5 consejos para aumentar la creatividad de los niños y formar verdaderos emprendedores del futuro

Nunca es demasiado pronto para emprender. La creatividad es la capacidad o facilidad de generar nuevas ideas o conceptos, entonces si tomamos esta cualidad y la combinamos con un ambiente que llame a la experimentación, que estimule la colaboración y la confianza para soñar en grande, es posible motivar el espíritu emprendedor de los más pequeños de la casa.

El objetivo de los padres es fortalecer o desarrollar el espíritu emprendedor de sus hijos mediante el desarrollo de aptitudes como la disciplina, el valor del trabajo, la perseverancia, y claro está, la creatividad.

Con esto no quiero decir que los niños deban empezar a trabajar desde pequeños, éstos deben gozar de su infancia. De lo que se trata es de inculcar valores, para que cuando los niños crezcan sean lo suficientemente maduros e independientes para desarrollar un negocio y gestionarlo de la mejor forma posible.

people-field-working-agriculture

Algunos niños viven muy de cerca el trabajo de sus padres y desarrollan valores, actitudes y aptitudes que influyen en su futuro profesional. Foto: unsplash.com

Y el siguiente ejemplo es una muestra de esto que estoy diciendo: el cofundador y CEO de Lino, Gonzalo Abascal, con 10 años ya era consciente de cómo su padre trabajaba y el esfuerzo que hacía para llevar dinero a su casa. Esos valores que su padre le transmitió, según afirmaba el propio Abascal, le permitió desarrollar con los años ese espíritu de aventura.

A los 15 años, Gonzalo tuvo su primer contacto con internet, y a partir de ese momento pudo ver que su vida y futuros proyectos girarían alrededor de la tecnología. “Como padre de tres niños, trato de que sean conscientes de que pueden lograr lo que se propongan siempre y cuando se esfuercen, se preparen y no dejen de soñar”, dice Gonzalo.

También está el caso del socio de Gonzalo, Armando Rasgado, quien de niño soñaba con ser como Michael Jordan, uno de los mejores jugadores de baloncesto de la historia. Hoy, el cofundador y CFO de Linko es padre de dos niños a quienes espera inculcar con ejemplo la constancia y la perseverancia.

“Creo que lo más importante es que no se detengan ante un no y que siempre trabajen con gusto. Quiero enseñarles que los grandes de la historia saben encontrar maneras para superar la adversidad”, afirma Armando.

pexels-photo-129426

¿Cómo podemos ayudar a los niños a mejorar su creatividad? Foto: Markus Spiske

Inspirar a un niño a escalar su creatividad, más allá del juego, no es tarea sencilla. Entonces, ¿cómo ayudarles a desarrollar sus habilidades emocionales y sociales, necesarias para recorrer exitosamente el camino del emprendimiento? Aquí 5 consejos.

1. Inventar jugando

Sabemos que jugar es una de las cosas que más les gusta hacer a los niños, entonces aprovecha esto y estimula su creatividad con diferentes juegos. Anímalo a que experimente nuevos y que exprese y comparta sus ideas. Los más atrevidos son los capaces de innovar.

2. Soñar en grande

Enséñale que una persona sin sueños es una persona sin futuro. Impúlsalo a soñar, a tener metas desde pequeño, y que puede lograr esas y muchas más si se esfuerza lo suficiente. Dedícale tiempo e involúcralo en todo lo que te apasiona.

Promueve y enséñale el valor del esfuerzo propio y el agradecimiento. Foto: unsplash.com

Promueve y enséñale el valor del esfuerzo propio y el agradecimiento. Foto: unsplash.com

3. Atreverse a equivocarse

Recompensa el esfuerzo y enséñale a aprender del fracaso con una actitud positiva. Influye en su voluntad de intentar, fracasar, aprender e intentar de nuevo, una habilidad muy importante para los emprendedores. Sé su principal guía y muéstrale cómo resolver los problemas de la mejor manera y a ser receptivo a consejos o críticas que lo ayudaran a crecer y seguir adelante.

4. Colaborar para crecer

Impulsa su aptitud colaboradora, realiza actividades que le permitan darse cuenta de la importancia del trabajo en equipo. Recuérdale que dos mentes piensan mejor que una.

5. Valorar lo que se tiene y obtiene

Promueve y enséñale el valor del esfuerzo propio y el agradecimiento. Que aprenda que no se tiene todo en la vida, y deben luchar por las cosas que desean, de esa manera alimentarán su templanza y ganas de crecer.

Este artículo ha sido elaborado por Edith Gómez, autora invitada. 

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!