harvard advierte: los nuevos juegos como Fortnite son como la heroína 2
Lee las primeras páginas

El uso de tecnología ―smartphones, ordenadores, tabletas― por parte de las nuevas generaciones es absolutamente desproporcionado. Con solo dos años de edad, el consumo medio se sitúa en torno a las tres horas. De los ocho a los doce, la media se acerca a las cinco horas. En la adolescencia, la cifra se dispara casi a siete horas, lo que supone más de dos mil cuatrocientas horas al año en pleno desarrollo intelectual. En contra de lo que la prensa y la industria han difundido hasta ahora, el uso de la tecnología, lejos de ayudar al desarrollo de los niños y estudiantes, produce graves complicaciones de toda índole: sobre el cuerpo (obesidad, problemas cardiovasculares, reducción de la esperanza de vida), sobre las emociones (agresividad, depresión, comportamientos de riesgo) y sobre el desarrollo intelectual (empobrecimiento del lenguaje, concentración, memoria…). Esta es una obra de denuncia imprescindible para padres y pedagogos preocupados por el desarrollo de sus hijos y alumnos. El prestigioso experto en neurociencia Michel Desmurget propone la primera síntesis sobre los peligros reales de las pantallas y nos alerta sobre las graves consecuencias que conlleva seguir promoviendo de forma acrítica el uso de estas tecnologías.

Steven Spielberg lo anticipa en su última película, ‘Ready Player One’. Una sociedad hastiada encuentra refugio en la realidad paralela que le proporcionan los videojuegos. El mundo virtual es la única vía de escape para una vida de asco. Es ficción, pero, ojo, que no estamos tan lejos. El psicólogo Adam Alter, autor del ‘best-seller’ ‘Irresistible. Quién nos ha convertido en yonquis tecnológicos. Y no es el único:

“Un videojuego con un smartphone es equivalente a un shot de heroína. Ese shot de heroína, en un 80%, va a matar las neuronas de la zona del cerebro que tiene que ver con la compasión y la empatía”

Carolina Pérez Stephens, educadora de párvulos de la Universidad Católica y máster en Educación de la Universidad de Harvard, para hablar de las últimas investigaciones de neurociencias sobre los nocivos efectos del exceso de pantallas en los niños.

El programa Mucho Gusto de Mega invitó a su panel de conversación a Carolina Pérezeducadora de párvulos y máster en Educación de la Universidad de Harvard. La dejó en silencio el plató con una charla de 15 minutos donde advirtió a todos los asistentes del peligro de adicción de los niños y adolescentes al uso de nuevas tecnologías, especialmente a los efectos de los smartphone, tablet y juegos de videos en cerebros que se están desarrollandoJunto con ello, desnudó la indiferencia de la industria detrás de esta enfermedad.

“Cuando un niño lee un libro, las neuronas brillan y se conectan; cuando juega a la pelota, brillan y se conectan; cuando está viendo monitos la neurona está como en pausa, congelada. Pero, ¿cuál es el resultado tras 15 años de estudio?: que los niños cuando están con su smartphone, jugando juegos de videos, o con los tablet y están ganando puntos, es tanto el estrés, el chorro de dopamina que reciben, que las neuronas mueren”

Profesora de Harvard advierte: los nuevos juegos como Fortnite son como la heroína 3

“En un 80% va a matar las neuronas de una zona del cerebro que se llama ínsula, y que es la que tiene que ver con la compasión y la empatía. Yo le digo que es la oficina del cerebro para ser buena persona”.

Esta experta en educación profundizó en que gracias a la evidencia de los actuales estudios sicológicos, los profesionales pueden afirmar que el placer de jugar a este tipo de nuevos juegos en línea, «es equivalente a un shot de heroína. Ese es el placer que sienten nuestros niños y adolescentes”. 

“Como papá y como mamá, yo no le doy drogas a mi hijo; lo educo en las drogas, pero no le doy. Hay que conversar con los niños, educarlos, pero esperar a que sus cerebros sean sanos, maduros e inteligentes para darles estas herramientas que son muy buenas, pero bien utilizadas (…) Eso es más o menos a los 17 años; y a los niños les están regalando smartphone a los 9″.

 “Los que están feliz con esto son los narcotraficantes, porque este umbral de placer se está seteando cada vez más alto. O sea, los niños para poder disfrutar de aprender las figuras geométricas necesitan este shot de heroína, este mega chorro de dopamina. Entonces los doctores dicen: ‘¿cuál va a ser el placer que van a necesitar estos adolescentes y adultos en 20 años más?…”.

Profesora de Harvard advierte: los nuevos juegos como Fortnite son como la heroína 4

“Las empresas quieren que tú creas que tu hijo aprende mejor con un tablet”

Pero la educadora de párvulos fue más allá y realizó también una dura crítica a la industria de las nuevas tecnologías y sus verdaderos intereses. Consultada sobre los supuestos beneficios en términos de aprendizaje que tendría el uso de éstas, fue contundente: 

“La empresa lo único que quiere es que tú creas que tu hijo aprende mejor con un tablet (…) ¡Obvio, si es una industria trillonaria! y no quieren que tú sepas de estos estudios”.

En ese contexto, Carolina Pérez señaló que recientemente, cuando la Sociedad de Psiquiatría Mundial estableció que la adicción a Internet y a los videojuegos era una enfermedad mental, quienes salieron “a los dos minutos a responder fue Microsoft, diciendo ‘¡No, no ,no, no le hagan caso a los doctores, los estudios no son concluyentes”.

“¿A quiénes le vamos a creer, a doctores que han estado estudiando 15 años y han publicado toda esta evidencia, o le creo a los diseñadores de videojuegos que ganan más que Hollywood?”

La invitada al matinal de Mega profundizó en sus cuestionamientos a las empresas detrás de estas nuevas tecnologías, advirtiendo que “los niños son los conejillos de indias. Piensa que todo esto se testea en niños y adolescentes. Entonces ellos (la industria) ven con pet scan qué es lo que pasa en su cerebro, en su presión arterial, y cuando un niño juega Fortnite la presión arterial le sube a 200, a 210″.

Por otra parte, señaló que “el 100% de niños que tiene smartphone accede a pornografía, al ciberbullying” y lanzó un antecedente que dejó a la mayoría del panel boquiabierto: “Los niños están usando pañales para no tener que pararse al baño mientras juegan. Hay pañales de gamers que duran 8 horas (…), porque es una adicción. Y ojo: la adicción a las drogas comienza en Chile más o menos a los 14 años; acá les estamos dando nosotros la droga en el colegio y en nuestras casas a niños desde los 6 meses”.