Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 1

Las “cincuentañeras”, un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional

Son un fenómeno completamente nuevo porque a los 50 o 60 y tantos vuelven a reinventarse y, con ello, reinventan la sociedad ¿Por qué es una revolución? Porque el perfil de la mujer actual de 50 años es muy distinto del de las mujeres de esa edad de hace tan sólo quince años.

Las cincuentañeras, en su gran mayoría,  trabajan o han trabajado, son muy activas e inquietas a nivel intelectual, se sienten con mucha energía y con una sabiduría de la vida que les permite afrontar su presente más empoderadas. Son menos manipulables y vulnerables a las opiniones externas y a las circunstancias del entorno.

Son mujeres que después de pasar por muchas etapas vitales, tienen muy claro lo que quieren o al menos lo que no quieren y eso las hace más seguras y desinhibidas en cualquier ámbito, desde el laboral al de las relaciones sexuales.

Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 2

Es una edad en la que la muchas mujeres recuperan el valor de la amistad


¿Recuerdas las película inspirada en el libro Come, reza, ama? Se trataba de una historia real y que, de hecho, la protagonista de la historia, la periodista Elizabeth Gilbert, que no Julia Roberts, acababa realmente encontrando al amor de su vida.

«Es mi mejor amiga, sí, pero siempre ha sido más grande que eso. Es mi modelo, mi compañera de viajes, mi fuente de luz más confiable, mi fortaleza, mi confidente. Resumiendo, ella es mi persona», compartía la escritora y periodista en sus redes sociales.

‘Swofty’

Las que se encuentran solteras o separadas tienen incluso una tribu urbana propia. Son las ‘Swofty’. Es un acrónimo tras el que se esconde Single Women Over Fifty, es decir, mujeres solteras que superan los 50 años.

Apuestan por la liberación femenina, son tremendamente activas, despiertan el interés de quienes se cruzan por su camino y no son fáciles de conquistar. Cuidan su físico y la experiencia, les da ese ‘plus’ que marca la diferencia. Seguras de sí mismas, pueden llegar a tener, sin complejos parejas más jóvenes que ellas. Apuestan por la SlowLife y han dado el paso de enfocar su ocio al turismo y ocio consciente.

Por supuesto, no todas son iguales. Son únicas en su individualidad y entre ellas las hay de todo tipo y en todos los contextos: solteras, en pareja, con hijos ya emancipados, con hijos, con más o menos ingresos y con formación o sin ella… Sin embargo, como colectivo presentan unos rasgos que ha sorprendido a psicólogos, sociólogos y expertos en tendencias sociales.

Representan un 22% más de mujeres en la cincuentena que hace diez años y el porcentaje aún crecerá más en los próximos años porque están alcanzando a las baby boomers.

Rompen con la anterior etiqueta de cincuentonas ya que representa una edad en la que, lejos de los clichés tradicionales, rebosan proyectos, energía y seguridad en sí mismas.

Las mujeres de 50 de otras generaciones centraban esta etapa de sus vidas en sus hijos y sus nietos, pero las cincuentañeras ponen de nuevo el foco en sí mismas y apuestan por renovar su formación, mejorar su alimentación y llenar su agenda profesional y de ocio de actividades inspiradoras. Pero ganar visibilidad pública y social y desprenderse de la etiqueta de cincuentonas no quiere decir que se hayan liberado de todos los estereotipos.

Aprendamos de ellas las más jóvenes. De su energía, de su sabiduría y de todas las batallas que libraron para que hoy nosotras, las más jóvenes, disfrutemos de los actuales derechos sociales de la mujer.

Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 3

Ya no tengo paciencia

La cita ha sido atribuida a Meryl Streep pero cita es una cita del joven coach portugués J. Micard Teixeira que se adapta perfectamente al sentir de las cincuentañeras

Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porqué llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere.

No tengo paciencia para el cinismo, envidias, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quién no agrado, de amar a quién no me ama y de sonreír para quién no quiere sonreírme.

Ya no dedico un minuto de mi tiempo a quién miente o quiere manipular a mí misma u a otras personas.

Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, lo superficial, la deshonestidad y elogios baratos.

No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío.

No soporto conflictos y comparaciones. Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible.

En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con quién no sabe elogiar o incentivar a las personas. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales.

Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quién no merece mi paciencia.

Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 4

I’ll be there for you (‘Cause you’re there for me too)


20 sinceros consejos

✅ TE GUSTARÁ TAMBIEN LEER: Los 20 sinceros consejos que las mujeres de 50 deberían confesar a las de 20

Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 5

La nueva tercera edad: sesentañeras, setentañeras…

Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 6
Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 7
Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 8
Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 9
Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 10
Las "cincuentañeras", un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional 11

View this post on Instagram

Rompamos moldes y desarrollemos nuestras legítimas rarezas. Recuerda que el cambio social también necesita del cambio personal #inspiración ____________ "Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porqué llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere. No tengo paciencia para el cinismo, envidias, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quién no agrado, de amar a quién no me ama y de sonreír para quién no quiere sonreírme. Ya no dedico un minuto de mi tiempo a quién miente o quiere manipular a mí misma u a otras personas. Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, lo superficial, la deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío. No soporto conflictos y comparaciones. Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con quién no sabe elogiar o incentivar a las personas. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales. Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quién no merece mi paciencia."

A post shared by DISEÑO SOCIAL (@disenosocial) on

Consigue tu CAMISETA SWOFTY

Más info en este articulo de Patricia Soley-Beltrán: Poderosas a los 50
¡Divinas! Modelos, poder y mentiras, Premio Anagrama de Ensayo 2015 (Anagrama, Barcelona: 2015).

13 respuestas a «Las “cincuentañeras”, un fenómeno que revoluciona la sociedad tradicional»

  1. Todo esto y más es aplicable a las que tenemos más de sesenta años y que además hemos sido las que hemos abierto este camino que las cincuentonas ya se han encontrado hecho….!!! Es injusto que las cincuentonas nos roben esta lucha y estos logros que para muchas de nosotras ha significado enfrentamientos y discusiones con las familias y un liarse la manta a la cabeza y tirar adelante para conseguirlos.

  2. Las sesenteras tenemos una gran y desafiante ventaja y es que ya nos estamos despidiendo de nuestro mundo laboral y tener todo el día y todos los días para hacer lo que te viene en gana, adiós a los horarios,a Dios jefe, que alegría y poder reinventando eso es fácil para las mujeres nos sobra energía y sino también amo el ocio y la contemplación que con tantas horas de trabajo no tenemos una buena práctica ¡Vivan los sesenta!

  3. Apoyo entusiasta para unas y otras; añadiendo mi contribución con 76 añicos; habiendo aportado toda nuestra fuerza de hombres (plural de hombre y mujer); que aportamos lo necesario y algo más para estas cosechas actuales y futuras. No olvidar la parte espiritual, sin la cual los hombres seriamos animales irracionales. Aúpa , Animo y a seguir heredando, sin participar con el impuesto de herencias…Fuerte Abrazo a TODOS.

  4. Cierto que la diferencia y mejora positivas de actitud y oportunidades ha rejuvenecido la actual generación de mujeres de entre 50 y 60, y de acuerdo con el comentario de Nuria en cuanto al mérito de las de 60, aunque también es cierto que todas las generaciones tienen el suyo.

  5. En cuanto a posibilidades y calidad de vida con el panorama económico actual a muchas nos ha pillado el toro, ésto es que después de haber trabajado media vida ahora nos encontramos en paro o realizando trabajos basura y con unas perspectivas poco halagüeñas de obtener una digna jubilación. Así es un poco más complicado, aunque no imposible, lo de reinventarse, y no menos lo de mantener cierta calidad de vida. Pero como mujer de 57 aún no descarto los milagros.
    Saludos y sobre todo ¡Viva la salud!, esa salud que a algunas nos va hacer falta.

  6. El artículo se pasa por alto que las mujeres que hoy tienen entre 60 y 65 fueron las que abrieron las puertas. Ellas abanderaron la Transición Política y fueron las auténticas renovadoras de España. Nosotras las hemos seguido, ellas han sido nuestros referentes. Sin ellas las cincuentonas de hoy lo hubiésemos tenido más difícil. Además, se olvida de la crisis económica que ha afectado profundamente a las mujeres mayores obligándonos a renovarnos y a reciclarnos porque no nos ha quedado más remedio. Se apunta un mundo feliz en los cincuenta pero se oculta un mundo donde los lexatines están muy presentes.

  7. Creo que ensalzar a las cincuentañeras no es para nada despreciar a las mujeres de 60, 70, 80….. Todas sabemos que somos lo que somos y tenemos lo que tenemos gracias a todas las mujeres que nos han precedido.

  8. En primer lugar, no se puede volver a inventar algo que ya está inventado. Y la vida no es un invento y menos las personas: ni la mujer ni la sociedad se reinventan. Se puede cambiar, mudar, modificar, reformar, renovar… y podría poder muchos más sinónimos.
    Me parece un artículo lleno de tópicos. Flaco favor se hace, a las mujeres, con artículos de este calibre. La edad no importa, en absoluto, para aprender, para tener ilusiones y esperanzas, para ir mejorando poco a poco y sentirnos a gusto con nosotras mismas.

  9. Me encanta este post y o agradezco a todas vuestros comentarios. Una que está en este camino de la cincuentena, ahora 52, se siente afortunada de otras mujeres con los mismos sentimientos en relación a mi edad. Sobre todo me alegro de contar también con otras mujeres de 60, 70 y 80 que se sienten con energía, que tienen nuevas ideas y projectos al igual que yo, los cuales a veces creo que se ven truncados porque estoy sola, no tuve hijos y un sinfin más de prejuicios que creo me afectan al pensar que no hize lo que debia de hacer una mujer normal. No obstante me doy cuenta de que ese concepto de “mujer normal” no existe en nuestra sociedad moderna, la sociedad ha cambiado y somos muchas las que nos sentimos independientes y activas. Muchas gracias a todas y un fuerte abrazo. Viva la mujer actual!

  10. que bueno me gusta todo lo que a escrito yo me siento muy bien tengo tres hijos y tres bisnietos me siento completa libre de hacer y pensar lo que quiera soy independiente soy enfermera peluquera y esteticista integral tengo 62 años aunque no lo aparente mis hijos son cuarentones y yo feliz asi que me gusta esta pagina ,,graciasssssssssssss toda una verdad.vivida

Deja una respuesta