El poder de las pesadillas y el ascenso de la política del miedo 1

El poder de las pesadillas y el ascenso de la política del miedo

Las pandemias como la del Covid-19 brutales atentados nos obligan a serenarnos y plantearnos, en primer lugar, el tipo de sociedad que queremos ser y, después, la respuesta que daremos a delitos de tanta gravedad; las primeras reacciones no parecen apuntar en la dirección moderada y sugieren que se usará la barbarie como una nueva excusa para recortar nuestras libertades y derechos. La pregunta es si lo vamos a permitir o no.

malconx_disenosocial

La organización Maldita.es ha creado un sitio específico –en este enlace– para ordenar y explicar la información que van generando sobre el coronavirus y DESMENTIR BULOS.

La guía de First Draft cuenta con herramientas de verificación, recomendaciones de ética y deontología periodística. Es importante que cualquier posible desinformación que nos llegue a nuestro teléfono móvil sea verificado antes de compartirlo con nuestros amigos y seres queridos. En este enlace podemos encontrar un buscador de bulos.

El ejemplo de los ataques terroristas

El ISIS nació al calor de la ocupación y la fragmentación de Irak. El desmantelamiento de las fuerzas armadas iraquíes por parte de EEUU contribuyó a su fortalecimiento. Y la guerra siria fue clave para su crecimiento.

Cuando ISIS asesinó a 37 civiles en Beirut en una zona habitada en su mayoría por chiíes, en nuestros países, nadie puso en circulación hashtags o campañas de homenaje. En las guerras de Irak y Siria decenas o centenares de miles de musulmanes han muerto en esas guerras civiles cuyo punto de arranque fue la invasión norteamericana de Irak.

isis

Nosotros tememos a sus pueblos y ellos nos temen a nosotros pero en realidad, las familias y trabajadores de cada rincón de estas zonas en conflicto, tanto en oriente medio como en occidente, son sólo víctimas.

En este documental vamos a comprender, mejor que nunca, cómo el miedo y la mentira son las principales armas del poder. “El poder de las pesadillas” es uno de los documentales  más polémicos que ha editado la BBC y en él, se explica el imparable ascenso de dos movimientos extremistas más importantes en la actualidad: el neoconservadurismo y el islamismo radical. Ambos se nutren del poder del miedo para dominar a través del sometimiento voluntario.

El poder de las pesadillas (del inglés The Power of Nightmares) es un documental de la BBC, escrito y producido por Adam Curtis, parte de la serie de documentales titulada El ascenso de la política del miedo (The Rise of the Politics of Fear).

La idea clave, que se desarrolla con absoluta claridad y gira en torno a la transformación política y cultural. Dicha transformación ha supuesto, en todo el mundo, el paso progresivo desde una época en la que los líderes políticos centraban sus propuestas en la mejora de las condiciones de vida, hacia otra en la que los programas internacionales son fundamentalmente de naturaleza defensiva ante la amenaza externa.

nightmares_muhimu

El documental compara el ascenso del movimiento neoconservador en los Estados Unidos con el del movimiento radical islamista, sugiriendo que hay una fuerte conexión entre los dos.

Mas aún, éste argumenta que la amenaza del islamismo radical especialmente en la forma de Al-Qaeda, es en realidad un movimiento orquestado por los políticos de varios países y en particular por los neoconservadores de Estados Unidos con el objetivo de unir y motivar a la gente ante el fracaso de otras ideologías utópicas y la defensa de ideologías más peligrosas que la propia.

Hacer del miedo un sentimiento habitual se ha convertido en el objetivo prioritario de estos dos sistemas de pensamientos radicales. Tras muchos años en los que un enemigo común, la Unión soviética, parecía unir en alianza militar ambas corrientes, hemos alcanzado una época en la que los dos extremos se combaten pero se necesitan mutuamente para justificar sus excesos propios.

“Estado Islámico es un Estado, Al Qaeda nunca lo fue. Se quedó en el Afganistán de los talibanes. No tenía un control de ese territorio. Al Qaeda tenía como objetivo final el califato, pero fue siempre como un sueño para ellos. Su objetivo era atacar lo que se llamaba el enemigo lejano, principalmente EEUU. Fue una organización tradicional saudí, muy piramidal. No fue una organización horizontal, como es el Estado Islámico. Al Qaeda fue un producto de la guerra contra los soviéticos, financiada por EEUU y los saudíes.

El origen de Estado Islámico es diferente. El grupo inicial surge del salafismo radical de Jordania que se opone a la decisión del Gobierno jordano de reconocer a Israel. El enemigo no es EEUU, es un enemigo muy cercano, el Gobierno de Jordania. Su filosofía política consiste en luchar contra los gobiernos corruptos de Oriente Medio. El objetivo del grupo de Al Zarqaui (líder de Al Qaeda en Irak, grupo del que formó parte el actual líder del ISIS) fue siempre constituir el califato y después empezar una guerra de conquista.”

el roto terrorismo
  • El neoconservadurismo, fundado sobre las bases filosóficas de Leo Strauss, alcanzó el poder político siempre con ayuda del miedo impuesto en la sociedad hacia figuras, reales o imaginarias, que representarían, en la opinión de sus integrantes, el mal que amenazaba con destruirles y transforma en “el bien” a quien lo combate. El apoyo recibido por parte de los fundamentalistas católicos estadounidenses, hasta ahora apartados de la política, habría sido clave en la creciente influencia de estas terribles ideas.
  • El islamismo radical, dramáticamente violento pero sin apenas seguidores entre las masas, aprovechó entonces su sobrevaloración internacional para aumentar su influencia. Los pocos fanáticos dispuestos a acabar con sus vidas vieron cómo, de la noche a la mañana, veían proyectadas en las palabras de sus enemigos los deseos utópicos con los que soñaban y que técnicamente eran inalcanzables.
el-poder-de-las-pesadillas

El documental demuestra estas relaciones, forjadas entre alianzas y combates durante decenas de años, y cómo Alqaeda no es en realidad sino una red diseñada por los neoconservadores, quienes han seguido la misma estrategia usada contra la URSS en los últimos años de la Guerra Fría.

De hecho, cada catástrofe económica o humanitaria supone una coartada perfecta para adoptar medidas traumáticas sobre la población, que las acepta porque se transmite el mensaje de “no hay otra salida”. Esta crisis económica es un claro ejemplo de ello.

El mensaje de “no hay otra salida” significa también que “no hay otra economía que la nuestra“, “no hay otra forma de acceder al conocimiento que la nuestra”, o “no hay otra forma de medicina que la nuestra”. No hay, en suma, alternativas. Este es el corolario de esta información negativa y uniformizadora que transmiten los medios de comunicación convencionales.

las guerras mienten

Sería bueno combatir también a quienes financian tanta atrocidaz y a quienes les venden las armas. Porque sin dinero y sin armas no podrían atentar. Todo eso mejor que caer en la tentación de restringir la libertad de movimientos del conjunto de los ciudadanos o sus derechos de asociación, reunión, manifestación, la libertad de expresión y de información.

.

Ver esta publicación en Instagram

#25N Las personas de raza blanca no son más violentas que las personas de raza negra (de hecho, no hay razas que nos dividan como categorías humanas). Sin embargo, del #supracismo (político) y el racismo (sesgo cognitivo del exogrupo) provocan que sean los policias blancos los que disparen a los sospechosos negros. Y hay que acabar con ello. Los hombres no son más violentos que las mujeres, pero lo cierto es que es el #patriarcado (político) y la cultura de la violación (social) es el que hace que el machismo (sesgo) focalice la ira, la insatisfacción, la violencia… hacia las mujeres. Por eso, el porcentaje tan elevado de violaciones, violaciones en grupo, acoso, asesinatos. Y hay que acabar con ello. El sesgo cognitivo del exogrupo es usado por movimientos como el fascismo para demonizar a grupos sociales por “lo que son” en lugar de “por lo que hacen”. Sucede con el machismo, clasismo, homofobia, machismo, misoginia, xenofobia, aporofobia, hembrismo… Por contra, movimientos como el feminismo no está en contra de los hombres, de hecho, son aliados imprescindibles para alcanzar la igualdad y que ellos también puedan librarse de los roles de genero impuestos por el contexto social. Una sociedad feminista es más justa para TODXS. El #feminismo no está en contra de los hombres aunque sean los que ejercen el % más alto de violencia. Al igual que el pacifismo no está en contra de los hombres aunque sean los que ejercen el % más alto de violencia. Demonizar o ridiculizar el feminismo es un acto político y social en el que no debemos caer. El feminismo es necesario tanto para la protección de las mujeres (económica, física y social) como para el desarrollo de las necesarias y olvidadas “nuevas masculinidades”. #niunamenos

Una publicación compartida de DISEÑO SOCIAL (@disenosocial) el

Deja una respuesta