Un brillante corto de animación te muestra cómo se siente un niño que huye de la guerra

Este, es un cuento de hadas…sin hadas. Y es que, a veces, la vida no es como la pintan las películas. A través de la historia de Ivine y Almohada, UNICEF plasma a la perfección la dura realidad de la guerra, a la que millones de personas se enfrentan hoy en día. Una realidad con la que, a veces, parece que nos resulta difícil empatizar, pero de la que nadie está a salvo.

A través del viaje que Ivine se ve obligada a hacer desde Siria, UNICEF pretende reforzar las percepciones positivas sobre los niños y adolescentes forzados a migrar cada año en el mundo por los conflictos armados o situaciones de extrema necesidad.

Se enmarca dentro de la serie «Cuentos Sin Hadas» conformada por 3 historias basadas en hechos reales. De fondo, puedes escuchar de primera mano a sus protagonistas cómo narran lo que sucedió, los horrores que tuvieron que presenciar y el viaje que tuvieron inevitablemente que tomar para huir.

¿Qué significa ser un refugiado?

De acuerdo con la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados, un refugiado es una persona que «debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de su país; o que careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores no quiera regresar a él».

UNICEF intenta concientizar al mundo y, en particular, a los gobiernos que, en estos momentos, se lo están poniendo tan difícil a los refugiados sirios. La tragedia no cesa y los niños y las mujeres son lo que se están llevando la peor parte.

Malak y el Barco y Mustafá sale a caminar son los otros 2 cortos animados de esta serie que, desde luego, no te dejarán indiferente:

Fuente: UNICEF, Cuentos Sin Hadas. Forma parte de la iniciativa #actodehumanidad, que pretende acabar con la información errónea sobre los refugios.

UNICEF defiende el derecho de los niños, sean de donde sean y estén donde estén, a ser protegidos, a tener una oportunidad y a no ser prejuzgados negativamente.

Cuando te encuentres con un refugiado, imagínate cómo se debe sentir. Y en vez de darle la espalda, ofrécele una sonrisa. Tal vez no parezca gran cosa. Pero para un refugiado puede serlo todo, – Carteles de La Agencia de la ONU para los Refugiados. Comité Español.

Comparte estas emotivas historias y enseña la verdadera cara de esta trágica guerra.

Juntos podemos ayudarles.

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!