Las aceitunas españolas se enfrentan a los nuevos aranceles de Trump. Esto es lo que está pasando

Donald Trump se ha puesto en pie de guerra contra el mundo. Sin duda, se ha cebado con China, pero los productos europeos no se han quedado sin su batalla, y las aceitunas negras españolas han sido unas de las primeras afectadas. Las exportaciones que salgan de la UE hacia Estados Unidos tendrán unos nuevos aranceles ya que el presidente estadounidense parece tener una extraña fijación con la PAC europea (Política Agraria Común).

Las aceitunas negras son las nuevas víctimas de los aranceles de Trump

Todo empezó con un nuevo arancel a las aceitunas. Después, decidió que el acero europeo también debería pagar nuevos impuestos. Más tarde, la subida de aranceles se aplicó a los coches. Ahora, Trump ha decidido que no le gusta la Política Agraria Común en general y que todos sus productos deberán llevar impuestos extras para entrar en Estados Unidos.

¿En qué consisten los nuevos aranceles de Trump?

Básicamente, Estados Unidos ha decidido imponer aranceles antidumpin y antisubsidios que ponen los precios de determinadas importaciones por las nubes. Todos aquellos productos que reciban ayudas o subsidios en su lugar de origen (como aquellos ofrecidos en la UE por las PAC) serán gravados.

¿Cómo empezó todo?

Según Estados Unidos, los precios de las aceitunas llegan dopados de subvenciones

Todo comenzó el año pasado cuando varias empresas californianas acusaron a las empresas aceituneras españolas de beneficiarse de subvenciones ilegales. Tras las denuncias de las empresas locales, el gobierno de EE.UU. decidió subir los impuestos a las importaciones españolas hasta que, hace pocas semanas, los aranceles se incrementaron entre un 21,6% y un 34, 75%.

La justificación de todo esto: según Estados Unidos, los exportadores españoles venden sus productos entre un 16,88 % y un 25,5 % por debajo del precio que deberían porque las aceitunas llegan “dopadas” de ayudas públicas. Desde Europa, acusan a la Administración Trump de cebarse con un “producto exitoso, de alta calidad y popular entre los consumidores estadounidenses”.

¿Ojo por ojo?

Trump lleva unos meses amenazando a diestro y siniestro con nuevos aranceles y la Unión Europea parece haberse cansado ya. Desde Europa ya le han avisado: por cada arancel impuesto a un producto europeo habrá uno igual a los productos estadounidenses que lleguen a Europa. Desde la Unión aseguran que “no nos han dejado más remedio que proceder ante la OMC y con la imposición de aranceles sobre una serie de importaciones procedentes de los Estados Unidos. Defenderemos los intereses de la Unión, en pleno cumplimiento de la ley de comercio internacional”.

Ahora solo queda esperar a ver cómo acaba esta “guerra arancelaria”

¿Te gustó esta historia?
¡Con un "Like" podrás ver muchas más!