Cualquier autónomo o empresario sabe lo complicado que es la gestión fiscal de una empresa. Por suerte, gracias a la facturación electrónica podemos agilizar la gestión comercial y fiscal, y dedicarnos a lo realmente importante: mejorar nuestros productos y encontrar clientes.

Para ayudarte a convertir los complicados requisitos legales en sencillos pasos automatizados, actualmente existen unos sistemas especializados que se conocen como Sistemas de Planificación de Recursos Empresariales o ERP. Si no los utilizas, pierdes mucha competitividad con respecto al resto.

ERP

Los ERP pueden hacer la vida de un autónomo mucho más sencila

¿Qué es un sistema ERP?

Se trata de un programa de facturación online que nos ayuda a gestionar y controlar los recursos, procesos y operaciones de una empresa o negocio. Te permite controlar con mayor orden el proceso de facturación (compras, proveedores, inventario, ventas…) al ser un sistema integral que gestiona y controla de forma automática, ordenada y eficaz los procesos comerciales a los que, además, puedes tener acceso online.

Esto te permite tener una única base de datos donde se gestione la información en tiempo real.

Con esto optimizas los procesos, accedes a toda la información que genera tu negocio y detectas posibles oportunidades o problemas al poder tener una visión de conjunto.

Los ERP te ayudan a optimizar tu negocio

¿Qué hace ERP con la facturación online?

  1. Registra y lleva la contabilidad de todas tus facturas.
  2. Integra a distintas áreas de la empresa, centralizando y compartiendo información relevante en tiempo real.
  3. Permite ahorrar gastos para no tener que gestionar de forma independiente las distintas necesidades de la empresa.

¿Por qué usar un ERP con facturación online?

Porque es la forma más fácil y eficaz de controlar el proceso de facturación. Te permite contar con un cuadro de mando para analizar en tiempo real todas tus transacciones y  además, es una herramientas funcional para gestionar facturas, enviarlas y archivarlas de forma rápida y efectiva.

Te damos 8 buenas razones para contratar un ERP

1. Ahorrar costes

2. Poder tener una panorámica completa de tu negocio

3. Facilitar la toma de decisiones

4. Optimizar recursos

5. Automatizar procesos de gestión

6. Ser más competitivo

7. Contar con información completa en tiempo real

8. Facilitar la relación con clientes

Los ERP mejoran la eficacia de tu negocio

Evita el presentismo laboral

Si el ERP se encarga de la facturación, tu puedes dedicarte a lo realmente importante: vender tu producto o servicio.

¿Conoces el término ““presentismo laboral”?” Se trata de un concepto que hace referencia a cuando un trabajador está en su puesto de trabajo pero sin realizar labores productivas. Esto pueden ejercerlo empleados poco motivados, pero también empresarios u autónomos a los que la procrastinación les ha llevado a realizar actividades que no generan ingresos, no son eficaces o no están orientadas en la correcta dirección para generar rentabilidad. Por ello, cualquier ayuda que te permita mantenerte enfocado será lo mejor que pueda pasarle a tu negocio.

Por ello, tomar la decisión de contratar un ERP de facturación para tu empresa te permitiría, por ejemplo, pasar más tiempo diseñando estrategias destinadas a mejorar tus productos y servicios pero sobretodo, a lo más importante: vender.