Cuidado: las redes se llenan de estafas que animan a los jóvenes a emprender o invertir

Gracias a la investigación personal de Nicolás López, periodista en comunicación política, sabemos un poco más sobre qué hay detrás de todos esos anuncios en Facebook e Instagram que invitan a jóvenes y adolescentes a invertir o emprender sin tener formación ni experiencia.

Los anuncios llenan las redes sociales y en especial, en estas fechas de desesperación y gasligthing social en las que nadie ve claro el futuro y los oportunistas aprovechan para aliviar tus dudas y decir: yo tengo el truco mágico que te hará rico. Pero la historia tiene un final que la mayoría conocemos: el único que se hace rico es el que vende el truco.

Os compartimos la información completa sobre cómo enganchan a los jóvenes hasta este tipo de estafas.

Hilo de la investigación de Nicolás López

De primeras no es más que otra estafa piramidal. Unos venden móviles, otros productos para adelgazar… todos son un señuelo, el negocio está en captar otros vendedores y formar la pirámide. Pero en este caso se supeditan producto y objetivo empresarial: dinero y viajar.

InCruises se llama la empresa y desde 2017 andan haciendo ruido en España. Ya hay algunas denuncias públicas en internet. Pero lo interesante de este caso es la particularidad plasmada en la camiseta del chaval: YESS MOVEMENT. Es el nombre de la subpirámide española. Veamos.

Cuidado: las redes se llenan de estafas que animan a los jóvenes a emprender o invertir 3

Lo dirigen tres jóvenes: Antonio Martínez, Jorge Torres y Agustín Bermejo. Son, por así decirlo, la cúspide de la pirámide española de InCruises ¿Por qué crean YESS? Es un modelo de negocio y un público objetivo distinto.

Se centran en captar menores entre 14 y 17 años.

En qué se distingue YESS? Vuelcan su actividad en Instagram, apenas hablan de InCruises (luego veremos) y relegan la portavocía a la siguiente generación ¿Por qué? Porque se centran en captar menores: 17, 16, 15 y hasta 14 años. Aquí algunos de los tantos ejemplos en Instagram.

Cuidado: las redes se llenan de estafas que animan a los jóvenes a emprender o invertir 4

Los principales captadores (cachorros de InCruises pero líderes de YESS) hoy tienen 18 años pero fueron captados siendo menores. Destacan dos: TheLegendKidd y Rapuva. Ellos son los encargados de captar a los niños. El primero de ellos contando su historia cuando tenía 17 años.

Con 31k y 140k f-wers, auténticos influencers. Exhiben vidas de lujo y discursos de motivación. Dan bola a los perfiles “profesionales” de los menores enchaquetados. Todos con su link referido como visteis antes para seguir ampliando la base de la pirámide del esquema ponzi.

Cuidado: las redes se llenan de estafas que animan a los jóvenes a emprender o invertir 5

En este nivel de captación el producto y el “ganar dinero viajando” desaparece. Ya solo es emprender y ganar pasta sin más ¿Xq? Pueden hacer que los niños paguen la membresía sin autorización, pero viajar no. WALÁ El discurso motivacional cala entre los niños.

¿Y cuánto pagan esos mocosos por “emprender”? os preguntaréis. Los precios no los sueltan de primeras, pero con algo de persistencia logré estar a dos clicks de hacerme miembro: 295$ el primer mes y 100$ cada mes. Así tienes derecho a captar tu propia gente y ganar pasta.

Cuidado: las redes se llenan de estafas que animan a los jóvenes a emprender o invertir 6

Gracias a Rapuva en Mallorca encuentras niños captados everywhere. Durante la cuarentena y por Instagram están haciendo su agosto: muchas de las cuentas de niños son creadas entre el 15 y el 30 de marzo. Pero en tiempos prepandemia también hacían eventos. Ojo al cartel “NO NIÑOS”.

Cuidado: las redes se llenan de estafas que animan a los jóvenes a emprender o invertir 7

Sin embargo vemos a Rapuva y su team en la cuenta de una niña de 15. Entre ellos se distinguen dos “emprendedores” de 14 y 16 que se han gastado los euros que no tienen incitados por falsas ilusiones. No falta la foto junto a Jorge Torres en cada perfil de los niños que acudieron.

Estos negocios utilizan el Esquema Ponzi y andan al límite de lo legal, pero pocas veces un juez dicta sentencia bajo tipo de estafa. En lo comunicativo cogen el toro por los cuernos: copan con vídeos favorables toda búsqueda con la palabra “estafa”. Sus cachorros copan Instagram.

Les llevan a pagar una membresía sin autorización.

Pero esto no andan en el límite, se cagan en él. En el contrato de membresía se especifica que es necesaria la mayoría de edad. Quien me apadrinó en el proceso de compra me aseguró que mi primo pequeño podía inscribirse y que él había inscrito a un niño de 15.

La legislación es clara: la capacidad contractual se adquiere con la mayoría de edad o tras emancipación. Estos contratos se hacen sin la capacidad contractual, ergo sin la voluntad, de una de las partes.

En tanto que hay conciencia de la edad y hay lucro, es evidente: hay estafa. Y con el agravante de ser un canalla que le roba el dinero a un niño, le hace ponerse una chaqueta, decir memeces por la boca, comprarse libros de coach para seguir estafando a más niños.

Muchos preguntáis cómo es posible que los padres no se percaten de los gastos en sus tarjetas. En primer lugar decir que se percibe apoyo familiar en alguno de ellos… pero no es necesario para hacer el pago. Se puede hacer en efectivo, por ejemplo, en un locutorio.

A muchos no os queda claro el producto que oferta InCruises. No he querido desarrollar porque se trata de un señuelo irrelevante, quería centrarme en la captación de menores y ¡xq otros lo han explicado ya muy bien!

¿Cuántas como estas conoces?

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!