2022 será el año en el que el activismo empresarial y el riesgo político global converjan

En 2022 y más allá, las empresas deberán decidir qué intereses deben priorizar. ¿Serán los de los gobiernos que otorguen sus licencias regulatorias, los consumidores jóvenes que se movilizan en las calles, los empleados que exigen voz en las decisiones comerciales o los accionistas que quieren ver un crecimiento trimestral implacable y una expansión hacia nuevos mercados?