Kakeibo, el método japonés para ahorrar hasta 200 euros al mes sin pasar necesidades

Ahorrar algo de dinero a final de mes parece una tarea imposible con los trabajos precarios, los sueldos bajos y los precios cada vez más altos de alquileres y productos de todo tipo.

Vivimos una situación bastante complicada. Sin embargo, muchos seguimos empeñados en intentar ahorrar, aunque a duras penas lleguemos a fin de mes. Y no, no hablamos de hacerle caso al gobierno, que no deja de “aconsejarnos” ahorrar, más bien se trata de tener algo de dinero en la hucha por si las vacas (aún más) flacas llegasen.

ahorrar-dinero

A veces parece imposible ahorrar algo de dinero a final de mes; sin embargo, los japoneses parecen haber encontrado el método perfecto.

kakeibo

El español medio solo consigue ahorrar alrededor de 6,50 euros de cada 100 euros que entra en su cuenta corriente. Así están las cosas… y eso para los que consiguen ahorrar algo ya que de cada 10 españoles hay 6 que no consiguen ahorrar nada de nada. La verdad es que el panorama no pinta nada bien y probablemente estés leyendo este artículo mientras piensas que con tu sueldo es imposible meter nada en la hucha. Sin embargo, los japoneses han dado con la solución para nuestros problemas a la hora de ahorrar: el kakeibo.

¿Qué es el kakeibo?

El kakeibo, pronunciado “kakebo” es un método japonés que puede parecer algo laborioso, pero que funciona de veras. Consiste en plasmar en un cuaderno, libreta o Excel todos nuestros gastos mensuales, además de cuánto ganamos y cuánto dinero queremos ahorrar. Básicamente, se trata de plasmar por escrito todo nuestro movimiento de dinero para poder visualizar toda nuestra situación económica.

El kakeibo, un diario de economía doméstica que nos ayuda a ahorrar

La clave del éxito de este sistema de ahorro japonés está en que ponemos todas las cuentas por escrito, como hacen los autónomos o las empresas, en vez de llevarlas en la cabeza. Por ejemplo, el día que cobras, lo apuntas. Cuando pagas el alquiler, lo apuntas. ¿Si hoy te tomas un café o una caña después del trabajo? Lo apuntas. Todo queda registrado, hasta el más mínimo detalle.

kakeibo-ahorrar

El kakeibo es un método japonés que implica disciplina y constancia, pero que puede ayudarnos a ahorrar.

kakeibo

Así te darás cuenta de si estás gastando demasiado en cosas innecesarias. Si tu economía es muy ajustada, esta puede ser una manera de darte un respiro y ver si hay algo que gastes en lo que puedas ahorrar. El kakeibo no se trata en sí de quitarse cosas, sino de reducir el exceso. Por ejemplo, imagina que varias veces a la semana, de la que vuelves a casa del trabajo, te paras en una tienda y te compras una lata de refresco que te bebes al llegar a casa… ¿no sería más rentable comprarte una botella y tenerla en la nevera?

La clave del éxito japonés a la hora de ahorrar

Fumiko Chiba ha diseñado un cuaderno de ahorro de kakeibo que no solo sirve para apuntar todos tus ingresos y gastos mensuales, sino que ofrece consejos para sacarle el mayor partido a este método. Si bien es una técnica que requiere de mucha constancia y disciplina, la clave de su éxito está en la planificación.

Chiba lo explica así: “En Japón, un típico propietario de kakeibo se sentaría el día de cobro con su diario y planificaría cuidadosamente cuánto dinero entrará y en qué lo gastará. Con los ingresos del mes reunidos físicamente frente a él, luego dividiría el dinero en categorías: alquiler, facturas, alimentos, ocio, viajes, ahorros, y asignaría un monto para cada partida”.

Los expertos en kakeibo aseguran que se puede llegar a ahorrar hasta 200 euros mensuales sin hacer grandes sacrificios. Aunque, claro, el ahorro final también dependerá de los ingresos y gastos fijos de cada uno: a lo mejor yo solo consigo ahorrar 50 o 60 euros al mes, pero tú llegas a los ansiados 200 euros.

“Cuando nos ingresan la nómina, vamos sumando gastos durante todo el mes. Y lo que nos queda al final, lo ahorramos. Este método está condenado al fracaso, porque, como todos sabemos, a final de mes lo que nos queda en el bolsillo es cero”. —Luis Pita, asesor financiero en Preahorro, ingeniero y autor del libro Ten peor coche que tu vecino.

¿Qué hago si la disciplina no es lo mío?

Reconozco que no siempre soy todo lo disciplinada que me gustaría ser a la hora de planear mis gastos mensuales. Si a ti te ocurre lo mismo, puedes recurrir a algún método de ahorro más sencillo antes de lanzarte a la piscina de kakeibo.

ahorrar-dinero

Cada céntimo cuenta, así que es importante que seas consciente en qué te gastas el dinero, sobre todo si quieres ahorrar.

KAKEIBO

Una opción bastante útil sería, por ejemplo, el método del sobre. Básicamente se trata del “bote” de toda la vida que siempre hemos puesto con amigos y familia para organizar fiestas, viajes, regalos de cumpleaños o similares. La idea es, a principios de mes, nada más haber cobrado, meter en un sobre el dinero exacto que puedes permitirte gastar en ocio durante el mes. Si sales a comer fuera, te vas de copas, al cine o de cañas, tendrás que tirar del dinero de este sobre; pero solo hasta que se acabe. Si al final del mes no has hecho desaparecer el contenido del sobre, podrás separarlo para ahorrar.

Otra opción muy interesante sería “atacar las facturas”, es decir, una vez cada X meses puedes sentarte con todas las facturas, tickets, y extractos bancarios de un periodo determinado y echar cuentas. Analízalo todo bien y mira si habría algo de lo que podrías prescindir: ¿se te ha olvidado darte de baja de una suscripción? ¿Te gastas mucho dinero en un gimnasio que no pisas? ¿Podrías reducir tu tarifa de móvil?

Hay muchos métodos diferentes para reducir gastos innecesarios e intentar ahorrar, aunque sin duda lo mejor es sacar de tu cuenta algo de dinero nada más haber cobrado y ponerlo a buen recaudo. De esa manera, cuando tengas algún imprevisto el golpe será un poco más suave.

¿Qué método te funciona a ti?

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!