Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas 1

Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas

✅ Para saber más sobre cómo la comunicación y la psicología moral nos pueden ayudar a descubrir la verdad en un caos de mentiras y manipulación mediática, te recomendamos los retos formativos de Comunicación Social EN+


Como especie, somos un grupo irracional. Tomamos decisiones rápidas basadas en el instinto, discutimos obstinadamente una posición que no hemos investigado a fondo y dejamos que nuestras emociones nos controlen de formas que no podemos explicar por completo. Y esto es exactamente lo que está sucediendo dentro de cada uno de nosotros.

En el exterior, nos bombardean constantemente con las agendas de otras personas. Utilizan la retórica, el miedo y la intimidación para intentar conquistarnos. Noticias falsas, clickbait, reportajes tendenciosos: ¿Cómo podemos cortar todo esto para llegar a la verdad? Y si no podemos identificar lo que es cierto, ¿cómo vamos a comprender completamente el mundo en el que vivimos o decidir cómo actuar?

Hay una manera: una herramienta sorprendente que todos podemos aprender a usar, una vez que sabemos cómo funciona. Esta herramienta nos ayuda a dar un paso atrás y explorar los complejos problemas que acechan nuestras vidas. Nos proporciona una metodología que puede descubrir un abanico de posibilidades en cualquier escenario, de modo que podamos encontrar un camino que resuene con nosotros. ¿Cuál es esta poderosa herramienta que puede crear claridad frente al caos?

La respuesta es el desarrollo de la lógica a través del pensamiento crítico.

maría hidalgo | diseño social
Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas 2

El poder de la lógica argumental para desmontar mentiras

La lógica es un concepto que la mayoría de nosotros comenzamos a entender cuando somos pequeños, cuando aprendemos cómo una cosa se conecta con otra. Un día lluvioso significa que no podemos ir a la playa. No comer nuestro almuerzo significa que tenemos hambre. Pero la lógica tiene un potencial mucho mayor que simplemente proporcionar explicaciones sencillas. Es una herramienta que podemos utilizar para explorar problemas complejos de manera significativa. Solo tenemos que aprender a usarlo.

Para desbloquear todo el potencial de la lógica, primero debemos comprender cómo funciona.

La lógica es el proceso de investigar o construir un argumento complejo haciendo preguntas. Estas preguntas actúan como trampolines que nos llevan a un lugar de claridad. Debido a que la lógica se comporta de una manera particular, primero debemos entender ese comportamiento antes de que podamos poner la lógica en práctica.

Dar un paso atrás para ver el problema con perspectiva

El primer paso para comprender la lógica es reconocer que es similar al teatro. La lógica te lleva fuera del mundo real a un lugar abstracto. Si estás viendo la obra de teatro Peter Pan, no cuestionarás la existencia de un hada como Tinkerbell, o que los niños pueden volar en el cielo nocturno. Puedes pasar por alto estas brechas de la ciencia porque estás en un mundo imaginario.

De esta forma, la lógica te da permiso para ignorar ciertos aspectos de la realidad. Esto significa que puede examinar mejor el foco de una discusión, sin quedar atrapado en detalles irrelevantes.

Por ejemplo, digamos que dos personas están discutiendo la igualdad de género. Para explorar en profundidad el tema, podrían acordar dejar de lado el hecho de que varias mujeres son actualmente jefas de estado, ya que estas mujeres siguen siendo históricamente las excepciones a la regla. Al hacer esto, pueden explorar el impacto de la discriminación de género en la mayoría de las mujeres.

La lógica no es bidireccional

El segundo paso es comprender que la lógica solo funciona en una dirección. Es decir, si A implica B, las reglas de la lógica establecen que B no necesariamente implica A. Desafortunadamente, los humanos tienden a creer que sí. Pero no siempre es así. Si tu amigo te dice: «Un plátano siempre es una fruta«, ¿es cierto? Bueno, la fruta no siempre es un plátano, lo que nos muestra que el reverso de la afirmación de tu amigo es falso. También ha ignorado que el plátano puede ser parte de un batido o pastel, ninguno de los cuales es fruta. Debido a esto, debemos prestar mucha atención a la estructura de los enunciados lógicos y no asumir lo contrario.

Ahora que entendemos un poco más sobre lógica, pasemos de la teoría a la realidad y observemos cómo se comportan los humanos cuando discutimos.

Los seres humanos tenemos emociones que no siempre podemos regular o controlar. Durante una discusión acalorada, a menudo adoptamos un comportamiento impulsado por las emociones, como gritar, amenazar o dejar volar los insultos. Esto no nos ayuda a ganar discusiones ni a considerarlas desde un nuevo ángulo. Cuando podemos reemplazar este comportamiento con un método lógico de argumentación, obtenemos una mayor comprensión del problema.

Aplicar la lógica a nuestros argumentos nos ayuda a llegar a un lugar de verdad.

Comencemos por ver qué sucede cuando nos ponemos a la defensiva. Si no estamos de acuerdo con la afirmación «Los platanos son mejores que las naranjas», puede decir «No, no lo son». ¡Las naranjas son mejores que los platanos! » Lo más probable es que este tipo de respuesta no cambie la opinión de nadie. Pero si nos basamos en la lógica, podemos considerar la posibilidad de que los platanos sean tan buenos como las naranjas. Luego, podemos explorar algunas razones por las cuales, y también podemos discutir qué argumentos se están ignorando. Por ejemplo, ¿Qué significa «mejor» y cómo lo mediremos?

Esta exploración más abierta, en la que consideramos la idea de que hay más de dos posibilidades polares opuestas, se conoce como aceptar la negación. Negar crea un espacio entre dos extremos: uno en el que una naranja no siempre es mejor que un platano, o viceversa. Si bien este ejemplo sobre la fruta puede parecer trivial, dar un paso atrás para reconocer la posibilidad de estar equivocado es útil, ya que los problemas en la vida rara vez son claros.

Las suposiciones son otro obstáculo importante al que nos enfrentamos cuando experimentamos un conflicto. Por ejemplo, si su hijo ha suspendido un examen de historia, puede enfadarse y asumir que el fracaso es por su culpa. Decides que era demasiado vago para estudiar. Pero al hacerlo, no ha explorado completamente las alternativas. ¿Por qué no entendía bien la materia? ¿Por qué le dedicó tan poco tiempo? ¿Qué sucedió durante el examen? Incluso puede que no haya una única respuesta sino una combinación de factores lo que llevó a su mala calificación.

Para superar este tipo de pensamiento limitante pregunta «¿Por qué?» repetidamente, hasta que hayas agotado toda ambigüedad.

Esta es la forma que tiene la lógica de brindarte esos valiosos trampolines que pueden llevarte a la raíz de cualquier conflicto. Si puedes dejar las suposiciones a un lado, la lógica puede guiarte a lo largo de una cadena de razonamiento, hasta llegar a la verdad.

Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas 3

Comprender los límites de la lógica

Imagínate parado en la orilla de un lago. Tu casa está al otro lado y solo es accesible por agua. Pero no tienes un barco, solo tienes una bicicleta. ¿Esto convierte a las bicicletas en un medio de transporte inútil? Es cierto que la lógica es un método que se usa para verificar la verdad. Pero para que la lógica sea útil, también debemos aplicarla con cuidado.

Para hacerlo, el contexto es importante. Si su casa estuviera al final de una calle peatonal, una bicicleta sería una excelente manera de llegar. Sin embargo, si necesitas cruzar un lago, una bicicleta no será de mucha utilidad. Del mismo modo:

La lógica es una herramienta valiosa para buscar la verdad, siempre que comprendamos por qué es difícil aplicarla en situaciones de la vida real. Formar parte de estos retos formativos te ayudará a entenderla y aplicarla.

En el mundo académico, los matemáticos usan la lógica para probar la fuerza de una teoría o un argumento científico mediante la creación de una estructura fractal. Esto implica tomar un problema complejo y luego dividirlo en declaraciones más pequeñas. Luego, estas declaraciones se dividen una y otra vez, hasta que no hay ningún otro lugar para llevar el argumento. Luego, los compañeros te ayudan a revisar el argumento para determinar si tiene o no lagunas.

En el mundo real, nuestros argumentos rara vez se someten a un proceso de revisión por pares. Y como somos humanos, nuestras emociones nos influyen incluso cuando se supone que no deben hacerlo. Tan pronto como nuestras emociones se activan, nos resulta extremadamente difícil tomar decisiones o evaluaciones lógicas. Esta es la razón por la que un jurado se dejará influir inconscientemente por una declaración lacrimosa, en lugar de centrarse en pruebas contundentes. O por qué un político carismático pero contradictorio superará a uno con políticas claras pero una conducta aburrida. Estos ejemplos revelan el talón de Aquiles de la lógica: no es tan poderoso como la emoción.

Si te das cuenta de que esto te está sucediendo, un buen método para volver al camino lógico es jugar a ser el abogado del diablo contigo mismo. Esto se conoce como escepticismo razonable. Imagina que alguien muy escéptico está discutiendo contigo sobre el destino de vacaciones ideal. Crees que Nueva Zelanda es un destino mejor que Islandia, pero tu contraparte no está de acuerdo. Primero, identifica las razones por las que cree en su elección. En segundo lugar, pregúntatet cómo justificar cada una de sus afirmaciones: ¿qué evidencia le ha llevado a creer que Nueva Zelanda es mejor? Esto te a ayudará a fundamentar tus puntos de vista en la verdad y probará la fuerza de tu argumento frente al suyo.

Casos en la vida real en que la lógica no es útil

Comencemos con otro escenario imaginario: estás en un restaurante y hay cinco comidas principales para elegir. Un plato está fuera de tu presupuesto y eres alérgico a otro. Eso te deja con tres opciones, todas dentro de tu presupuesto y todas potencialmente deliciosas. ¿Cómo elegirás qué pedir?

Usando la lógica, podemos hacer preguntas para delimitar opciones, como «¿Cuánto dinero quiero gastar en la cena?» y «¿Quiero algo pesado o ligero?» Pero la lógica por sí sola rara vez nos lleva a una conclusión definitiva, en parte porque explorar todas las posibilidades a fondo no siempre es práctico o necesario. En cambio, para tomar una decisión, combinaremos la lógica con otra consideración. Por ejemplo, puedes crear otro parámetro como pedir un plato que nunca has probado antes en lugar de comer algo familiar.

En conclusión, en la mayoría de situaciones tendrás que renunciar a ser maximizador para ser un optimizador.

En algunas situaciones, la buena voluntad también influye en si la lógica es útil o no. Por ejemplo, los acuerdos sobre el cambio climático dependen de que todos los países cumplan los compromisos que asumieron para trabajar por un planeta mejor. Sin embargo, un país podría argumentar lógicamente que todavía cosecharían los beneficios de un planeta más saludable incluso si continuaran quemando combustibles fósiles y no se molestaran en invertir en energía renovable. Si la mayoría de los demás países reducen sus emisiones y trabajan hacia la meta, el planeta se beneficiará de ello, y también el país inactivo. Pero esta decisión socavaría la confianza entre países. Y si varios países tomaran el camino lógico, afectaría la recuperación ambiental del planeta.

En casos como este, necesitamos combinar la lógica individual con la inteligencia colectiva, de modo que podamos dejar de lado las agendas egoístas, incluso si se puede decir que son la opción lógica. Al confiar en que todas las partes se centrarán en el bien común, podemos lograr un resultado positivo.

Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas 4

Aclarar nuestras creencias personales

Hay una sencilla palabra que lleva a los padres con niños pequeños a castigarle injustamente: por qué. ¿Por qué esto, por qué aquello? Todos los padres saben que eventualmente llegarán a un punto en el que no tendrán una respuesta para sus hijos o el cansancio les lleve a castigarles con tal de no seguir buscando respuestas.

De manera similar, la lógica en sí misma no tiene un punto de origen que resuelva cada enigma. Podemos preguntar «¿por qué?» por una eternidad y nunca llegar a un punto de partida definitivo para la verdad. Es decir, para que la lógica sea útil, tenemos que elegir un punto de partida, una base que consideramos verdadera. Y eso significa que nuestras creencias son nuestro punto de partida.

Si queremos usar la lógica para explorar la verdad, primero debemos aclarar nuestras creencias personales porque estas serán el punto de partida de nuestras argumentaciones. E igual le sucederá a tu interlocutor.

Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas 5

Creencias y Axiomas: bondad, conocimiento y existencia

En el contexto de la lógica, nuestras creencias se conocen como axiomas. Los axiomas son nuestra estrella polar, declaraciones que no cuestionamos. Estas declaraciones nos ayudarán a comprender nuestras posiciones en los argumentos.

¿Cómo averiguas cuáles son tus axiomas? Por lo general, sus axiomas están moldeados por cómo fue criado y educado, la sociedad en la que vive y sus experiencias personales, con una pizca de intuición.

Para identificar sus axiomas, reflexiona sobre lo que crees que es cierto. Los axiomas de Eugenia Cheng en su libro El arte de la lógica se dividen en tres grupos: bondad, conocimiento y existencia. Estos grupos le dan un punto de partida para sus puntos de vista éticos, su confianza en la investigación científica e histórica y su decisión de asumir que, de hecho, existe como una persona viva.

Los axiomas de Cheng establecen el punto en el que comienza a preguntarse: «¿Por qué?» Por ejemplo, su axioma sobre el conocimiento significa que puede confiar en los científicos que han probado las leyes de la gravedad, por lo que no necesita hacerlo ella misma. Esto la libera para explorar otras “preguntas por qué” que le interesan.

Para ser útiles, los axiomas deben ser verdaderos y básicos; no puede desglosarlos más. Una vez más, recurre a esa práctica pregunta: «¿por qué?» – y desafíate a ti mismo para justificar tu punto de vista. Esto es especialmente importante si tus axiomas se relacionan con creencias. La fe es esencial si vas a crear esa estrella polar en la que puedes confiar, pero respondiendo a cada «¿por qué?» con «sólo porque» eliminará cualquier margen de exploración que tenga. .

Una vez que hayas establecido algunos axiomas claros, estarás listo para explorar las profundidades de la ambigüedad. Mantén esa estrella polar a la vista; la necesitarás donde vayamos.

La lógica puede ayudarnos a navegar a través de la ambigüedad para encontrar la verdad y los puntos en común.

En la vida, las cosas rara vez son en blanco y negro. Hay una gama de maravillosos grises entre los extremos. Los humanos no se sienten cómodos por naturaleza con las áreas grises y, en verdad, la lógica tampoco es muy buena para manejarlas. Pero si nos tomamos el tiempo para aplicar la lógica de una manera nueva, puede guiarnos a través de este terreno turbio.

A menudo pensamos en las palabras «verdadero» y «falso» en términos de «correcto» e «incorrecto». Pero la verdad es más como un examen que se califica sobre 100, en lugar de uno que es «aprobado o suspendido». Por ejemplo, solemos pensar en la orientación sexual como heterosexual o como homosexual. Pero hay una amplia gama de grises que son más frecuentes que estos dos polos.

Nuestros axiomas son la razón de esta ambigüedad. Dado que todos desarrollamos nuestra propia base para lo que es verdad, es inevitable que algunas personas no estén de acuerdo con nosotros. Y si queremos involucrar a estas personas en un diálogo productivo sobre nuestras diferencias de opinión, tenemos que aventurarnos en la zona gris.

Para hacerlo, debemos prestar atención al idioma que estamos usando. Las palabras sin espacio a su alrededor, como siempre, nunca, todo, empujan a la polarización. Una vez que dejamos de usar esas palabras, podemos comenzar a preguntarle a un oponente «¿por qué?» en su lugar. ¿Por qué crees en algo y por qué no crees lo siguiente? Si continúas cuestionándolo de esta manera, eventualmente alcanzarás su axioma. Esto arrojará luz sobre su posición, ayudándole a comprenderla y evaluarla.

Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas 6

Ejemplo de la aplicación de axiomas

Pablo cree que todas las personas tienen derecho a los servicios sociales, incluso si eso significa que algunas personas engañan al sistema. Eva cree que todos los adultos deben cuidarse a sí mismos. Si Pablo y Eva dejan de lado sus emociones para explorar de dónde provienen estas creencias y pueden llegar a concluir que Pablo no cree que el dinero deba entregarse sin cuestionar. Y puede que Eva llegue a reconocer que algunos miembros de la sociedad tienen derecho al apoyo del gobierno. Esto significa que hay un cruce de creencias: algunas personas merecen servicios sociales. Pablo y Eva ahora pueden investigar sus creencias sobre quiénes son esas personas y por qué lo merecen.

De esta manera, el cuestionamiento lógico crea escalones para salir de los extremos y entrar en el gris. Dejar ir una posición establecida es desafiante y desconcertante, pero puede llevarnos a una discusión constructiva.

Argumentar de forma eficiente

Piensa en la escuela primaria cuando aprendió a escribir. Las letras escritas a mano de todos nos salía de forma ligeramente diferente. Sin embargo, eran reconocidas. Pero, ¿y si un compañero de clase le escribiera la letra b al revés? ¿Sigue siendo una b o es algo completamente diferente? ¿Podría interpretarse como una letra p? ¿Y cómo interferirá esto con la comunicación si esta b invertida se usa en una palabra?

A veces, encontramos este tipo de letras que debemos entender según su contexto. Para establecer un argumento sólido y lógico, debes articular tu posición con claridad, de modo que no haya ambigüedad. Pero, desafortunadamente, esto requiere tiempo, consideración y, a veces, espacio. Y estas necesidades no son compatibles con nuestro mundo moderno y acelerado, donde tratamos de condensar nuestros argumentos en un tweet o, lo que es aún más desafiante, en un eslogan. Como resultado, esto permite que otros reemplacen nuestro argumento con algo más que les sea más fácil de derribar.

Pongamos un ejemplo de cómo la campaña Black Lives Matter fue víctima de esto. Este eslogan de tres palabras representa un argumento complejo: algunos segmentos de la sociedad consideran que las vidas de los negros son menos valiosas que otras. Esta injusticia debe corregirse porque las vidas de los negros importan tanto como otras vidas. Sin embargo, algunas personas que no estuvieron de acuerdo afirmaron que All Lives Matter, lo que descarta la complejidad del tema y también es imposible de refutar. De igual modo sucede cuando se intenta poner el foco el las muertes ocasionadas por la violencia machista y la respuesta es que «todas las muertes importan».

Para contrarrestar un ataque como este, debemos descubrir por qué el oponente ha tomado su posición. Para hacer esto, debemos dividir el argumento original en sus tres partes clave:

  • primero, que las vidas negras tienen el mismo valor que otras vidas;
  • segundo, que actualmente no están siendo valorados por igual;
  • y tercero, que esta injusticia debe remediarse.

Para oponerse al argumento, deberás identificarte como racista; alguien que ignora el tratamiento actual de los negros; o alguien que no cree en la justicia social. Y aunque esto puede que no la haga estar de acuerdo con el lema, sin duda le hará reflexionar sobre su contenido. Eso en sí mismo puede ayudar a cambiar su punto de vista o hacerlo menos influyente.

La verdadera disección de un argumento requiere un enfoque tranquilo y estructurado. Esto significa que debes evitar el uso de plataformas de redes sociales como campo de batalla.

Combinar la emoción con la lógica

Ira, miedo, amor, lealtad: son emociones fuertes que pueden hacernos comportarnos de manera ilógica, incluso frente a la razón. Por eso los sentimientos siempre triunfarán sobre la lógica.

Sin embargo, la lógica y la emoción no se excluyen mutuamente. Y cuando encontramos el punto donde se cruzan, accedemos a una herramienta que nos ayuda a argumentar de manera persuasiva cuando la lógica sola ha fallado. Combinar la emoción con la lógica es una forma poderosa de cambiar el punto de vista de alguien.

Por lo general, las emociones se remontan a nuestros miedos, razón por la cual son tan potentes. Pero hay otras emociones que puedes combinar con la lógica para que la gente piense de nuevas formas.

Por ejemplo, es posible que desees persuadir a Juana, una mujer blanca, de que se preocupe más por la igualdad racial. Juana se preocupa profundamente por la igualdad de género, por lo que puede comenzar hablando de manera más general sobre las personas que maltratan a otras personas. Reconociendo que los hombres tienen más poder que las mujeres, podemos dividir nuestro punto de partida en dos grupos: mujeres que maltratan a hombres y personas con poder que maltratan a personas sin poder. Dentro de este segundo grupo, lógicamente podemos deducir que algunas de esas personas que maltratan a otras serán hombres que maltratan a las mujeres. Esto se alinea con las opiniones de Juana.

A partir de esto, puede señalar que “las personas con poder que maltratan a las personas sin poder” podría representar a los blancos que maltratan a las personas de color. Debido a que Juana ya ha aceptado que las personas con poder no deben abusar de él, o empezará a ver un paralelismo entre sus puntos de vista y los tuyos, o tendrá que encontrar pruebas para oponerse a tu argumento. Si puede ver paralelismos, Juana puede comenzar a sentir empatía por las víctimas de discriminación racial. Y atraer la empatía de Juana es la mejor manera de cambiar su punto de vista.

Es cierto que nuestras emociones moldean nuestras creencias y guían nuestro comportamiento, lo que las convierte en un compinche poco probable de la lógica. Pero como la lógica siempre estará en segundo lugar después de los sentimientos, debemos reforzarla con emoción. Si podemos guiar a otros hacia el área gris entre los extremos, nuestro pensamiento se vuelve más expansivo. Comenzamos a ver el mundo a través de un nuevo par de ojos, que es esclarecedor y beneficioso para todos nosotros. Ejemplo:

A menos que seamos matemáticos, probablemente no nos daremos cuenta de lo útil que puede ser la lógica para crear claridad. Pero para que la lógica nos sea útil, necesitamos aprender sobre sus limitaciones y cómo aplicarla correctamente. También debemos abandonar conscientemente las posiciones defensivas y mantenidas durante mucho tiempo, permanecer tranquilos y abiertos, y entrar voluntariamente en un espacio de exploración más abstracto.

Esto nos ayudará a alejarnos de los insultos y la ira y avanzar hacia una discusión constructiva. Si podemos hacer esto, la lógica actuará como un hilo que nos llevará no solo a la verdad, sino a un lugar de comprensión más profunda y puntos de vista más informados.

A menudo, cuando discutimos apasionadamente, hacemos declaraciones radicales. Declaraciones como estas son fáciles de refutar, ya que tu oponente puede derribar tu argumento al encontrar un pequeño defecto en él. Para evitar esto, adquiera el hábito de calificar lo que está diciendo con frases como «en mi opinión» o palabras como «probablemente» y «podría». Por ejemplo, puedes decir: «En mi opinión, las pistas de esquí de Vale son mejores que las de Telluride«. Esto puede parecer más débil que una afirmación directa, pero nadie puede decirle que su opinión es incorrecta. Esto abre la discusión a una mayor exploración, en lugar de simplemente cerrarla.

Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas 7
Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas 8

Una respuesta a «Descubre cómo encontrar la verdad dentro del caos de las fake news y las teorías conspirativas»

Los comentarios están cerrados.