Los españoles tendemos a dar muchas patadas al diccionario, es decir, usamos términos incorrectos como una práctica habitual y aceptada socialmente que, en la mayoría de ocasiones, hacemos inconscientemente. Quizás sea por que somos uno de los países más sociales del mundo y, entre conversación y conversación, podemos tener algún desliz. Vamos, que a veces nos cargamos por completo una lengua tan bonita como el español. Para al menos ser consciente de nuestros errores cotidianos os dejamos una lista de los más comunes.

Cuando hablamos español cometemos los mismos errores una y otra vez, ¿te identificas con alguno?

Según recoge un artículo de El País, estos son los diez errores más frecuentes en nuestra lengua

1. Contra más

“Contra más lo pruebo, mejor me sale”. Este sería un ejemplo de cómo mal usamos nuestra propia lengua. Cuando lo decimos queremos transmitir al oyente que al practicar más algo, mejor me va a salir, pero lo correcto sería usar: cuanto más, es decir, “cuanto más lo pruebo…”. También es común encontrar variantes como cuantimás, contrimás, contimás… Aunque esta práctica está muy extendida en el uso coloquial, debemos poder reconocer que no es la forma correcta.

2. Ambos dos

El uso de estas dos palabras a la vez es, cuanto menos, pretencioso. La RAE explica que las dos significan lo mismo. Para decir que los dos chicos aprobaron el examen, basta con decir ambos y ya estaremos incluyendo a los dos. Algunas veces las redundancias se pueden aceptar, ya que nos dicen algo más, pero este no es el caso.

3. Cuanto menos

Ni cuanto menos ni cuanto más los usamos correctamente. Sin darnos cuenta, los usamos como sustitutos de cuando más o cuando menos, porque en realidad estamos expresando la situación exacta, no la cantidad. Por ejemplo, es fácil escuchar: “el vecino siempre está enfadado y cuanto más (lo está), a principios de semana”. Aquí tendríamos que usar “cuando más”. 

Las patadas al diccionario son muy comunes, pero si hacemos un ejercicio de autocorrección podemos dejar de pisotear el español

4. Prever

Este verbo lo hemos llegado a escuchar en su forma de gerundio: preveyendo. Pero, ¿por qué complicamos tanto las cosas? Prever significa ver con anticipación y se rige por las mismas normas verbales que ver. El problema está en que lo confundimos con el verbo proveer. Tan solo tenemos que pensar que prever se conjuga como ver: preví, previó, previendo. Por el contrario, proveer usa la misma forma que leer: proveí, proveyó, proveyendo.

5. No lo caigas

El uso de esta terrible expresión es más habitual de lo que pensamos. Esa típica escena en la que un niño coge algo delicado y nosotros, los adultos, le decimos: “ten cuidado, no lo caigas”. La forma correcta sería “ten cuidado, no dejes que se caiga”. A este tipo de uso se le llama causativo y, aunque no es del todo incorrecto, es mejor evitarlos.

6. Lo primero, decir que

Aquí estamos dándole un uso independiente al infinitivo. Entre sus posibles correcciones está el introducir un elemento que anteceda al infinitivo como: hay que decir que…, me gustaría decir que…

7. A nivel de

Esto es de lectura obligada para aquellos que se dediquen al periodismo deportivo. Es muy común encontrarse con titulares como: “a nivel de vestuario, todos los jugadores están con el entrenador”. Pero su uso solo puede ir vinculado a niveles o grados de una escala. Podemos usar esta expresión cuando nos referimos a nivel de equipo, frente a nivel individual, pero desde luego no tiene sentido cuando se trata a nivel de vestuario. En este caso tan solo debemos sustituirlo por “respecto a”.

En el lenguaje oral, no es difícil equivocarse y cometer errores con el español. Eso sí, ¡cuidado con el lenguaje escrito!

8. Venir a ver esto

Un uso incorrecto, ya que utilizamos el infinitivo cuando es un contexto en el que hay que usar el imperativo. Si quisiéramos decirlo correctamente sería “venid a ver esto”.

9. Totalmente gratuito

Otra redundancia más: nuestra lengua abusa de ellas, en su mayoría, para dar más énfasis. Si estás afirmando que es gratuito, no medio gratuito, sobra el totalmente. Probablemente lo recalcamos para asegurar que se trata de algo gratis de verdad y no en apariencia. Una muestra más de lo que nos gusta dejar claro lo que estamos diciendo.

10. En base a

La palabra base en esta expresión señala fundamento, por lo que no le va muy bien la preposición a. Lo correcto sería decir: con base en. Otras formas de decir lo mismo son de acuerdo con o a juzgar por.

¿Has detectado algún error que cometas con frecuencia?

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!